De vacaciones antes de ser mamá – GENTE Online
 

De vacaciones antes de ser mamá

Actualidad
Actualidad

Trancoso, puro verde tropical de vegetación exhuberante y posadas coloniales
como salidas de folletos turísticos, es un lugar perfecto para olvidarse de
todo. Ideal para una pareja que espera…

Y mucho más si ella y él se han convertido, muy a su pesar, en la pareja del
verano en su país. Trancoso queda en Brasil, más precisamente a 40 kilómetros de
Porto Seguro. Ella y él, la pareja del verano acá, en Argentina, son Celeste Cid
(20) y Emmanuel Horvilleur (29), se sabe. Y el motivo de su huida, esta búsqueda
de intimidad desesperada, tiene que ver con su dulce espera. Aunque pretendían
mantenerlo en secreto, un rumor siempre se filtra. Así que los primeros días de
enero, Emmanuel no tuvo más que confirmarlo para un movilero de televisión:
"Vino una cigüeña de Francia y me dijo que voy a ser papá", declaró. Sí, Celeste
está embarazada. ¿Para cuándo…? ¿Será nena, será varón? Imposible saber más de
boca de ellos, sencillamente porque no quieren hablar del asunto. El, gracias
que llegó a confirmarlo para la tele. "Estoy muy contento porque íntimamente
es algo muy grosso
", fue lo máximo que agregó. Pero no mucho más. Y a ella,
menos que eso… A ella nada de nada porque desapareció. Pasó a ser un misterio.

Desde entonces, él ha tenido que dar la cara por cuestiones profesionales. En
estos días, el ex Kuryaki, presenta por distintos puntos de la costa, Música y
delirio, su primer trabajo solista. ¿Y ella? Lo dicho: fuga y misterio… La chica
de cara angelical en la que fue imposible no reparar tras su paso por Resistiré,
quería estar lejos de la exposición mediática. Trancoso, entonces, es su refugio
desde hace unos días. Se instalaron en una de las cabañas más cercanas al mar de
la posada Bahía Bonita. La cama matrimonial con mosquitero invita al descanso
eterno, no importa qué hora sea; el ventanal conecta con el verde de las
palmeras… y ahí nomás, a tan sólo unos pasos después de correr el velo del
mosquitero, un sendero exterior conduce directo a la praia Tostex. Un parador
que si bien por estas fechas se ha convertido en destino predilecto de turistas
argentinos, les permite a Celeste y a Emmanuel hacer la suya sin necesidad de
rendirle cuentas a nadie. Como todo no puede ser perfecto, si pudieran,
programarían otra música, cualquiera menos ese mix de marcha-brazuca que casi a
todas horas lo invade todo, como si brotara de la arena.

Eso sí, la pareja se ha tenido que separar por los compromisos musicales de
Emmanuel. Es fácil saber cuándo ella se queda sola o cuándo están juntos. Si
Emmanuel está en la isla, basta pasar junto a su cabaña para escucharlo cantar,
acompañado de su guitarra acústica. Cuando él no está, Celeste deja pasar las
horas concentrándose en la lectura. ¿Celos? Para nada. Por algo, hace poco ella
dibujaba el siguiente autorretrato en un reportaje con GENTE: "Me definiría
como una mujer pasional y fiel, con espíritu de niña. También tímida, confiada y
poco celosa
". Y cuando vuelven a estar juntos -como el fin de semana pasado
cuando los descubrimos-, aprovechan para ir a la playa o refugiarse en la
intimidad de su cabaña.

¿Salidas extras? Una, ni bien el sol recorta las siluetas de las palmeras a
contraluz. A unas 15 cuadras, perfectas para caminar junto a tu chica, está el
centro de Trancoso. Rodeando la plaza principal, conocida como Quadrado
(rectangular en realidad), una serie de bares, restaurantes, tiendas de
artesanías, y la iglesia de San Juan Bautista que data del siglo XVI, terminan
de darle al lugar un aire entre neo hippie y postal colonial, atractivo
principal para que desde los años 70 muchos artistas y bohemios lo hicieran
suyo.

Allí siguen Celeste y Emmanuel, alimentando su romance, pareja del verano
lejos del verano argento. Lejos de todos y de todo. Allí esperan.

Lunes 19, cerca de las cuatro de la tarde: Celeste y Emma rumbo a su cabaña de la posada Bahía Bonita, en Trancoso, Brasil. Justo ese día, ella cumplió 20 años. Nadie sabe de cuántas semanas está, pero quienes recuerdan su figura, notan que ya va asomando la pancita.

Lunes 19, cerca de las cuatro de la tarde: Celeste y Emma rumbo a su cabaña de la posada Bahía Bonita, en Trancoso, Brasil. Justo ese día, ella cumplió 20 años. Nadie sabe de cuántas semanas está, pero quienes recuerdan su figura, notan que ya va asomando la pancita.

Después de cinco días de lluvia, el lunes por la tarde el cielo abrió un poquito y no quisieron dejar pasar la oportunidad para estar un poco en la playa. El horizonte invita a pensar… en nada. Y la arena, a los mimos.

Después de cinco días de lluvia, el lunes por la tarde el cielo abrió un poquito y no quisieron dejar pasar la oportunidad para estar un poco en la playa. El horizonte invita a pensar… en nada. Y la arena, a los mimos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig