«El camino de los éxitos recién comienza» – GENTE Online
 

"El camino de los éxitos recién comienza"

Actualidad
Actualidad

Cuando el médico le informó al matrimonio Coria que en la panza
de Graciela se estaba gestando un varoncito, Oscar, el padre de la criatura, no
dudó un segundo: “Se va a llamar ‘Guillermo’ porque
el deportista más grande que tuvo nuestro país fue Vilas”
.

Pasaron 21 años y aquel proyecto de bebé es todo un hombre que deslumbra
con su destreza en el court central del Club Rothenbaum, y se adjudica el Masters
Series de Hamburgo, el mismo torneo que el Gran Willy –aquel de quien heredó
el nombre– conquistó hace 25 años.

Guillermo Coria –de él se trata– fue el protagonista principal
de un hecho histórico: por primera vez un país aportó los
cuatro semifinalistas de un torneo Master Series –los más importantes
después de los cuatro Grand Slam–. Y ese país fue la Argentina.
“Por todo lo que significa, tanto personalmente como para mi país,
éste es un sueño del cual no quisiera despertarme nunca”
,
cuenta Coria, pocas horas después de derrotar en la final al cordobés
Calleri, y agrega: “En el último punto ante Agustín me pasaron
muchas cosas por la cabeza. El esfuerzo personal, el de mis entrenadores, el de
mi familia y la alegría que mi victoria le puede dar a la sufrida gente
de mi provincia, Santa Fe. A ellos les quiero dedicar el triunfo”
.

Este torneo alemán va a marcar un antes y un después en la carrera
del chico de Venado Tuerto. Con tal resultado, El Mago alcanzó su mejor
ranking: 7 del mundo, un lugar que sólo superaron Vilas y José Luis
Clerc. Además, el octavo en la clasificación mundial es David Nalbandian,
su compañero de aventuras tenísticas desde los 16 años. Semejante
avance no deja de sorprender, ni siquiera al propio Coria. “Siempre me
puse metas cortas, aquellas que si bien requieren de mucho esfuerzo, son posibles
de realizar. Este año había arrancado en el puesto 45 del ranking
y me había propuesto entrar entre los 20 primeros. Creo que lo logré,
¿no?”

El primer gran logro de Coria pone en un afortunado aprieto a Gustavo Luza, el
capitán del equipo argentino, con vistas a la próxima semifinal
de la Copa Davis contra España. En la actualidad dispone de cinco argentinos
entre los primeros 23 del ranking mundial. “Guillermo está en un
muy bien nivel y pareciera que su tenis no tiene techo
–dice Luza–.
Ya estuvo convocado para el partido con Rusia, pero por un problema de ampollas
debió desistir. Ahora arranca con las mismas posibilidades que todos, pero
el hecho de estar dentro de los 10 primeros es algo para tener en cuenta”
.

Ganar la Copa Davis –algo que la Argentina nunca consiguió en su historia–
desvela a cualquier tenista. Guillermo Coria no es la excepción, y ve como
“un sueño” integrar el equipo que juegue en la Madre Patria:
“Desde que agarrás una raqueta y te anotás en un torneo,
lo hacés pensando en la Davis. Por eso me dio mucha pena tener que decir
que no a la convocatoria anterior. Pero evalué que peor sería abandonar
en medio de un partido y perder algún punto que nos pudiera dejar afuera.
Ahora sé que tengo que mantener este nivel para tener otra oportunidad”
.

Antes de Roland Garros –el gran objetivo de todos los tenistas argentinos
en el circuito–, Coria regresó a la Argentina apenas por unos días
para estar con su familia, sus amigos y para ver a River en la Copa Libertadores.
Su fanatismo es tal que siempre lleva un collar con el escudo del club y una pulsera
roja y blanca. La misma veneración que tiene por los millonarios es la
que lo une con su gran ídolo: “Es un orgullo que quieran compararme
con el gran Guillermo Vilas. Pero yo recién gané dos torneos. ¡El
todavía me lleva 62! ¡Si llego a conseguir la mitad de esos títulos,
no lo voy a poder disfrutar porque, antes, me muero de la emoción!”

–Guillermo, ¿en cuánto creés que te puede cambiar
el hecho de haber llegado a ser top ten?

–Todavía no lo sé porque no tuve tiempo de estrenar el puesto.
Lo único seguro es que el camino de los éxitos recién comienza,
y que el sueño de ser número uno está cada vez más
cerca.

por Sergio Oviedo
fotos Christian Beliera, archivo Atlántida y AFPA los 21 años, Coria se convirtió en el mejor del país. El domingo no sólo se quedó con el torneo de Hamburgo sino también con un premio de 400 mil euros. Arriba, en la entrega de premios, junto al cordobés Calleri, a quien derrotó en la final por 6-3, 6-4 y 6-4. Los otros semifinalistas también fueron argentinos: David Nalbandian y Gastón Gaudio.

A los 21 años, Coria se convirtió en el mejor del país. El domingo no sólo se quedó con el torneo de Hamburgo sino también con un premio de 400 mil euros. Arriba, en la entrega de premios, junto al cordobés Calleri, a quien derrotó en la final por 6-3, 6-4 y 6-4. Los otros semifinalistas también fueron argentinos: David Nalbandian y Gastón Gaudio.

Este año ya jugó dos finales de Masters Series; en la primera cayó en Montecarlo ante el español Ferrero, y el domingo se desquitó ante Calleri.

Este año ya jugó dos finales de Masters Series; en la primera cayó en Montecarlo ante el español Ferrero, y el domingo se desquitó ante Calleri.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig