“Desde que somos padres, nuestro mundo gira sólo alrededor de Benito” – GENTE Online
 

“Desde que somos padres, nuestro mundo gira sólo alrededor de Benito”

Actualidad
Actualidad

Julieta Ortega (33) e Iván Noble (38) no se pueden relajar. Hace apenas dos horas que llegaron a Mar del Plata y ya quieren pegar la vuelta para Buenos Aires: “¿Llamaste a tu mamá? ¿Cómo está Benito?”, pregunta el ex Caballero de la Quema: “Quedate tranquilo, hablé hace diez minutos y estaba todo bien. Igual, en cinco vuelvo a llamar”, contesta la hija mayor de Palito. Es que la actriz y el músico, hace apenas un año y un mes tuvieron su primer hijo, y eso se nota. Además, es la primera vez que lo dejaron solo en Buenos Aires al cuidado de sus abuelos maternos. Mientras, ellos pasan un día en el espacio Dasani Art Beach. “Como padres inexpertos que somos todavía tenemos muchos miedos. No queremos exponerlo ni a viajes, ni a cosas que, suponemos, pueden generarle un poco de estrés”, asegura Iván. Enseguida, se suma Julieta: “Además, queremos que tenga una vida lo más normal y tranquila posible. El hecho de que seamos personas conocidas, no justifica que él tenga que vivir expuesto ante las cámaras”. Sentados en una reposera en la playa La Morocha, aceptan la charla con GENTE. Y no es una entrevista más, sino la primera que conceden juntos.

–¿Por qué esta vez se animaron a compartir una nota?
Iván:
Porque únicamente aceptábamos hablar de nuestros trabajos. Y si bien nuestras carreras tienen cosas en común, también son bien diferentes.
Julieta: –Por eso, ¡me siento rara al lado de mi marido hablando de nosotros y de nuestro hijo! Algo que nunca habíamos hecho…

–Es que la llegada de un hijo cambia todo. ¿Ustedes sienten que cambiaron bastante desde que está Benito?
Julieta:
Sin dudas. Durante mucho tiempo fuimos protagonistas de nuestras vidas, pero ahora todo cambió. Además, siento que la maternidad me encontró preparada. Llegó justo en el momento en que dejé de mirarme el ombligo, y de pensar que todo tenía que girar alrededor mío. Este fue un hijo muy buscado y muy deseado. Sí, desde que somos padres nuestro mundo gira alrededor de Benito.
Iván: Yo me tuve que acostumbrar a vivir con los ojos llenos de lágrimas tres veces por día. Ayer, por ejemplo, pasaba caminando por su cuarto y lo espié maniobrando con una pelota. Levantó la cabeza, me miró, me sonrió, y se acabó todo: me puse a llorar y no podía parar. Es una especie de amor que te desarma. Básicamente: “¡Llegó el rey!”.

–¿Sienten que también sus trabajos se verán afectados?
Iván:
Sin dudas. En Intemperie, mi tercer disco como solista, que saldrá en marzo, hay una canción dedicada a él que se llama BienBenito. Y ahora arranco la gira por toda la Costa Atlántica y estoy buscando lugar para los tres. No me quiero separar ni un minuto de ellos. Sería insoportable.
Julieta: Yo terminé de grabar El tiempo no para, y un capítulo de Mujeres asesinas, para la temporada de abril. Pero este año me quiero tomar un descanso. Benito está empezando a caminar, y quiero disfrutar de eso. Me quiero meter todos los días en la bañera con él, darle de comer; ser una madre full time.

–Y ustedes, después de cinco años de casados, ¿cómo están?
Julieta:
Muy bien. Nuestras vidas se cruzaron, luego de haber recorrido un largo camino. Los dos éramos personas maduras, y eso se notó en la pareja. De todos modos, no siento que ya está. Por eso le agradezco a Dios cada día que pasa y que estamos juntos. Y como no sé qué pasará en un futuro, trato de disfrutar al máximo todo lo que tengo.

–¿El hecho de que los dos sean artistas, contribuye a esa buena relación?
Iván:
Tenemos oficios “vecinos”, nos entendemos y nos respetamos. Creo que ese es el secreto. Yo la admiro, y veo las cosas que ella hace porque también me gusta como actriz. Aunque, también debo decir, yo no le gusto como músico (carcajadas).
Julieta: –Bueno, no es tan así… Lo que pasa es que yo soy mucho más crítica con su trabajo. Antes de que saque un disco, lo escucho varias veces y opino. Pero el resultado final siempre me gustó. El, en cambio, se mete mucho menos con lo mío. Todo este año que hice El tiempo no para, nos sentábamos a ver los programas y en general, me dijo que le gustaban. Pero no hizo muchos comentarios...
Iván: ¡No, miente! ¡Ella tiene una mirada impiadosa sobre mi trabajo! Igual se lo agradezco: no soportaría tener una mujer en casa cantando mis canciones todo el día.

–Ya que sos una crítica exigente, definime a Iván como padre y esposo…
Julieta:
Como papá es excelente. Lleva a su hijo a la plaza, le cambia los pañales, y trata de estar mucho tiempo con él. Y como esposo, ¿qué te puedo decir? Es el hombre que elegí para estar el resto de mi vida.

–Tu turno, Iván…
–Julieta es una madre en carne viva. Exactamente la mamá que mi hijo necesita.

–¿Y como mujer?
–Oooooh, ¡vos hacés cada pregunta! (carcajadas) La definiría como intensa y difícil. ¡Una mujer difícil, como nos gustan a los hombres! (más carcajadas). No sé... Probablemente sea la persona que me cambió la... (hace un largo silencio). ¡Mejor sólo poné que es una mina intensa: esa es la palabra que mejor la define!

Y, precisamente, los papás primerizos compartieron charla en el espacio <i>Dasani Art Beach</i>, del parador <i>La Morocha</i>. Durante el día que estuvieron en Mar del Plata, llamaron varias veces a su casa, porque era la primera vez que dejaban a su hijo Benito con sus abuelos Palito y Evangelina.

Y, precisamente, los papás primerizos compartieron charla en el espacio Dasani Art Beach, del parador La Morocha. Durante el día que estuvieron en Mar del Plata, llamaron varias veces a su casa, porque era la primera vez que dejaban a su hijo Benito con sus abuelos Palito y Evangelina.

“<i>Como papá, Iván es excelente. Lo lleva a la plaza, le cambia los pañales, y trata de estar mucho tiempo con él. Y como esposo, ¿qué te puedo decir?  Es el hombre que elegí para estar el resto de mi vida</i>” (Julieta)

Como papá, Iván es excelente. Lo lleva a la plaza, le cambia los pañales, y trata de estar mucho tiempo con él. Y como esposo, ¿qué te puedo decir? Es el hombre que elegí para estar el resto de mi vida” (Julieta)

“<i>Julieta es una madre en carne viva. Exactamente la mamá que mi hijo necesita. Y como mujer… es intensa y difícil… No, mejor sólo poné que es una mina intensa…</i>” (Iván)

Julieta es una madre en carne viva. Exactamente la mamá que mi hijo necesita. Y como mujer… es intensa y difícil… No, mejor sólo poné que es una mina intensa…” (Iván)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig