De vuelta a casa – GENTE Online
 

De vuelta a casa

Actualidad
Actualidad

Pocos jugadores argentinos tienen una trayectoria tan reconocida como la de Eduardo Simone. Comenzó a los 8 años aen un club que estaba en segunda división, pero rápidamente brilló con luz propia como centro en el equipo de Los Pumas. Hoy, después de jugar durante dos años para el Bristol de Inglaterra, el rugbier -que triunfó a la par de Felipe Contepomi y Agustín Pichot -vuelve a vestir
la camiseta de su club de origen, el Liceo Naval. De vuelta en casa, cuenta cómo festeja el ascenso de su club a primera división y la experiencia vivida en Inglaterra, la cuna del rugby.

- ¿Qué sentiste cuando volviste a ponerte la camiseta del Liceo Naval?
- Fue muy raro. Me levanté, me puse a preparar el bolso y caí en la cuenta de que hacía casi tres años que no me despertaba en mi casa y que no lo armaba para ir a jugar al club. Si bien lo había hecho para Los Pumas o para alguna gira, no significó lo mismo hacerlo para el Liceo Naval. Fue muy emocionante volver.

- ¿Cómo viviste el ascenso a primera división?
- Fue algo muy especial. Desde que yo estoy en el club es la primera vez que el Liceo está en primera, así que todavía estamos festejando. Fue algo increíble para todo el equipo y estamos muy contentos.

- Del Liceo salieron jugadores que formaron parte de los Pumas, los Pumitas y la selección, ¿por qué, entonces, el club estuvo tantos años en segunda división?
- El Liceo tuvo un semillero muy reducido durante muchos años y recién en el 2001 empezó a crecer. Tal vez se lesionaba un jugador clave para el equipo y eso terminaba por repercutir en el resto. Pero paradójicamente Nacho (Fernández Lobbe jugador del Begles Bourdeaux en Francia) y yo no tuvimos nada que ver con el ascenso a primera división, si se toma en cuenta que los dos estamos en la selección y es la primera vez que el equipo asciende desde que ambos jugamos. Los chicos del Liceo están meditando seriamente si el año que viene me dejarán jugar. (Risas)

- ¿Qué cambios produjo en tu vida el haber jugado para Bristol?
- El primer cambio fue personal. Vivía con mis padres y después viví solo. Eso hizo que tomara responsabilidades que antes no tenía en cuenta, desde cocinar hasta pagar las cuentas y calcular los vencimientos. Con respecto al rugby cambió porque yo jugaba en segunda división y de repente me encontré participando en uno de los mejores campeonatos de Europa. Si bien sabía a lo que me exponía, en lo personal no estaba del todo preparado. Era conciente de que volvería algún día.

- ¿Pensaste alguna vez en armar las valijas y volverte a la Argentina?
- Nunca me cuestioné si debía volver o quedarme, pero en los comienzos te sentís solo y como toda experiencia nueva se hace un poco dura al principio. Sin embargo nunca llegué al limite de querer volverme, por lo general eso se da en los primeros meses por una falta de adaptación.

- ¿Qué cosas son las que más extraña un argentino en el exterior?
- En mi caso particular extrañaba mucho los afectos: mi familia, mi novia y a la gente del club. El clima de Argentina fue otra cosa fundamental que eché de menos, el calor, el verano de cualquier lugar y la playa. Allá me la pasaba siempre en invierno y con mucho frío... es terrible! (Risas)

- ¿Cómo ves el futuro de Los Pumas de acá a 5 años?
-Los veo profesionales, porque creo que es algo indispensable para todos, ya que el rugby tiene que ser prioridad para un jugador que está representando a su país.

- ¿Cumpliste todas tus metas o te que queda alguna por concretar?
- Creo que cumplí muchas más cosas de las que esperaba. Tal vez algún día me gustaría volver a jugar con Nacho Fernández Lobbe en el Liceo, así como también ir al próximo mundial. Pero bueno... es como en todo, uno siempre se pone más metas para alcanzar. En eso consiste la vida.

fotos: Rodrigo Vergara, para
Rugbytime.com

Los Pumas Fernando Simone y Felipe Contepomi se abrazan ante una victoria largamente esperada cuando le ganaron al seleccionado de rugby de Italia por 38 a 17. Hubo festejos e intercambio de camisetas.

Los Pumas Fernando Simone y Felipe Contepomi se abrazan ante una victoria largamente esperada cuando le ganaron al seleccionado de rugby de Italia por 38 a 17. Hubo festejos e intercambio de camisetas.

Simone junto al cordobés Facundo Soler.

Simone junto al cordobés Facundo Soler.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig