Después del rating, llegó la hora de los mimos – GENTE Online
 

Después del rating, llegó la hora de los mimos

Actualidad
Actualidad

Ivi por acá, Ivi por allá, Ivi por todos lados. La novia de Sebastián Ortega (39) es la gran anfitriona de las vacaciones en familia. Se encarga de su hija, Juana (4), y de las hijas de su novio, Paloma (10) y Helena (7). Ellas reclaman su atención: "¡Ahí viene Ivi!", gritan cuando Ivana Figueiras (25) aparece de la casa de su papá, donde paran, en José Ignacio. "Acá están las toallas y los trajes de baño", dice ella para calmar su ansiedad. Paloma y Juana son las primeras en cambiarse. Helena se queda con el padre, que fiel a su estilo sedentario, todavía está sentado en el restó La Huella disfrutando de la sagrada sobremesa. "Hele, vamos a la playa", la seduce Ivi. Pero Hele no se mueve hasta que Sebastián da el primer paso. Diez minutos más tarde, sí, el productor se levanta y enfoca con la vista a su novia, vestida a la moda: el flúo naranja colabora con la búsqueda. Entonces, las tres chicas disfrutan de la arena, del mar y de la familia unida. Ivana es la primera en entrar al agua. Las chicas la siguen. Sebas todavía se resiste al mar.

Al día siguiente, el clima no ayuda, pero el clan se las rebusca. La tranquilidad de José Ignacio en diciembre invita a dar un paseo a pie. El hijo de Palito tiene su temple en armonía. Saluda a los fotógrafos con una sonrisa cada vez que lo interceptan. Son días de paz para él. "Voy a quedarme un mes. Prometo que en algún momento me voy a meter al agua", responde al pedido de los paparazzi. Se va el año y Sebastián recuperó la tranquilidad… Gracias al amor, claro. Flúo y plataformas para Ivana. Sebas, vestido con sus clásicas bermudas, medias y zapatillas. Después de comer, la pareja aprovechó el clima para tomar sol y darse besos.

Flúo y plataformas para Ivana. Sebas, vestido con sus clásicas bermudas, medias y zapatillas. Después de comer, la pareja aprovechó el clima para tomar sol y darse besos.

Lo primero que se avista desde lejos: el bikini flúo de Ivi (así le dicen Paloma y Helena, las hijas de Sebastián, a su novia). Juana, la nena de Ivana, simplemente le dice Sebas a Ortega.

Lo primero que se avista desde lejos: el bikini flúo de Ivi (así le dicen Paloma y Helena, las hijas de Sebastián, a su novia). Juana, la nena de Ivana, simplemente le dice Sebas a Ortega.

Pocas miradas al celular, mucha piel al sol (las curvas de Ivana y los tatuajes de Sebastián): ésa es la receta para el descanso después de un intenso 2012.

Pocas miradas al celular, mucha piel al sol (las curvas de Ivana y los tatuajes de Sebastián): ésa es la receta para el descanso después de un intenso 2012.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig