“De lo que hago en la cama no tengo que explicar nada” – GENTE Online
 

“De lo que hago en la cama no tengo que explicar nada”

Actualidad
Actualidad

Sus ojos verdes, casi transparentes, ¿reflejan su alma? Tal vez sí, tal vez no. Pero “la sueca” (apodo vox populi) jura que en su país “soy una mujer muy común: hay miles como yo”. Pero de frialdad... ¡nada! Si algo no le gusta, su cara se enciende: rojo furia. Si oye un piropo fino o atrapa un paquete de nachos, su cara se ilumina. Pero ojo: nachos sin gluten, porque además de rubia y perfecta, es celíaca. Eso sí: cuando los encuentra pide que le escondan la bolsa, “porque me los como todos en diez segundos”, advierte.

Hace apenas un rato que Alexandra Larsson (27) terminó su primer trabajo de la mañana: la campaña primavera-verano para la marca Turquesa Jeans. Su agenda hierve. A la tarde la espera un rol en Este es el show. Después, ensayo para el baile del caño. Y antes de llegar y dormir en su departamento de Colegiales, un raudo viaje hasta Chivilcoy, para hacer presencia en un bingo.

Desde que mostró su habilidad futbolera en Show- Match y pasó al Bailando por un sueño en reemplazo de Karina Jelinek, sus acciones de modelo y actriz de la agencia de Leandro Santos treparon como la Bolsa de Nueva York o la de Tokio en un buen día.

“Me convertí, como me dice todo el mundo, en ‘la chica del momento’, y sé que eso trae cosas buenas, y también malas. Pero son las reglas de juego”, dice mientras posa para decenas de fotos que la gente le pide en la calle apenas la reconoce. Y antes de que alguien arriesgue una pregunta sobre “aquello” (el video erótico de hace cuatro años que supuestamente la muestra teniendo sexo con tres hombres), recuerda que “las imágenes nunca se hicieron públicas, porque hice una denuncia por extorsión en el Juzgado de Instrucción Número 39, y el juez dispuso secreto de sumario y libró un oficio para que en todos los canales y algunos sitios web se impidiera su difusión”, recuerda.

El principal señalado es Leandro Serrat, su ex novio de 28 años, nacido en Brasil pero residente en la Argentina, que se dedica a servicios de asesoramiento, dirección y gestión empresarial. Aunque el abogado que la defiende, Jorge Luis Novillo, dice que en la denuncia no hay una imputación directa contra Serrat, no omite comentar que “no sabemos si el ex de Larsson fue quien la extorsionó. Lo que sí sabemos es que el manager de Alexandra recibió un mensaje de parte de la novia de un presunto amigo de uno de los que habrían intervenido en el video. Nos pidieron dinero para que no apareciera en televisión”. Sin embargo, más allá de dudas y tironeos, la rubia no se inmuta. “Nadie me va a impedir que viva a pleno este momento. Luché mucho para llegar y ahora quiero ser feliz por lo que me dure el éxito”, dice (enojada), mientras abre un paquete de galletitas de vainilla –también para celíacos– y se entrega a la entrevista.

–Sin que nadie te lo pregunte, decís: “Con lo bueno también llega lo malo”. ¿Sufriste mucho por la cuestión del video?
–Sí. Estuve un mes llorando en casa... ¡Fue un infierno! No puede ser que un hijo de puta –porque eso es el que me extorsionó– se aproveche de mi buen momento para intentar sacarme plata. Pero ya pasó todo.

–¿Cómo fue la historia del video?
–Mucho no puedo hablar, porque hay secreto de sumario, pero tampoco tengo muy en claro qué pasó, porque nunca vi ninguna imagen. Supuestamente hay un video mío, pero no sé bien qué contiene.

–Dicen que estás en una cama teniendo sexo con tres hombres. ¿Puede ser?
–No voy a opinar de algo que no vi y nadie vio. Lo único que quiero dejar en claro es que yo no hice nada malo. En este caso soy una víctima, porque me pidieron dinero para que no se difundiera.

–¿Pero es posible que exista?
–De cosas privadas no voy a hablar. Y lo que hago en una cama, mientras no lastime a nadie, forma parte de mi vida íntima. Ojo: todos pueden opinar lo que quieran; no me molesta. Pero no tengo que dar explicaciones de las cosas que hago o dejo de hacer.

–¿Cómo fue el cambio de viajar en colectivo a ser estrella y firmar autógrafos por la calle?
–Es lindo... cuando las cosas te salen bien. Trabajé mucho para que esto sucediera. Estoy en televisión hace dos años, y mi crecimiento se dio lentamente. Primero con Nicolás Repetto, después con Jorge Lanata en Periodismo Para Todos, y ahora en Bailando.

–¿Qué sentiste cuando firmaste tu primer autógrafo en este país?
–¡Mucha emoción! Pero la explosión sucedió en las últimas dos semanas. Estoy muy agradecida.

–¿Te morís por los morochos locales, como muchas europeas?
–Me gustan así. Los rubios no me parecen atractivos. Aunque tampoco me gustan tooodos los morochos... Primero, un hombre tiene que interesarme. Después, seducirme. Y al final, veremos qué pasa...

–¿Qué es lo primero que mirás en un hombre?
–No sé bien. No hay algo en lo que me fije siempre...

–Te ayudo un poco... Muchas argentinas, ante esta pregunta, dicen: “La cola, la mirada, el cuerpo”...
–Sí, puede ser. Pero no vas por la vida mirando a todo el mundo. A mí me gusta el hombre latino, porque tiene una piel y un calor especial y diferente.

–¿Qué diferencia a la mujer sueca de la argentina?
–Somos distintas, porque culturalmente tenemos pocas cosas en común. Sin embargo, los suecos son bastante parecidos a los argentinos. Compartimos algo misterioso, que nos une mucho.

–¿Qué te dijo tu novio cuando se enteró del lío del video?
–Nada. Me preguntó cómo me sentía, cómo estaba. El sabe que todo esto es parte de un show mediático, y además, involuntario.

–¿Volverías a Suecia si sigue la persecución?
–¡Ni loca! Soy sueca, pero amo a la Argentina. Es el país que elegí para vivir y para crecer como actriz, modelo y bailarina. ¡Mirá los moretones qué tengo en las piernas por los ensayos! Así soy yo. Siempre voy para adelante, me cueste lo que me cueste. ¡Te lo firmo, como dicen ustedes!

Juega al fútbol –y muy bien– en el show de Tinelli. Muchas marcas top la quieren contratar. En la foto, una imagen de la campaña primavera-verano de Turquesa Jeans.

Juega al fútbol –y muy bien– en el show de Tinelli. Muchas marcas top la quieren contratar. En la foto, una imagen de la campaña primavera-verano de Turquesa Jeans.

“Soy, como me dice todo el mundo, ‘la chica del momento’, y sé que eso trae cosas buenas y malas. Pero son las reglas del juego”

“Soy, como me dice todo el mundo, ‘la chica del momento’, y sé que eso trae cosas buenas y malas. Pero son las reglas del juego”

“Me gustan los morochos, pero no todos. El hombre primero tiene que interesarme, luego seducirme, y después vemos qué pasa”

“Me gustan los morochos, pero no todos. El hombre primero tiene que interesarme, luego seducirme, y después vemos qué pasa”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig