Divorcio, golpes y escándalo – GENTE Online
 

Divorcio, golpes y escándalo

Actualidad
Actualidad

CAPÍTULO UNO: LA PELEA. La secuencia transcurre en el coqueto barrio de Las Cañitas. Es el martes 2 de marzo, a las 11 de la mañana. Después de una larga espera (“estuvo más de una hora en la camioneta con sus hijos”, cuentan los testigos), Mercedes Sarrabayrouse la descubre caminando por la calle. Primera sorpresa: Victoria Rodríguez es aún más petisa de lo que imaginaba. La hija de Susana Giménez sabe que sólo tiene algunos segundos para encararla. Baja de la camioneta y apura el paso. En la esquina de Soldado de la Independencia y Jorge Newbery la alcanza. La melliza Petardo (sí, así llaman a una de las protagonistas de esta historia) se sorprende al verla y busca refugio en un bar vecino. ¿Por qué se oculta? Mecha la invita a salir: “No te escondas, sólo quiero hablar con vos”, le dice. Pero cuando Victoria pone un pie en la vereda, Mercedes la toma de los pelos –según el relato de la melliza–, le pega en la cabeza y le grita: “Dejá en paz a mi marido, no arruines a mi familia. ¡Sos una p... de mier...!”.

Vito Rodríguez cae al piso. Una vecina que observó la escena recuerda: “Mercedes la golpeó y la insultó durante un rato largo, delante de sus propios hijos. Algunos vecinos le pidieron que pare, que afloje un poco, pero la hija de Susana estaba enceguecida. Hasta que en un momento, sin decir más, se subió al auto y se fue”.

El culebrón pronto rozó el género policial. Luego del encontronazo, aconsejada por sus amigos y con el apoyo de algunos testigos, Victoria Rodríguez fue hasta la Comisaría 31 (Cabildo 232) para radicar una denuncia contra Mercedes Sarrabayrouse. ¿Los cargos? “Agresiones, amenazas coactivas y daño moral”. Esta historia continuará en Tribunales. Un amigo de la Petardo anticipó a GENTE que la joven esconde algunos ases en la manga: “Tengo guardados todos los mensajes que Mercedes le mandó a Vito. ¿Qué dicen? De todo. ¡Si hace cuatro meses que la está persiguiendo y amenazando!”. Cuando el escándalo hizo eco en la televisión, Victoria Rodríguez viajó a Mar del Plata, su ciudad natal. Pero pronto debió regresar a Buenos Aires para atender su trabajo (vende ropa en un local de sus padres). Para evitar a los fotógrafos, se refugió por unos días en una quinta de Del Viso.

¿QUIEN ES ESA CHICA? Victoria Rodríguez tiene 29 años. Y una hermana melliza que se llama Soledad. Son bajitas, es cierto. Pero tienen una capacidad inaudita para generar todo tipo de fantasías. En 1999 inspiraron al genial Andrés Calamaro, quien les dedicó la canción Victoria y Soledad, editada en el disco Honestidad brutal. Allí dice: “Casi las tuve en un abrazo a las dos,/ pero no hubo lugar para el amor de a tres./ No tengo corazón pero te digo la verdad,/ las mellizas eran lo mejor de la ciudad,/ hubiera sido lo mas triple que se puede pedir./ No basta con vivir, quiero mi parte de Victoria y Soledad”.

Vito Rodríguez salió del anonimato en 2002, con escándalo: GENTE la descubrió en pleno romance con Diego Torres... ¡mientras el cantante estaba en pareja con la colombiana Angie Cepeda! En el vasto tour televisivoz por los programas de chimentos, Gerardo Sofovich las fichó para trabajar en La peluquería de Don Mateo. Y las rebautizó como “las mellizas Petardo”.

En noviembre del 2007 las hermanas posaron desnudas para la revista española Interviú. Después, desinhibida, Vito participó en un reality hot para Playboy TV. Hoy atiende alguno de los locales de sus padres, estudia danzas y protagoniza algunos desfiles en el interior del país.

AMOR DE A TRES. Mercedes Sarrabayrouse (47) y Eduardo Celasco (45) se casaron hace 16 años. Tienen dos hijos: Lucía (16) y Manuel (14). Durante un tiempo vivieron juntos en una mansión de Barrio Parque (a pocos metros de la de Susana Giménez, claro). Y, coinciden todos, fueron “una familia feliz”. Hasta septiembre de 2006, cuando el matrimonio tuvo su primera crisis importante. Eduardo abandonó la casa por un tiempo. Volvió poco después, con la promesa de que las cosas iban a cambiar. Pero las cosas fueron empeorando.

Algunos dicen que la relación entre Eduardo Celasco y Victoria Rodríguez habría comenzado hace tres años. Pero la realidad indica que recién hace cinco meses Celasco decidió irse de la mansión familiar. ¿Dónde fue a vivir? Al barrio Las Cañitas. “Para estar cerca de su joven novia”, aseguran. Parece que la relación entre Eduardo y Vito va en serio. Se presentan como novios, salen con amigos y no temen a los paparazzi. Durante el último verano se fueron juntos de vacaciones a Punta del Este. Un dato que no es menor: Vito todavía no conoce a los hijos de Eduardo.

Quienes comparten la intimidad del matrimonio Celasco aseguran que los dos querían un divorcio sin escándalos. Pero las fotos de Eduardo y Vito juntos (las primeras aparecieron en noviembre de 2009) sorprendieron y golpearon a Mercedes. De allí a la bronca, un solo paso.

DE MADRE A HIJA. Algunos dicen que hay cosas que se heredan. El mismo día que Mecha encaraba a Vito, Susana Giménez entraba al Instituto Zaldívar, en Mendoza, para someterse a dos intervenciones oftalmológicas con el reconocido doctor Roberto Zaldívar. La operación resultó exitosa. El miércoles 3 habló con GENTE:

–Susana, hacía mucho que no te veíamos por Mendoza.
–Sí, me vine a operar de la vista. Ahora veo fantástico.

–¿Te quedás para la Fiesta Nacional de la Vendimia?
–No, porque no me puedo maquillar los ojos. Pero me siento brutal: anoche estuve con la computadora hasta la una de la mañana, sin anteojos... ¡y vi todos los colores!

–Entonces habrás leído, en los distintos portales de noticias, acerca de la pelea que tu hija Mercedes habría tenido con una modelo.
–Me acabo de enterar en este instante. No me lo dijeron antes, para que no me pusiera nerviosa. Pero voy a saber todo lo que pasó cuando llegue a Buenos Aires.

–No debe resultar fácil enterarte de que tu hija está en crisis.
–Mecha es la persona más importante de mi vida.

–¿Qué consejo le darías a Mercedes en este momento?
–Es difícil dar consejos, porque las vivencias son intransferibles. ¿Les hiciste caso a tus padres en todo lo que te aconsejaron? Seguramente no. Pero siempre trato de acompañarla. Después, que haga lo que quiera, es grande... No me puedo meter en todo, aunque consejos siempre le doy. Pero las mujeres no siempre somos las culpables: los hombres también aportan lo suyo.

LOS DÍAS DESPUES. Vito Rodríguez no habla con la prensa. “No quiero irritar a la familia de Eduardo”, se excusa. Luego del escándalo dejaron de verse, pero estuvieron comunicados todo el tiempo. ¿Qué hicieron? Vito pasó el fin de semana recluida en la casa quinta de Del Viso, mientras que Celasco visitó a sus hijos en la casa de Barrio Parque. Sin embargo, el divorcio ya está en trámite. Y, esta vez, parece que no hay vuelta atrás. El final feliz que Susana Giménez soñó para el matrimonio de su hija habría quedado en el olvido.Mecha Sarrabayrouse y Eduardo Celasco ya no comparten la casa de Barrio Parque: se separaron hace cinco meses. Sin embargo, algunos aseguran que la relación entre Eduardo y Victoria Rodríguez ya cumplió tres años.

Mecha Sarrabayrouse y Eduardo Celasco ya no comparten la casa de Barrio Parque: se separaron hace cinco meses. Sin embargo, algunos aseguran que la relación entre Eduardo y Victoria Rodríguez ya cumplió tres años.

Eduardo Celasco busca una nueva oportunidad. Conoció a Vito hace tres años, cuando estaba en crisis con Mercedes, pero recién hace cinco meses se fue de la casa de Barrio Parque y alquiló un departamento en Las Cañitas, cerca de la casa de su chica. Compartieron sus últimas vacaciones en Punta del Este y los allegados dicen que la cosa va en serio.

Eduardo Celasco busca una nueva oportunidad. Conoció a Vito hace tres años, cuando estaba en crisis con Mercedes, pero recién hace cinco meses se fue de la casa de Barrio Parque y alquiló un departamento en Las Cañitas, cerca de la casa de su chica. Compartieron sus últimas vacaciones en Punta del Este y los allegados dicen que la cosa va en serio.

Mecha se encargó de sus hijos y, sin aclarar nada, siguió con su vida. El domingo 7 y el lunes 8, Eduardo fue hasta la casa de Barrio Parque para ver a sus hijos. Después volvió a su departamento de soltero en Las Cañitas. Vito Rodríguez se refugió en Del Viso durante el fin de semana. Reapareció el lunes desayunando en Palermo.

Mecha se encargó de sus hijos y, sin aclarar nada, siguió con su vida. El domingo 7 y el lunes 8, Eduardo fue hasta la casa de Barrio Parque para ver a sus hijos. Después volvió a su departamento de soltero en Las Cañitas. Vito Rodríguez se refugió en Del Viso durante el fin de semana. Reapareció el lunes desayunando en Palermo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig