“De chico, soñaba con jugar este partido” – GENTE Online
 

“De chico, soñaba con jugar este partido”

Actualidad
Actualidad

Uno de los máximos sueños de su vida estaba a punto de convertirse en
realidad, y las piernas, como en cada momento importante de su carrera,
comenzaron a temblarle. Las máximas estrellas del básquet mundial, aquellos a
los que la vida tocó con la varita mágica, caminaban por la antesala del
vestuario, y a Emanuel Ginóbili (27) le transpiraban las manos más de lo
habitual. Por primera vez en la historia, un argentino estaba a punto de formar
parte de esa constelación que, año tras año, la NBA reúne en el clásico Juego de
las Estrellas. El bahiense, según su propia confesión, “en lo único que
pensaba era en no caerse al ingresar y hacer un papelón
”.
En su entrada, anunciada con todo tipo de elogios por parte del locutor, no hubo
caídas sino todo lo contrario. Ovación y aplausos de los cuatro costados para la
estrella que hace apenas dos años fue descubierta en la NBA y hoy ya brilla en
lo más alto del cielo. Y entre tantos aplausos que recibió el hombre que formó
parte del equipo de la Conferencia del Oeste, estuvieron los de sus seres
queridos: su esposa, Marianela, y sus padres, Jorge y Raquel, quienes no
pudieron contener las lágrimas por tanta emoción: “Es un orgullo que mis
padres hayan estado ahí
”, dice Manu un día después de haber participado de
la 54ª edición del All Star Game –estuvo 21 minutos en la cancha y anotó ocho
puntos–. “Cumplí el sueño del pibe. La verdad es que nunca imaginé que iba a
estar jugando el partido de las estrellas
.”

–¿Qué se siente al estar ahí, en el lugar soñado, como vos decís?
–Es una sensación muy linda y un orgullo personal, porque si estuve ahí
quiere decir que estoy haciendo bien las cosas. Este es un partido que ningún
jugador del mundo quiere perderse, un sueño para cualquiera, y yo ya lo cumplí.

–¿En estos partidos uno entra con la cabeza pensando en divertirse o también
se juegan para ganar?
–¡No, yo quería ganar! La verdad es que nunca me lo tomé como un amistoso.
Desde que pisé la cancha quería el triunfo, no hay dudas. De todos modos, se
disfruta de otra manera, por todos los jugadores que están al lado tuyo. Aunque
quería estar en cancha lo máximo posible, cuando me tocó ir al banco disfruté
mucho del partido. Las volcadas, los pases, las jugadas, todo fue increíble.

–Después de tantos logros y distinciones, ¿qué cosas quedan por cumplir en la
vida de Ginóbili?
–Hay que seguir manteniendo este nivel, ahora ese es mi principal objetivo.
Me gustaría repetir el campeonato con los San Antonio Spurs, con mucho más
protagonismo en la cancha. Por ahí, jugar más minutos, tratar de mejorar al
máximo, esas son las cosas que se pueden mejorar.

–Fuera de todos los premios que obtuviste en equipo, ¿esta es la mejor
distinción individual de tu carrera?
–No sé si la mejor de mi vida, pero sin dudas fue la mejor que recibí en la
NBA. Y te confieso que jamás pensé que llegaría tan rápido a ser parte de este
show increíble. Sin dudas, es el broche de oro para un semestre fantástico, pero
lo ideal sería coronar todo con otro anillo. Aunque, la verdad, ya no puedo
pedir nada más.

Manu trata de sortear la marca de Allen Iverson. El argentino estuvo 21 minutos en la cancha y anotó ocho tantos.

Manu trata de sortear la marca de Allen Iverson. El argentino estuvo 21 minutos en la cancha y anotó ocho tantos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig