“Decidí cambiar. Empecé por la cabeza y ahora quiero una lipo y achicarme las lolas” – GENTE Online
 

“Decidí cambiar. Empecé por la cabeza y ahora quiero una lipo y achicarme las lolas”

Actualidad
Actualidad

En el 243 West de la calle 47, entre la avenida Broadway y la 8, Carmen Barbieri (56) aguarda como tantas veces la aguardaron a ella. A las 22.15, por una entrada lateral del Ethel Barrymore Theatre, se estima que saldrá Rob McClure, el protagonista del musical Chaplin. “En Nueva York soy yo quien espera a los actores a la salida del teatro. La satisfacción es enorme”, cuenta la capocómica que, como todos los años, viajó a la ciudad más inquietante del planeta en busca de tendencias y para deleitarse con los estrenos de Broadway. Fueron cuatro días, de jueves a domingo, exprimidos al máximo. Una noche destinada a News sites, de Disney –“me sirvió para ver talento joven y mucha técnica”–; otra para Nice work if you can get it –“gran comedia de otra época, protagonizada por Matthew Broderick, el marido de Sarah Jessica Parker”– y la última dedicada al musical sobre Charles Chaplin, que “me deslumbró hasta las lágrimas y resultó lo más grande que vi en actuación, coreografías y puesta en escena... y eso que vi absolutamente todo”.

En la Gran Manzana, Carmen Barbieri pisa fuerte. Ya no le duele el tobillo que se luxó en la última función de Barbierísima. Tampoco piensa en lo que Ayelén Paleo, última eliminada del Bailando, pueda decir de ella: disfruta del anonimato y es más ella que nunca. Acompañada por Fernando Castro, su manager, se sube a un taxi en el que suena Obladi Oblada, de los Beatles, y le pide al chofer que la lleve hasta la 23 y Broadway, zona de mayoristas.

–¿Qué viniste a buscar esta vez?
–Por un lado, vine a airearme de habladurías y de tanta mentira. En Buenos Aires no veo tele, pero mi mama sí y me cuenta, llorando, las cosas que dicen de mí. Acá se me quemó el celular y no me enteré de nada. Estuve aislada. Sólo la llamé para ver cómo estaba, pero no me la pasé conectada al teléfono como otras veces. Mamá y Fede son mi familia, y los extraño aunque venga sólo por cuatro días... Viajar fue muy positivo, porque tengo problemas, igual que todo el mundo, pero no soy negativa ni me hago la víctima, como dicen algunos. Soy mediática y cuento lo que me pasa. Me siento una leona que estuvo herida, y leona herida es peligrosa...

–¿Esta ciudad te resulta inspiradora?
–Nueva York es mi ciudad en el mundo. En un futuro me encantaría vivir acá y visitar seguido mi país. Me alojo en un apart hotel con un lindísimo ático, desde donde veo la ciudad. Me encantaría comprarme un departamento, pero no tengo plata. Y eso también es fascinante: caminar por acá es una fiesta, con o sin plata. Este lugar me inspira por el talento de su gente, que se esfuerza y trabaja de sol a sol, como yo. Me siento identificada con los newyorkers. Hace unos años soñaba, y no podía viajar. Ahora viajo y aprendo de iluminación, vestuario, puesta... Se me abre la cabeza, pero no copio.

–¿A qué se debe el juego que hiciste con tu pelo?
–Me compré una peluca de cabello natural, que voy usar bastante seguido. Además, pienso hacerme rastas. Lo necesito. Quiero verme diferente, comenzar una nueva vida.

–¿Hasta dónde querés llegar con el cambio de look?
–Ya no tengo que rendir cuentas. Hago lo que quiero. Y voy por más... En casa no me espera nadie. Sin embargo, pese a que vivo sola, no estoy sola. Por cuidar a mi familia y a mi marido durante años abandoné el placer de viajar, de compartir una mesa con amigos. Mi vida ahora es borrón y cuenta nueva. Tanto que mi próximo monólogo de Escandalosas se va a llamar así. Todavía me tengo que acostumbrar. Me siento extraña. Igual me animo. Quiero adelgazar, hacerme una lipoaspiración, achicarme los pechos. Me contacté con mi cirujano plástico, el doctor Guillermo Blugerman. No pretendo quedar súper delgada, pero sí standard. Poder, por ejemplo, entrar en un conjunto con lunares como el que vi en la lencería.

–¿Que tipo de ropa interior buscás?
–Me la estoy comprando más chica. Vuelvo a las bombachas, después de mucho tiempo de usar pantys. Tampoco es que van a ser chiquitas, porque no tengo edad ni necesidad... Es sólo que deseo estar bien en ropa interior aunque no me vea ningún hombre.

–Vas a sacarte lolas, como Moria... ¿Cómo preparan el estreno del 1º de diciembre en Mar del Plata?
–Es un proyecto maravilloso. Al casting se presentaron 3.000 personas, así que tendremos una selección difícil. Con Moria, Javier Faroni (productor) y Carlos Moreno (director) queremos gente nueva en nuestro espectáculo. Va a haber stand up y pasacalles súper modernos, pero sin abandonar el espíritu de la revista porteña. Escandalosas va a hacer historia.

–Entonces tenemos que decir que se terminaron para siempre las peleas con Moria... –Formamos una gran sociedad. Alguien malicioso dijo que nos une el espanto. Yo lo voy a corregir: nos une el talento.

En la ciudad que no tiene prejuicios, Carmen pisa fuerte. Había estado en marzo y volvió en septiembre, del jueves 27 al domingo 30. Toda una newyorker.

En la ciudad que no tiene prejuicios, Carmen pisa fuerte. Había estado en marzo y volvió en septiembre, del jueves 27 al domingo 30. Toda una newyorker.

Mientras que otras se calzan sus mejores atuendos para recorrer la Big Apple, Carmen opta por campera de cuero tipo motoquera, remera pupera a rayas, babuchas y zapatillas Nike. La peluca de pelo natural –“que pienso usar bastante seguido”– completa el look. Recorrió el área de mayoristas, entre la 23 y Broadway.

Mientras que otras se calzan sus mejores atuendos para recorrer la Big Apple, Carmen opta por campera de cuero tipo motoquera, remera pupera a rayas, babuchas y zapatillas Nike. La peluca de pelo natural –“que pienso usar bastante seguido”– completa el look. Recorrió el área de mayoristas, entre la 23 y Broadway.

Carmen se copó en Victoria’s Secret. Planea adelgazar y hacerse una lipo. “No pretendo quedar súper delgada, pero sí standard”, asegura. La bombacha a lunares, entre sus elegidas para más adelante.

Carmen se copó en Victoria’s Secret. Planea adelgazar y hacerse una lipo. “No pretendo quedar súper delgada, pero sí standard”, asegura. La bombacha a lunares, entre sus elegidas para más adelante.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig