“Detrás de todo pequeño hombre hay una gran mujer” – GENTE Online
 

“Detrás de todo pequeño hombre hay una gran mujer”

Actualidad
Actualidad

Jorge: Yo gasto menos de celular. Andrea: ¡Yo gasto menos, querido! Jorge: A ver. ¿De cuánto fue tu última cuenta? ¿Cuánto llevás en el año? Andrea: Vos sos perfecto, salvo por tu particular manera de manejar tus tiempos.
Jorge: Y vos también, salvo por tus dotes culinarias.
Andrea: ¿Te alcanza?
Jorge: ¿Me preguntás a mí?
Andrea: Al periodista.

–¿Pregunta si nos alcanza?
Andrea:
¿No me pediste un par de fotos y una breve descripción de mi marido para incluir en la nota?
–Bueno, una breve descripción. Cuatro o cinco frases. A mayor cantidad... Usted sabe. Trabaja de productora.
Andrea: Lo que yo sé es que la nota debe ser él, no yo.

–¿Podemos pedirle algún testimonio extra y lo convertimos en recuadro?
Andrea:
Okay. Para un recuadrito sí. Ningún problema.
Jorge: ¿Vieron quién lleva los pantalones y el bigote en esta relación?
Andrea: Sin duda, los dos. Y si me permiten, después la seguimos. Tengo reunión de producción arriba. Chau.
Jorge: Chau.

–Chau, Andrea. ¡Hola, Jorge Guinzburg (58, porteño)! No parece casual que la relación con su pareja cumpla la mayoría de edad. Las combinaciones lingüísticas que acabamos de escuchar alcanzan el nivel de las legendarias paredes entre Maradona y Burruchaga en el Mundial de México.

–Justo, si empezamos a salir en 1986.

–¿Qué se puede contar sobre aquel comienzo de la relación que no derive en un reproche similar al de la última semana cuando, desde el control, su media naranja evitó imperante que comentara detalles de aquel lejano suceso?
–¿Qué puedo contar? Nada, en absoluto (carcajada). O que ella trabajaba en Mesa de noticias y yo en La noticia rebelde, que nos cruzábamos en los pasillos de ATC.

–Perdón. Una fuente creíble recuerda que no bien la observaba dejar su oficina, usted le gritaba: “¡Salió la grande!”.
–Jajá, no lo recuerdo. Sí recuerdo que primero se trató de una relación secreta, y que creció rápido, como para que decidiéramos mudarnos juntos.

–¿Andaba a pecho inflado por haber conquistado a la bella y larga Andrea Stivel (44)?
–Sucede que resultaba difícil encontrar a alguien de menor altura que mi 1,59. La búsqueda se reducía a nada. Lo que jamás imaginé es que me enamoraría de una dama de 1,75. Y respecto a lo del pecho inflado, hace 21 años que ando así, porque hallé a una esposa maravillosa, divertida, inteligente; a una idishe mame para mis hijos (Ian, 18, y Sacha, 20), a la mejor productora que conozco. ¿Sueno demasiado pollerudo y baboso?

–Sí. ¿Mejor productora, dijo?
–Exacto. Detrás de un pequeño hombre siempre hay una gran productora; si bien Andrea mostraba su capacidad antes de que nos cruzáramos. Se nota que mamó la escuela de su padre, David, el tipo más importante que ha tenido la televisión argentina.

–¿Y detrás de un pequeño hombre siempre hay una gran mujer, también?
–También, si te sirve para el título. Aunque pienso que la mujer acompaña, va al lado. Yo juego a ser machista, pero no me considero un machista.

–Revélenos qué otra cosa no se considera.
–Malhumorado. Ni siquiera cuando me levanto o como poco; por ejemplo ahora, que inicié una dieta. Bajé de 78 a 70 kilos y pretendo quedar en 66. Tampoco me siento un chinchudo. Sí medio explosivo.

–Defínase en el rol de jefe.
–Generoso, en general, y exigente, en particular. Los equipos de trabajo que armo suelen convertirse en clubes de amigos.

–Mencionó la palabra trabajo.
–¿Vos también me vas a retar?

–¿Quién más osa animarse?
–Retar, bueno, a Andrea le preocupa un poco que luego de mi reciente problema de salud, y aún sin haber finalizado Mañanas informales, me haya puesto a preparar el relanzamiento de una obra de teatro en Carlos Paz y el regreso, a una década del debut, de La Biblia y el calefón.

–Antes de avanzar: ¿cuál fue realmente su problema de salud? En la calle se habló de cáncer.
–No. Quizá lo relacionaron por la muerte de Mario Mazzone y de varios amigos míos que quedaron atrás debido al mismo motivo. Sin embargo, lo mío se debió a un antiguo problema asmático, que derivó en un derrame pleural. Me sentía tan débil que ni pude dedicarme a acomodar papeles y redondear ideas para ciertos libros que pienso escribir.

–Okay, de ahí el reproche de su señora. Apenas se recuperó, metió quinta a fondo.
–Tal cual. Mejoré y me puse a preparar para relanzar pronto, en el teatro Candilejas de Villa Carlos Paz, el music hall Planeta Show (con Wanda Nara, Evangelina Anderson, María Martha Serra Lima, Nacha Guevara, Campi, Bicho Gómez, Anita Martínez, Valeria Archimaut) y los espectáculos infantiles (con Piñón Fijo y con Panam); a planear la séptima temporada de La Biblia y el calefón, y a pensar en la cuarta de Mañanas informales (retornará en marzo a la pantalla) y en su flamante co-conductor.

–¿Regresará sin usted?
–Apareceré en reportajes especiales a gente notable, en sus lugares de nacimiento. No sé, Sabina en Ubeda, Serrat en Poble Sec, Diego en Villa Fiorito.

–Disculpe la insistencia: ¿sin usted en el aire diario?
–Sin.

–Epa. ¿Y anda armando castings, rastreando al nuevo Jorge Guinzburg? Sabe que hay una interesante lista de talentos petisos en nuestro país.
–Mirá, no existe otro Guinzburg, no existe otro Pettinato, no existe otro Tinelli. Busco a alguien que acompañe a Ernestina (Pais), que sea creíble y divertido, pueda llevar adelante una entrevista de actualidad y cree un buen clima laboral. Hay nombres. Prefiero reservármelos. Y aclaro que no pretendo robarle gente a nadie.

–Se baja del tren. Parece que su delicado episodio lo obligó nomás a tomar una decisión, a levantar el pie del acelerador.
–Seguro. Conversé con Andrea y resolvimos que le voy a escapar al invierno. Tomé esa resolución superada la dura experiencia de mayo, cuando regresé de una Miami a 28 grados y aterricé desabrigado en una Buenos Aires de –3. Ahí arrancaron los problemas bronquiales. La pagué demasiado cara y he decidido atravesar la época del frío en el Hemisferio Norte. Incluso, tal vez, hacer un toque en China.

–¿China?
–Diseñé un proyecto especial de dos semanas para transmitir los Juegos Olímpicos 2008 desde Beijing.

–Pero...
–Ya sé. Me lo repite continuamente Andrea: soy incurable.

Así define Jorge a Andrea. Y añade: “Resultaba difícil encontrar a alguien de menor altura que mi 1,59. La búsqueda se reducía a nada. Lo que jamás imaginé es que me enamoraría de una dama de 1,75”.

Así define Jorge a Andrea. Y añade: “Resultaba difícil encontrar a alguien de menor altura que mi 1,59. La búsqueda se reducía a nada. Lo que jamás imaginé es que me enamoraría de una dama de 1,75”.

...de la vida. Andrea Stivel en el control de Mañanas informales (lunes a viernes de 9:30 a 13; Canal 13) riéndose de las monerías de su marido; y en el estudio A, sonriendo a su lado y acercándole material durante un corte. “Mamó del padre, David, su conocimiento televisivo”, sostiene Jorge Guinzburg, que para la próxima temporada del ciclo dejará su lugar en manos de Ernestina Pais y un coconductor que piensa contratar.

...de la vida. Andrea Stivel en el control de Mañanas informales (lunes a viernes de 9:30 a 13; Canal 13) riéndose de las monerías de su marido; y en el estudio A, sonriendo a su lado y acercándole material durante un corte. “Mamó del padre, David, su conocimiento televisivo”, sostiene Jorge Guinzburg, que para la próxima temporada del ciclo dejará su lugar en manos de Ernestina Pais y un coconductor que piensa contratar.

Colecciona lapiceras. Le apasionan los relojes, . No acostumbra apagar el BlackBerry 8800, “mi oficina móvil: contesta mails, lleva mi agenda, llama por teléfono”. Adora viajar. Es amigo de Joaquín Sabina (“El otro día cenó en casa”) y de Carlos Bianchi (“Siente que tiene una deuda pendiente con Boca”). Guinzburg ciento por ciento.

Colecciona lapiceras. Le apasionan los relojes, . No acostumbra apagar el BlackBerry 8800, “mi oficina móvil: contesta mails, lleva mi agenda, llama por teléfono”. Adora viajar. Es amigo de Joaquín Sabina (“El otro día cenó en casa”) y de Carlos Bianchi (“Siente que tiene una deuda pendiente con Boca”). Guinzburg ciento por ciento.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig