Ahora leyendo
Los Borrachos del Tablón vs. la Barra del Oeste: La trama secreta de una guerra

Los Borrachos del Tablón vs. la Barra del Oeste: La trama secreta de una guerra

Avatar

El domingo la Policía bonaerense realizó 27 allanamientos en simultáneo, apresó a 10 integrantes de la barra del equipo de Núñez y desbarató una pelea a los tiros con el grupo disidente del Oeste. La historia de un enfrentamiento que pudo terminar en tragedia.  

Parte del botín secuestrado el domingo en los 27 allanamientos.

Lo que pasó el miércoles en las inmediaciones de la Fortaleza Granate, encendió todas las alarmas. Por primera vez en muchos años el mundo River volvió a temblar. Como en las viejas épocas -cuando los hermanos Alan y William Schlenker se enfrentaron a su examigo Adrián Rousseau para dirimir quien se quedaba con el negocio millonario que significa manejar la barrabrava del equipo de Núñez- uno de los más populares de la argentina. “Lo que debería hacer esta dirigencia de River es no regalarle más entradas a la barra. Porque así empezó el cuento cuando mataron a Gonzalo Acro…”, confesó el viernes el conductor y periodista Millonario Mariano Iúdica en el inicio de su programa Involucrados.

Y los recuerdos de las peleas en los quinchos, los enfrentamientos en el playón, los muertos en las plateas que se taparon con diario volvieron como fantasmas del pasado y se temió lo peor. Mucho más, cuando se hizo pública la denuncia que Nahuel Ojeda, un barra de River con derecho de admisión hizo contra el presidente de River, desde su cuenta de Instagram: “Hola Rodolfo D´Onofrio, somos 150 los que te estamos esperando en la confitería del club. Perdimos una batalla, pero no la guerra. Ustedes quieren que vuelva a correr sangre, dirigentes. Así va a ser. Nos jugaron sucio. Ahora, entró el Oeste. Prepárense cuando vuelvan a pisar el Monumental. Acá, los únicos y verdaderos Borrachos son los de la banda de Gonzalo, Guille y Martín. Las balas y los muertos van a volver.

En una de las casas se encontraron dos armas, dinero y la gorra del arquero Armani.

Veintiocho allanamientos simultáneos. El temor de que esta guerra provoque una nueva suspención en el Superclásico que River y Boca -que se jugará el 1 de octubre por la semifinal de la Copa Libertadores- y que el mundo sea nuevamente testigo de la locura de los hinchas, puso a todos en alerta. Y el Ministerio Público Fiscal, representado por Jorge Griego, le pidió al juez de Garantías José Luis Arabito, que expidiera las órdenes de allanamiento para diferentes domicilios del conurbano de la provincia de Buenos Aires (Lomas de Zamora, Lanús, Avellaneda, San Isidro, y Esteban Echeverria).

Y según informó la Agencia de Prevención contra la Violencia en el Deporte (APreViDe), entre los 10 detenidos se encuentran Sergio Alejandro Medina (46) alias El Gordo Ale y su hijo Jesús Alejandro Medina (26) alias El Brian. Ellos son los que hoy manejan la barra y los que mueven un ejercito de 250 personas de la zona sur del conurbano.

Bombos, banderas y mucha ropa oficial del club

Lo increíble de esta historia es que el miércoles habían sido detenidos en las inmediaciones del estadio de Lanus en el partido que River jugó ante Godoy Cruz. Y aunque esa noche le encontraron un revólver calibre 44, una pistola 9 mm con la numeración limada y otro arma calibre 380, increíblemente los 47 detenidos (25 de ellos con derecho de admisión ) recuperaron su libertad. Lo que nadie imaginó era la repercución que iba a tener la noticia y mucho menos, la cobertura mediática que tuvo la amenaza que un barra le hizo a D’Onofrio. Y ante el posible cruce entre el grupo que hoy maneja Los Borrachos del Tablón y los de la barra del Oeste en el partido contra Velez, la policía decidió actuar.

Un arsenal que iba a ser utilizado para el enfrentamiento con el grupo disidente del Oeste.

En los allanamientos la policía encontró “un verdadero arsenal”. En su poder tenían: 13 armas de fuego y 123 cartuchos de diversos calibres. Una de ellas, hasta tenía el grabado de la Policía Federal Argentina. Además se secuestro: 25 envoltorios de cocaína y 4 de marihuana, una balanza de precisión, cuatro teléfonos celulares, dos banderas de tres metros y medio de largo con la inscripción Los borrachos del tablón, 16 banderas chicas con la misma inscripción, 16 paraguas, 22 banderas con caños de pvc, 66 camisetas, 14 camperas, una remera con el estampado de la facción, tres gorras, 3 bombos con la inscripción Los 14 en referencia a la barra brava… ¡Y el libro El Cavegol, la biografía de Fernando Cavenaghi!

Entre los objetos secuestrados la policía se llevó el libro de Fernando Cavenaghi.

El lunes por la tarde, el fiscal Jorge Griego les tomó las respectivas declaraciones en calidad de imputados y quedaron detenidos. Están acusados de: tenencia ilegal de arma de guerra, tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil condicional sin la debida autorización, supresión de numeración de objeto registrable, tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, encubrimiento, robo, y acopio ilegal de munición de arma de guerra. El fiscal Sebastián Scalera le pidió al juez de garantías que sigan detenidos y, posteriormente, les solicitó la prisión preventiva. “Estas personas integrantes del denominado Sector de Budge estaban acopiando armas para hacer una emboscada a la Banda del Oeste. Se evitó una tragedia mayor porque íbamos a tener que lamentar heridos y algún muerto tal vez”, aseguró Juan Manuel Lugones el encargado del organismo responsable de la seguridad en los espectáculos deportivos de la Provincia de Buenos Aires.

Plantas de Marihuana, cocaína y balanza para su comercialización, compromete a los detenidos.

El fin del reinado del Gordo Ale. Con la detención de Sergio Alejandro Medina (46), Los Borachos del Tablón se quedaron sin su líder que llegó al poder luego de haber realizado la emboscada al micro de Boca y conseguir la suspensión del partido en el estadio Monumnetal. ¿Por qué hicieron esto? El jueves 23 de noviembre de 2018, dos días antes de la fecha de la Súper Final entre River y Boca, la división conductas delictivas de la policía de la ciudad irrumpió en la casa de Héctor Guillermo Godoy, alias Caverna, por un pedido del fiscal Norberto Brotto quién desde el mes de abril estaba investigando la reventa de entradas en el Club Atlético River Plate. En su casa de San Miguel, secuestraron 10 millones de pesos, 15 mil dólares, 500 entradas, indumentaria oficial del club, y armas de fuego. A raíz de esta investigación y la supuesta conviviencia de los dirigentes de River con los Barras, el fiscal Brotto decidió ir por todo y solicitó hace unas semanas el pedido a juicio para Gustavo Alejandro Silikovich, quien durante cinco años y hasta el mes de marzo pasado fue gerente general de River Plate; Martín Grussi, gerente de Optimización de Procesos y Mejora de Experiencia al Usuario; Ignacio David, jefe del aérea denominada ticketing, y Juan Ángel Daniel, que según el expediente judicial es el “encargado de boletos”.

Y en venganza por lo que los barras consideraron “una vendenta de dirigentes y un grupo de inteligencia de la policía”, impidieron ese día que el partido se jugara. Con Caverna fuera de escena, Medina asumió el mando acompañado por su hijo Brian (26) y un nutrido grupo de Budge. A partir de ese día ellos fueron los que comenzaron a gozar de los privilegios de ser los que manejan Los Borrachos del Tablón. Esto significaba entradas de favor para ir a la cancha y revender indumentaria oficial de los jugadores y ropa del local RiverManía -que se encuentra dentro del estadio Monumental- y dinero en efectivo.

La bandera con la imagen de Gonzalo Acro, a quien asesinaron el 9 de agosto del 2007 en plena lucha entre los hermanos Schenkler y Adrian Rousseau

Algunas de estas cosas el fiscal Brotto las tiene probadas. Otras, están buscando la manera. Se sabe que hoy, a pesar de los logros deportivos, las finanzas de River atraviesan un momento crítico y no es fácil para el club, por todos los controles que hay y porque saben que tienen a la lupa judicial encima. Pero siempre los dirigentes encuentran la manera. O por lo menos eso es lo que cuentan desde la fiscalía que investiga la causa: Hay testigos reservados que nos confirmaron que la plata para la barra salía del club. Y una de las maneras que tienen para no quedar en evidencia es pedirle a algunos proveedores de confianza que les inflen las facturas de los servicios. Esa plata que se pagaba de más desde el club iba directo para la barra”.   

 Cómo no podía ser de otra manera, y como pasa en las barras de todos los clubes de fútbol, la política también juega. Uno de los que acompañó a Caverna y ahora a El Gordo Ale, es Eduardo Joe Ferreyra, quien militó en la Unidad Básica del secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, en Las Cañitas, y es el jefe político de los Borrachos del Tablón. También tiene una gran relación con el diputado nacional Facundo Moyano, hincha fanático de River aunque toda su familia es de Independiente. Ferreyra es un histórico del club, había ingresado a la barra en 1977, cuando el capo era Matute. Su influencia fue creciendo hasta 2002 cuando Adrián Rousseau lo echó junto a varios históricos.

Puede interesarte

Juan Manuel Lugones, titular de APreViDe, aseguró: “Evitamos una masacre”.

Por estos contactos, el Gordo Ale es afiliado del gremio de Camioneros y custodio de Hugo y Pablo Moyano. Integra la barra desde el 2002 y acumula dos condenas: en 2015 recibió tres años de prisión en suspenso tras ser atrapado con dos armas de guerra, municiones y armas blancas mientras iba al Monumental para ver River–Tigres en la fase de grupos de la Libertadores; y luego, tras pasar ocho meses en la cárcel, afrontó el juicio por amenazas al árbitro Sergio Pezzotta en el entretiempo de la Promoción con Belgrano en 2011.

Suena increíble que, a pesar de haber entrado a un vestuario para amenazar a la máxima autoridad del partido logró una probation.

Por esto, los detenidos estan acusados de Están acusados de tenencia ilegal de arma de guerra, tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil condicional sin la debida autorización, entre otras cosas.

Aunque le aplicaron el derecho de admisión, el 29 de agosto viajó a Paraguay para ver el partido entre Cerro Porteño y River por cuartos de final de la Libertadores. Su hijo Brian no pudo ingresar por intentar violar la prohibición de concurrencia,¡ pero El Gordo entró al estadio en Asunción, y fue fotografiado en la tribuna liderando la barra. Y si bien es verdad que Eduardo Joe Ferreyra no podía ingresar al estadio Monumental los días de partido, como es un hombre conocido en todo el club, siempre se las rebuscaba para estar presente o para liderar a su grupo a un par de cuadras vía celular.

Lo que hizo la Banda del Oeste el miercoles en Lanús, comandados por Alejandro “Zapatero” Flores, Martín “Saviolita” Núñez y Hernán Daniel Taboada, alias “El Clon Hernán“, fue una declaración de guerra. Porque no solo coparon la tribuna sino que además les colgaron en el centro del alambrado una bandera con la leyenda “Nosotros somos la historia”.  

El domingo en el partido entre River y Vélez, el último antes del cruce contra Boca, se iban a enfrentar. Por eso El Gordo Ale tenía preparado un arsenal. Las detenciones evitaron, hasta nuevo aviso, una matanza.

Comentarios de Facebook
© 2019 GENTE | Todos los derechos reservados | Desarrollo: MOnkey ARt. | Términos y Condiciones.

GENTE Y LA ACTUALIDAD de EDITORIAL ATLANTIDA S.A.
Director Responsable: Federico Poletto
Nº de Edición: - Fecha:
Domicilio Legal: Azopardo 579 - C.A.B.A.
Registro DNDA en trámite.

Ir Arriba