“¿Desnudarme de verdad? Eso queda para mi alcoba” – GENTE Online
 

“¿Desnudarme de verdad? Eso queda para mi alcoba”

Actualidad
Actualidad

Desarrollé el cuerpo a muy corta edad –confiesa haciendo un paneo de su 1,68, sus 57 kilos y sus 85-62-85 en curvas.

–¿Y resultó bueno o malo para usted?
–Depende –piensa mientras se enrula con los dedos un mechón de cabello castaño–. En algo me sirvió, porque siempre me encantó desafiar a la autoridad. Apenas me dicen que no, salto y respondo que sí. Y ni te cuento ahora, que personifico a Sue Storm.

–¿Qué hay para contar?
–Crecí observando a superhéroes hombres. De modo que cuando puedo defender a las exponentes de mi género, dejo salir a la Sue Storm que llevo bien adentro… Y te aseguro que esta Mujer Invisible no pasa inadvertida –arruga el entrecejo Jessica Marie Alba, hija de Mark y Cath (padres con ascendencia mexicana-india-francesa-danesa), hermana de Joshua y la dama más sexy, ardiente y bella de la Tierra y alrededores según numerosas encuestas, entre otras, de las recientes ediciones de las revistas FHM y Maxim.

–Claro que no pasa inadvertida. ¿Lo disfruta o le pesa?
–Uhhh. Me da vergüenza. No uso vestidos llamativos, no tengo las lolas debajo del mentón y tampoco muestro los cachetes de mi cola, a menos que un paparazzo los encuentre en alguna playa. Los desnudos de verdad quedan para mi alcoba. Nada me vincula a los niños de Hollywood acostumbrados a tomar sopa en cucharas de plata. De pequeña jugaba al béisbol, al vóley y al fútbol. Me siento una chica común de los suburbios. ¿OK?, ¿se entiende?

.........................................................................................................

Se entiende. Por cierto, su joven –y nutrida– historia avala a la trigueña muchachita (hoy contratada por la marca de belleza Revlon), nacida el 28 de abril de 1981 en Pomona, California. “Debido a mi singular tono de piel, a la gente se le complicaba ubicarme en una raza particular. Como no era puntualmente latina, blanca, negra ni asiática, quedaba marginada de los grupos. Ergo, me convertí en una nena solitaria”, recuerda. Sus escapes se llamaron escuela (“La terminé a los 16. Asistí a ocho colegios diferentes, a causa de las numerosas mudanzas familiares”) y actuación (“Arranqué a los 12. Apenas si nos alcanzaba el dinero para la gasolina del auto que me acercaba a tomar clases”). A los 13 obtuvo un papel en el film Camp Nowhere, lo que le permitió participar en tres episodios televisivos de El mundo secreto de Alex Mack. Luego, en medio de varios trabajos cinematográficos, intervendría en las series Chicago Hope, Las nuevas aventuras de Flipper y Beverly Hills 90210, hasta encabezar el suceso Dark Angel, del genial James Cameron. Un golazo que duró 42 envíos, de 2000 a 2002, y la transportó al protagónico de Honey (2003), en la pantalla grande, y a brillar en Sin City –La Ciudad del Pecado–, junto a Bruce Willis, Benicio Del Toro y Clive Owen. Acto seguido, su incorporación a Los 4 fantásticos (2005, 320 millones de dólares de recaudación), el estallido internacional y la convocatoria a siete rodajes en dos temporadas: una película estrenada y seis por estrenar. La primera, Los 4 fantásticos y Silver Surfer que, distribuida por 20th Century Fox, llega a la Argentina el jueves 28 de junio.

.........................................................................................................

–Difícil anticipar sus sorpresas –concede la diosa, respecto a la cinta inspirada en los cómics de Stan Lee y Jack Kirby–… Un Auto Fantástico que corre a 885 kilómetros por hora, figuras y efectos jamás vistos, ¡una boda! Hay de todo –celebra.

–Perdón, ¿en su vida también? ¿Incluso un novio?
–Lógico, Cash (Warren, 28, de Los Angeles, hoy su asistente personal), el mejor besador que conozco. Me acompaña en mi carrera y, lo fundamental, no pertenece al medio.

–Usted parece romper el molde. Sólo le falta atestiguar que odia las cirugías y los regímenes y le escapa al gimnasio.
–Me conoces. Nunca pasaré un bisturí por mi rostro, aprendí a comer sano tras una mala experiencia de delgadez y trato de nadar y jugar al golf antes que matarme en las máquinas.

“No tengo las lolas debajo del mentón y tampoco muestro los cachetes de mi cola”, afirma, Jessica, quien cobra tres millones de dólares por película. Y ya rodó 17.

“No tengo las lolas debajo del mentón y tampoco muestro los cachetes de mi cola”, afirma, Jessica, quien cobra tres millones de dólares por película. Y ya rodó 17.

“Nunca pasaré un bisturí por mi rostro. Aprendí a comer sano y hoy trato de nadar y jugar al golf antes que matarme en un gimnasio”

“Nunca pasaré un bisturí por mi rostro. Aprendí a comer sano y hoy trato de nadar y jugar al golf antes que matarme en un gimnasio”

El comienzo del strip tease light que rodó en Sin City, cuyo segundo capítulo pronto comenzará a filmar.

El comienzo del strip tease light que rodó en Sin City, cuyo segundo capítulo pronto comenzará a filmar.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig