«Durante el verano, la gente se anima a vivir lo prohibido» – GENTE Online
 

"Durante el verano, la gente se anima a vivir lo prohibido"

Actualidad
Actualidad

En pocos días comenzará el éxodo de la ciudad a la playa. Puede ser hacia las clásicas arenas de Mar del Plata, las fashion de Pinamar, las exclusivas de Punta del Este, o las exóticas de Brasil. Entonces renacen los rituales, los códigos para llamar la atención, ratonear, acelerar corazones ajenos. Y Carolina Oltra (19), modelo nacional con carrera en vertiginoso ascenso, s abe bien de qué se trata, porque transita esa edad en la que ser parte de la movida resulta una tarea impostergable. ¿Temas para preguntarle? Del verano y el sexo, de los hombres en el verano, de las mujeres y sus obsesiones por lucir un cuerpo soñado, de la moda, de los lugares y las tribus. De…

-… Arranquemos por el principio: ¿cómo eran tus veranos de chica?
-Ibamos a Punta del Este con mi familia (su mamá Silvia Fortabat y su papá Silvio Oltra). Por la noche, la salida era caminar por Gorlero, pasear por la feria de artesanías y hacerme pulseritas con el nombre del chico que me gustaba. La playa de moda era la Parada 30 de La Brava. Es más, la primera vez que fui a bailar tenía 13 y lo hice en la matinée de La Morocha.

-De la noche al día. Ahora que creciste, ¿te sumaste a la tendencia del topless?
-Sí, en mi casa hago topless. Me gusta quemarme sin marcas. Aparte, mostrar las lolas… Tengo cero complejos con mi cuerpo. Pero en las playas argentinas es imposible sacarse el corpiño. Te miran como un bicho raro e, incluso, en muchos lados está prohibido.

-¿Y qué pasa en Miami o Europa?
-Es diferente. En Europa hacer topless es lo más natural del mundo, lo practican mujeres de todas las edades sin importarles lo estético. Acá la gente es demasiado criticona. Estamos mirando al otro para encontrarle un defecto. Las chicas hasta se maquillan para ir a la playa. Yo no me hago drama. Mi look es ojotas, bikini y remerita.

-¿Y la microbikini, qué?
-Me encanta, es cómoda y ayuda a mi trabajo porque tengo que tener un bronceado parejo.

-Para ellos, ¿short o zunga?
-La zunga no me resulta atractiva. Prefiero el hombre con short o, mejor aún, con una bermuda. Es lo que mejor les queda.

-¿Dónde preferís conocer a un muchacho, junto al mar o dentro del boliche?
-La playa es el ambiente más natural para conocer, conversar y, si da, organizar una salida. En cambio, en el boliche, los pibes están borrachos, sacados.

-Bueno, la playa también es el ámbito propicio para el histeriqueo…
-Sí, porque estás con poca ropa y hay mucho de mirame y no me toques. En mi caso, cuando conozco a alguien, no me fijo tanto en lo físico. Puede ser el pibe más lindo del mundo, pero si no tiene sentido del humor, si no me seduce con su forma de ser, está perdido.

-¿Qué pasa durante el verano con el deseo?
-Cuando llega el calorcito, el amor y el romance renacen, y el deseo es difícil de esconder porque está a flor de piel.

-Dice la leyenda que, de vacaciones, la gente se relaja, pierde las inhibiciones y se da más el sexo fugaz. ¿Qué te pasa a vos?
-Es cierto, durante el verano la gente pierde las inhibiciones y en el sexo, se anima a vivir lo prohibido. Pero yo no me subo a esa moda. No me va el sexo fugaz. Acostarte con un hombre a las horas de conocerlo, es regalarse. No juzgo a los que lo hacen, pero a mí me gusta que la etapa de la conquista dure lo máximo posible. Ni siquiera soy de apretar con un pibe en un boliche. Nunca lo hice.

-La última: ¿qué es lo que más ratonea al argentino, la chica histérica o la que va al frente?
-La chica histérica, la que insinúa más que la que muestra. Así, ratonea más una microbikini que el topless. Por eso te aseguro que este verano la cola le gana a las lolas.

por María Noel Alvarez
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sergio Barbaro
maquillaje: Valeria Pulido, con productos Trucco
peinado: Alejandro, para Roberto Giordano
agradecemos a Ricky Sarkany, Class Life y confitería El Aguila

Con 1,70 de altura y 90-62-90 en medidas, Caro se presenta como una chica normal que prefiere estar cómoda en la playa, antes que mostrarse súper producida.

Con 1,70 de altura y 90-62-90 en medidas, Caro se presenta como una chica normal que prefiere estar cómoda en la playa, antes que mostrarse súper producida.

Cuando llega el calorcito, el amor y el romance renacen, y el deseo es difícil de esconder porque está flor de piel"">

"Cuando llega el calorcito, el amor y el romance renacen, y el deseo es difícil de esconder porque está flor de piel"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig