Día Mundial del Corazón: la historia de Mía inspira a tomar conciencia sobre la prevención ante los síntomas en niños – GENTE Online
 

Día Mundial del Corazón: la historia de Mía inspira a tomar conciencia sobre la prevención ante los síntomas en niños

En el Día Mundial del Corazón el Hospital Garrahan llama a tomar conciencia sobre los problemas cardíacos en niños. En Argentina la causa más común de trasplante cardíaco pediátrico es la miocardiopatía.
Actualidad
Actualidad

Como cada 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. Esta fecha fue elegida por ​la Federación Mundial del Corazón con el apoyo de la OMS y la UNESCO  para concientizar sobre afecciones cardíacas en todo el mundo, y así generar prevención, diagnósticos y tratamientos oportunos para los pacientes. 

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en el mundo, con unos 18,6 millones de fallecimientos al año. Existen muchos tipos de patologías que afectan el funcionamiento del corazón, las mismas pueden ser adquiridas, congénitas, de origen virósico, entre otras. Por lo que lo determinante para acceder a un trato correcto y a tiempo es prestar atención a los síntomas que presenta el cuerpo. 

Desde el comienzo de la pandemia, los chequeos médicos disminuyeron en niveles similares en todas las edades. Esta caída se tradujo también en consultas y estudios sobre el corazón y su salud. Por esta razón es que este año, la campaña del Día Mundial del Corazón tiene como objetivo que la comunidad se concientice sobre la importancia de combatir estas afecciones y puedan prevenirlas a través de controles habituales y hábitos saludables. 

“Las y los pacientes pediátricos con enfermedades cardíacas presentan alertas que indican su presencia. Estas pueden ser dificultades en el crecimiento, falta de apetito, irritabilidad, cambios en la coloración de la piel, respiración y frecuencia cardíaca más rápida que otros niños y niñas de su edad”, explica la jefa del equipo de Trasplante Cardíaco del Hospital Garrahan, Dora Haag . 

“Son signos clínicos que pueden detectar los pediatras en los controles, lo que convierte a las visitas médicas en fundamentales para llegar al diagnóstico de la enfermedad y establecer el tratamiento adecuado”, resaltó la doctora Haag.El Hospital Garrahan atiende en promedio alrededor de 10 mil consultas en el servicio de Cardiología y 450 cirugías cardiovasculares por año.

Mía M. un ejemplo en la lucha de enfermedades cardíacas

Mía M., paciente del Hospital Garrahan, a los seis meses le fue detectada una miocardiopatía dilatada originada por un virus. Su cuadro era complejo, pero la atención de Patricia, su mamá, a ciertos síntomas hizo que pudiera ser diagnosticada a tiempo.

“Empecé a notar que Mía tenía dificultad para respirar y problemas en la alimentación. La veía agitada y no quería ni tomar la teta. Ahí la llevé a la guardia, le realizaron estudios y me dijeron que tenía el corazón más grande de lo normal. Se hicieron más estudios y consultas hasta que el personal médico dio con el diagnóstico, miocardiopatía dilatada, contó Patricia, mamá de Mía. 

“En ese momento Mía todavía tenía posibilidades de ser tratada con medicación, pero luego de tres meses de este tratamiento y de no obtener la respuesta necesaria, nos dijeron que la última opción era el trasplante”, relató la madre de la paciente. 

Tras un tiempo en lista de espera apareció su donante y se realizó la intervención satisfactoriamente. Su caso fue atípico, una cirugía que normalmente demora un mínimo de ocho horas, en el caso de Mía llevó cuatro, con una recuperación tan rápida que sorprendió a todos los especialistas. 

“El trasplante de corazón es el tratamiento estándar para las y los niños con insuficiencia cardíaca en etapa terminal. Los diversos rangos de edad, diagnósticos y variaciones continúan desafiando el desarrollo de prácticas basadas en la evidencia y nuevas tecnologías. Los resultados en la era más reciente son excelentes, especialmente con el uso más generalizado de los dispositivos de asistencia ventricular”, asegura Pablo García Delucis, jefe de servicio de Cirugía Cardiovascular, Trasplante Cardíaco y Vascular Periférico.

Los diagnósticos primarios previos al trasplante han evolucionado. La cardiopatía congénita sigue siendo la más común en bebés menores de un año, aunque la proporción de receptores infantiles con miocardiopatías se ha duplicado a casi el 40% en la era más reciente. En pacientes mayores, las miocardiopatías siguen siendo el diagnóstico predominante.

El Hospital Garrahan realiza un promedio de 10 trasplantes por año. El número de trasplantes cardíacos pediátricos notificados en el registro de la Sociedad Internacional de Trasplante de Corazón y Pulmón (ISHLT) ha aumentado con el tiempo de 442 en 2004 a 684 en 2015. En Argentina la causa más común de trasplante cardíaco pediátrico es la miocardiopatía.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig