Diego & Rocío juntos – GENTE Online
 

Diego & Rocío juntos

Actualidad
Actualidad

¿Separados? Ni un poquito. ¿Enojados? Nada de eso. ¿Enfrentados? Sí, a cara de perro... pero sólo por el fútbol. Diego Maradona (55) y Rocío Oliva (26) no tardaron en despejar los rumores de que estaban en plena crisis. Y pasaron un lunes feriado a puro deporte, rodeados de amigos, en un complejo cercano a Nordelta, en Tigre. Sobraron mimos, abrazos apasionados, agarrones cariñosos apenas interrumpidos porque, al encontrarse en diferentes equipos, se sacaban chispas dentro de la cancha. “Estoy genial con Ro... Nos tienen envidia, eso es lo que pasa”, aseguró el Diez en declaraciones al programa Los ángeles de la mañana. Acto seguido, le estampó un sonoro beso a su novia, como para dejar claro que la relación no tiene fisuras. Al mismo tiempo, le restó importancia a la alocada versión que circuló en la web (hablaba de que Diego se había suicidado) y retrucó: “Hay que tener cuidado con estas cosas, porque son temas serios. Gianinna escuchó lo que se decía y me llamó llorando... Yo estaba durmiendo en mi casa... Una locura”, contó Maradona, quien a pesar de la situación estaba de muy buen humor. Rocío, igual de sonriente, no dejó nunca de abrazarlo. 

Muy cerca también se encontraba Jana (20), la hija menor del crack, a su vez muy pegada a su novio, Gabriel. El muchacho, que trabaja en una estación de servicio, se reveló como muy buen jugador de fútbol y tiró paredes con el Diez. Inolvidable. 

Súper competitivos, futboleros de ley, Diego y Rocío no se perdonaron una: que foul acá, que foul allá, que vos no protestes, que... Muy divertido. Igual, tras cada discusión, terminaban a los abrazos y los besos, como dos adolescentes apasionados. Llegaron al complejo deportivo minutos después de las ocho de la noche, junto con varias amigas de Oliva. Se cambiaron a un costado, hicieron un breve calentamiento y ¡a la cancha! Diego, que entraba y salía a su antojo, no pudo con su genio y ensayó varias jugadas con su sello. Rocío, que ya demostró jugando para River que le sobra calidad, no quería ser menos. Todo un show. 

Al final del partido, y lejos de querer entrar en polémicas con Verónica Ojeda, el Diez reiteró su amor incondicional por Dieguito Fernando, el hijo que comparten. “Nunca voy a dejar de estar cerca suyo”, afirmó. Y dejó bien sentado que, hoy por hoy, su relación con Rocío lo hace súper feliz. Su amplia sonrisa, después de meter un par de goles, lo decía todo. 

 

Fotos: Movilpress. 

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig