Desafortunado en el juego, afortunado en el amor – GENTE Online
 

Desafortunado en el juego, afortunado en el amor

Actualidad
Actualidad

Sentada en la platea del court central del Estadio Philippe Chartrier, una
rubia deslumbrante observa nerviosa la semifinal del Abierto de Francia que
disputan David Nalbandian (22) y Gastón Gaudio (25). Es viernes en Roland Garros,
y ambos tenistas sueñan con llegar a conquistar el torneo más importante del
mundo que se juega en superficie de polvo de ladrillo.

La impactante mujer aplaude feliz cada passing shot del cordobés, y sólo intenta
una mueca de resignación cuando el muchacho de Temperley gana un punto. Antes
del final del encuentro, un fan argentino envuelto en una pequeña bandera
celeste y blanca la descubre: "Esa es Sofía Zamolo", dice con voz gruesa,
mientras ella trata de desaparecer entre la gente al sentirse descubierta.

La pregunta del millón es: ¿por qué la modelo intentó que nadie más la
reconociera? Para poder responder a este interrogante hay que trasladarse a
fines del año 2002, cuando Sofía Zamolo (21) y David Nalbandian se conocieron
durante la tradicional producción que GENTE realiza con los Personajes del año.
Esa noche de gala en el Hotel Alvear, cuando los presentaron, el crédito de
Unquillo quedó impactado. Y la modelo de Multitalent Agency flasheó. Muchos
dicen que allí comenzó un affaire que, por acuerdo mutuo, se mantuvo en
silencio.

En agosto de 2003 vivieron juntos el primer viaje internacional. El, todo un
caballero, la invitó a Nueva York mientras jugaba el Abierto de los Estados
Unidos. Y entonces, el rumor del romance corrió. David nunca lo negó, pero
tampoco lo admitió. Sofía se refugió en su silencio.
El 28 de setiembre de 2003, los diarios habían anunciado con título tipo
catástrofe: "El tenista Nalbandian y su novia chocaron con su auto y salvaron su
vida de milagro".
El accidente se produjo mientras David conducía su Peugeot 206
por la ruta provincial E-57 que une las ciudades de Córdoba y Río Ceballos. Al
llegar a la altura de la denominada Curva de la Muerte, cerca de Unquillo, el
auto del tenista chocó contra un Peugeot 504 amarillo que conducía una persona
identificada como Héctor Pino. Todos salieron ilesos. Siempre se rumoreó que la
acompañante de Nalbandian esa madrugada era Sofía Zamolo, pero ante las
autoridades policiales locales el nombre que se registró fue el de Sofía
Córdoba. Casualmente, ese fin de semana el tenista y la modelo coincidieron con
su presencia en La Docta. El, de descanso en su pueblo. Y ella, por la
participación en el Córdoba Fashion Week. Pero nadie pudo retratarlos juntos, y
el amor entre ambos quedó como una especulación incomprobable.

Del amor entre Zamolo y Nalbandian muy pocos quieren hablar, y menos, dar datos
precisos. Quienes conocen la intimidad de la modelo dicen sin temor a
equivocarse que "ella está muerta con él". Pero también aportan otro dato de
interés: "Hay una especie de pacto de confidencialidad entre ellos, pero que no
te quepa ninguna duda que pasa algo"
. Parece que durante varios viajes por el
mundo que realizó el tenista para participar en el circuito tenístico, Sofía
llegaba para acompañarlo.

Antes de coincidir con sus presencias en Roland Garros, ambos estuvieron juntos
en los primeros días del mes de marzo, cuando se disputó el Abierto de Dubai en
los Emiratos Arabes. Nalbandian quedó eliminado en primera ronda y tuvo tiempo
para disfrutar de las bellezas de Medio Oriente. "Desafortunado en el juego,
afortunado en el amor"
, reza el dicho popular. Y entonces, ambos tuvieron vía
libre para vivir una especie de mini luna de miel en las cercanías del desierto.
Sofía y David recorrieron juntos las arenas, pasearon en camello, admiraron los
rascacielos de la Avenida del Jeque Záyed, disfrutaron del recreo Al Maha,
ubicado sobre una reserva natural de 25 kilómetros cuadrados con 30 lujosas
tiendas beduinas, y se maravillaron con el lujo del hotel Burj al Arab, conocido
como "un siete estrellas", el más lujoso del mundo.

Dijo David Nalbandian cuando fue consultado sobre su noviazgo con la modelo: "De
mi vida privada no hablo".

Dijo Sofía Zamolo ante el grabador durante una producción realizada en Río de
Janeiro: "No salgo con Nalbandian, ni siquiera tengo un tenista preferido".

Decimos nosotros: "Las fotos no mienten". Game, set, partido. Romance
confirmado.

Sofía y David vivieron una mini luna de miel en los Emiratos Arabes. Se conocieron a fines del 2002 durante la producción que GENTE realiza con los personajes del año. Y hasta ahora habían logrado que no se conocieran fotos del romance.

Sofía y David vivieron una mini luna de miel en los Emiratos Arabes. Se conocieron a fines del 2002 durante la producción que GENTE realiza con los personajes del año. Y hasta ahora habían logrado que no se conocieran fotos del romance.

La modelo y el tenista pasearon en camello, admiraron los rascacielos de la Avenida del Jeque Záyed, y disfrutaron del recreo Al Maha, ubicado sobre una reserva natural de 25 kilómetros cuadrados con 30 lujosas tiendas beduinas.

La modelo y el tenista pasearon en camello, admiraron los rascacielos de la Avenida del Jeque Záyed, y disfrutaron del recreo Al Maha, ubicado sobre una reserva natural de 25 kilómetros cuadrados con 30 lujosas tiendas beduinas.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig