“Diego no es el típico jugador de fútbol” – GENTE Online
 

“Diego no es el típico jugador de fútbol”

Actualidad
Actualidad

Despuntaba el 2008 cuando Zaira Nara (19) y Diego Forlán (29) cruzaron miradas en la porteña disco Rumi. Que se entienda: sólo fue una presentación cordial, una gentileza entre una dama y un caballero. Seis meses después –el viernes 30 de mayo, una noche antes del casamiento de Wanda y Maxi López– se reencontraron en el mismo lugar. ¿Por qué? Tal como había sucedido meses atrás, la menor de las Nara salió con su amiga, la modelo Marcela Bruno, novia del periodista deportivo Germán Paoloski, íntimo de la estrella del fútbol uruguayo, el mejor de ese país en la última década.

Esos dos encuentros alcanzaron para que comenzaran los rumores de noviazgo. Pero enseguida Zaira aclara: “Con Diego nos conocemos por nuestros amigos, pero nunca tuvimos una cita de a dos”. Sin embargo, acepta que Forlán le hizo echar por tierra los prejuicios que ella tenía respecto de los futbolistas. “Es tranquilo, muy perfil bajo. No le interesa el ambiente, es un chico de su casa. Lo conozco poco, y no sé si es por la crianza que recibió, pero tiene otros códigos. No se metió nunca en escándalos”, enumera la morocha. Si bien Zaira fue chica de tapa en diferentes revistas, Diego conquistó los mayores elogios por su desempeño con la camiseta de la selección de Uruguay: en la última fecha de las Eliminatorias marcó los tres primeros goles del 6-0 a Perú. Según la prensa de su país, Cachavacha “cambió el gesto adusto por la sonrisa”.

¿Sabrían que del otro lado del charco una modelo 90-58-90 podría haberlo iluminado? Hijo de Pablo Forlán (campeón mundial con Peñarol en 1966) y nieto por línea materna del entonces entrenador Juan Carlos Corazo, el rubio delantero cuenta: “En mi casa la tradición marca que a un asado le sigue un picadito. Para un uruguayo el fútbol es todo: no podemos vivir sin el”. ¿Un breve repaso de la carrera del goleador? En la Argentina brilló en Independiente, que lo vendió nada menos que al Manchester United; del club inglés pasó al Villarreal español (donde anotó 57 goles), y desde 2007 integra el plantel del Atlético de Madrid (a los “colchoneros” le costó 21 millones de euros). Pero hay que remontarse a su adolescencia para conocer su jugada más importante: en 1991 se decidió a ser futbolista profesional, y comenzó su carrera en Peñarol para colaborar con el tratamiento que necesitaba su hermana Alejandra, víctima de un accidente automovilístico. Esa sensibilidad nunca lo abandonó: desde 2005 es embajador de UNICEF en Uruguay.

Sencillo pero elegante, con su 1,75 de altura, el goleador tiene otras pasiones: el tenis, el golf y la literatura (José Saramago, Gabriel García Márquez y Jorge Bucay son sus autores preferidos). También, visitar a sus amigos: por eso el sábado 21 de junio llegó hasta la casa del empresario Marcelo Mazzini, en San Isidro, donde compartiría un picadito. A las siete de la tarde se sumaron las esposas/novias/amigas, y fue el propio Diego el que puso manos en la masa: preparó un bizcochuelo de chocolate y dulce de leche que Zaira probó y elogió. “Nos llamó mucho la atención tanto revuelo. Nunca me interesó ser protagonista de ningún romance mediático, pero parece que porque mi hermana se casó con un futbolista a mí me tienen que vincular con otro”, dice la menor de las Nara, modelo de Chekka (donde evaluan cambiarle el look para una campaña internacional), actriz en la obra El libro de la selva –junto a Darío Lopilato– y en El último vuelo de la medianoche, el programa de Fabián Gianola, por América. “Cuando digo que no me gustan los futbolistas es por lo que todos sabemos: que salen con chicas de la noche. En ese sentido, Diego es diferente. Y no hay nada más que agregar”, remata.

Mientras tanto, el rubio Forlán disfruta de sus vacaciones familiares en su chacra de Punta del Este. Recién el 12 de julio deberá cruzar el Atlántico con destino a Madrid. ¿Visitará antes a sus viejos conocidos (y a su nueva amiga) del otro lado del río?Los presentaron amigos en común, que quieren ser celestinos de la dupla. Zaira y Diego, por ahora, se limitan a compartir encuentros en grupo.

Los presentaron amigos en común, que quieren ser celestinos de la dupla. Zaira y Diego, por ahora, se limitan a compartir encuentros en grupo.

El sábado, Forlán se reunió con amigos para un picadito. Más tarde se sumaron las chicas –Zaira incluida– y Diego las homenajeó con una torta casera.

El sábado, Forlán se reunió con amigos para un picadito. Más tarde se sumaron las chicas –Zaira incluida– y Diego las homenajeó con una torta casera.

Después de lucirse en Independiente, Manchester y Villarreal, ahora descolla en Atlético de Madrid. Con la celeste, la semana pasada le convirtió tres goles a Perú. Para los críticos, es el mejor futbolista uruguayo del siglo XXI.

Después de lucirse en Independiente, Manchester y Villarreal, ahora descolla en Atlético de Madrid. Con la celeste, la semana pasada le convirtió tres goles a Perú. Para los críticos, es el mejor futbolista uruguayo del siglo XXI.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig