“El amor de mis hijos me convirtió en mejor anfitriona” – GENTE Online
 

“El amor de mis hijos me convirtió en mejor anfitriona”

Actualidad
Actualidad

Ante las velas, respeto. Mientras chispeaban, se dijo a sí misma: “Cuidado con lo que deseás, porque se cumple”. Y lo que podría haber sido la escena final de un cuento que tantas veces se contó desde niña, “fue un recomenzar desde el agradecimiento”. Ya había soltado sus peticiones al Universo. Naturalmente, las explicó diciendo: “Desde ahora, todo lo que pido es por y para mis hijos”. El despertar del 2 de marzo tuvo sabor a paz interior. “Este cumpleaños fue muy fuerte en emociones: el primero como mamá, como dueña de un teatro y anfitriona de un encuentro masivo, que unió elencos y me reconcilió con gente con la que ya ni sabía por qué me había distanciado. Fue un verano de unión, y le atribuyo a la maternidad esa sensación de paz interior”, confiesa Florencia de la V. “Y todo eso hizo al espíritu de la gran celebración”.

FIESTA, QUE FANTASTICA ESTA FIESTA... Fue la frase que twitteó en el trayecto desde el escenario del Melos –su teatro, donde protagonizó Qué gauchita mi mucama– a la pista de Zebra, disco que fue cerrada especialmente para agasajarla por sus amigos Jonás y Glenda Testi, hijos de Mario, el fundador de la Meca de la diversión cordobesa. Su vestido largo de recepción tuvo la firma de Diane von Fürstenberg. Lo compró en Nueva York, como sus zapatos Louboutin y su cartera Judith Leiber. En mitad de la fiesta reaparecería con otro diseño de igual marca, ya entregada a la música disco. El marco: tres mil rosas rojas arrivadas desde Buenos Aires y cientos de hojas de Adán distribuidas en doscientos fanales. El menú, a imagen y semejanza de sus preferencias: sushi, bruschettas y empanadas criollas soufflé –sus preferidas–, y un fin de fiesta a infinita carta de pizzas, entre copas de Malbec y litros de champagne, protagonista de la nutrida barra.

“PRODUZCO MIS PROPIAS PELICULAS”. Eso se le escuchó decir a Florencia en charla con Aníbal Pachano, a quien redescubrió y agregó a la lista de sus afectos. Mientras, se fundía en abrazos con Nazarena Vélez, alguna vez rival suya cuando compartían trabajo con Gerardo Sofovich. De la V se refería a sus “pequeños lujos”. A saber, el grupo To.P.T, integrado por ex rugbiers que comenzaron cantando para conseguir fondos que financiaran sus viajes deportivos, y terminaron convirtiéndose en infaltables en reuniones de la High cordobesa. Divirtieron al público con covers latinos. Además, la jazzera Delfina Oliver hizo lo que Flor tanto esperaba. “La traje desde Buenos Aires porque no hay otra como ella”, dijo. “En mi cumple me gusta mimarme”. La gran sorpresa: en medio del festejo, Pachano –liderando el elenco de Smail–, sorprendió a la homenajeada con su número favorito: el homenaje a Valeria Lynch.

EL AFTER PARTY MAS AMADO. Las luces del día no desanimaron. Al llegar a casa, Paul e Isabella esperaban a mamá. “Desayuné con mis amores, en un festejo íntimo e inigualable. ¡Hasta les di de probar un poco de torta! Descubrí que les encanta el dulce. Sentí que ese momento era de ellos y no me importó dormir: les dediqué el día entero. Lloré con ese primer canto, mientras sus palmitas se agitaban. Fue un festejo muy nuestro”, confesó. Se despidió de las sierras pensando en rearmar valijas. “Nos vamos los cuatro de puro descanso, shopping y mimos continuos”, dijo Flor ya con la mente en Nueva York y Miami. Al regresar la espera el gran final de su obra en Carlos Paz –en Semana Santa–, la oferta para desembarcar en la calle Corrientes y el debut de su ciclo La Pelu en Telefe. “Pero esperen... Ahora es mi tiempo de full-mamá”.

Dos de marzo. Aunque todo lo que había deseado se cumplió, Flor sigue deseando. Pero “ahora todo es por y para ellos”, dice junto a sus pequeños. En su casa de Costa Azul, su marido Pablo y los pequeños Paul e Isabella –6 meses– la despertaron con obsequios: pulsera y foulard de Hermès, flores y sus cupcakes favoritos.

Dos de marzo. Aunque todo lo que había deseado se cumplió, Flor sigue deseando. Pero “ahora todo es por y para ellos”, dice junto a sus pequeños. En su casa de Costa Azul, su marido Pablo y los pequeños Paul e Isabella –6 meses– la despertaron con obsequios: pulsera y foulard de Hermès, flores y sus cupcakes favoritos.

Dress code: full black. A su derecha, Gladys Florimonti, Matías Almeyda y Floppy Tesouro –figuras de su obra Qué gauchita mi mucama–. A su izquierda: incondicional, su marido, Pablo Goycochea, Iliana Calabró y amigos que sumaron sus aplausos al “¡que los cumplas feliz!”.

Dress code: full black. A su derecha, Gladys Florimonti, Matías Almeyda y Floppy Tesouro –figuras de su obra Qué gauchita mi mucama–. A su izquierda: incondicional, su marido, Pablo Goycochea, Iliana Calabró y amigos que sumaron sus aplausos al “¡que los cumplas feliz!”.

De la V congregó a los elencos 2012.Flor bailó escoltada por Calabró, Capristo, Tesouro, Alé, Almeyda y La Barby.

De la V congregó a los elencos 2012.Flor bailó escoltada por Calabró, Capristo, Tesouro, Alé, Almeyda y La Barby.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig