“Después de mi enfermedad entendí que necesitaba tiempo para mí” – GENTE Online
 

“Después de mi enfermedad entendí que necesitaba tiempo para mí”

Actualidad
Actualidad

Con un trago en su mano derecha y un cigarrillo en la izquierda –a pesar de los consejos médicos–, Gustavo Cerati (46) descansa en el parador Movistar Montoya Beach. Las beauties, un clásico de este parador, quieren robarle una mirada al cantante argentino de fama internacional. Esta tarde, la afortunada es Estefanía Fernández, una confesa fanática del artista. El le habla de música y se ríe. De paso, le cuenta que se siente renovado, que el 2006 fue un año intenso para él.

En efecto, a fines de abril fue internado de urgencia por una trombosis en una pierna y tuvo que reprogramar su gira y sus compromisos en Europa. Sus íntimos aseguran que se asustó y que no le quedó otra que “parar la máquina y bajar las revoluciones”. En lo profesional, con su disco Ahí vamos ganó dos Grammy: Mejor Album de Rock local y Mejor Canción de Rock. Y tocó en el mítico The Forum de Londres, escenario que albergó a Madonna, los Stones, Queen. En la encuesta Los elegidos, del suplemento Sí de Clarín, acumuló 30 mil votos, que lo consagraron el gran solista nacional... y le ganó nada menos que a Andrés Calamaro.

Desde hace cuatro años, Cerati pasa el verano en una chacra que compró mientras convivía con Déborah de Corral en la zona del Medellín Polo Club de José Ignacio. El martes 26 llegó al aeropuerto de Punta del Este, y desde entonces se dedicó a pasarla bien con amigos, a gozar de la vida de soltero. Al atardecer suele tomar algo en el deck de la casa que alquiló su íntimo, el RRPP Gaby Alvarez, en Manantiales. De noche frecuenta Tequila o el Kosiuko Rock Bar, ambos en el circuito de la ruta 10 de La Barra.

–¿Qué tiene Punta del Este para que siempre vuelvas?
–Mi casa… (risas). Cuando estoy acá me siento local. Me gusta mucho mi chacra. Ahí me siento bien. Ahora estoy muy concentrado en hacerle arreglos. Por ejemplo, el otro día planté unos árboles. Es un espacio muy especial e íntimo. Tengo a mis perros, los de los vecinos, pájaros… ¡de todo! Es mi lugar en el mundo.

–Te ayuda a desenchufarte...
–Estar acá es muy diferente a Buenos Aires. Allá tengo todo, pero los espacios para la tranquilidad sólo los encuentro cuando vengo a Uruguay.

–Habláme de tus vacaciones. ¿Qué te gusta hacer?
–Soy de pasar mucho tiempo con mis amigos. Varias veces al año hago un par de escapadas y vengo con mi familia. Me relajo. Después de la enfermedad y el susto que tuve este año, entendí que necesito tener un tiempo para mí. Benito y Lisa, mis hijos, están con su madre (la DJ Cecilia Amenábar) en Chile, y llegarán al Este a mediados de enero. Cerati, habitué de Movistar Montoya Beach, donde despliega sus dotes de galán. La tarde del 28 de diciembre, de gran charla con Estefanía Fernández.

Cerati, habitué de Movistar Montoya Beach, donde despliega sus dotes de galán. La tarde del 28 de diciembre, de gran charla con Estefanía Fernández.

Se va Gustavo y se despide con un gesto poco cortés. “<i>Pero con onda</i>”, aclara. Muchas tardes toma algo junto al RRPP de la  playa, Gaby Alvarez, muy amigo suyo.

Se va Gustavo y se despide con un gesto poco cortés. “Pero con onda”, aclara. Muchas tardes toma algo junto al RRPP de la playa, Gaby Alvarez, muy amigo suyo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig