“Cuando quiero algo, siempre voy al frente” – GENTE Online
 

“Cuando quiero algo, siempre voy al frente”

Actualidad
Actualidad

La excusa era dejar Santa Fe para lanzarse a una prometedora carrera de Psicología en Buenos Aires. Evitar “la vida loca” bajo el cuidado de su hermano mayor, ya radicado en la Capital, y volver con el título de la UBA bajo el brazo, listo para enmarcarlo y colgarlo en la casa paterna. Pero el naipe ganador era otro… A sus 18 años y medidas perfectas (90-60-90), la tentaron para aprender los secretos de la pasarela en Monteverde Models. Niña precoz, al mes ya era protagonista de un corto publicitario para una empresa de internet, intervino en una campaña gráfica, y empezó a transitar pasarelas. “Estaba bueno, pero no era lo mío. Me di cuenta de que podía hacerlo, pero que mi profesión pasaba por otro lado. Necesitaba expresarme de un modo diferente”, dice hoy Gisela van Lacke (27), apellido belga.

Más tarde le dijo chau a la moda y a la publicidad, y se instaló bajo las luces de la tele. Primero, como notera de Canal 13, y después como conductora de El Garage. “¿Lo que más extraño de esa época? ¡Viajar! Después tuve a Nacho (6), mi hijo, y entendí que uno tiene que hacer sólo lo que le gusta. Por eso me puse a estudiar teatro y me concentré en ser una actriz en serio. Dejé atrás los sueños y las expectativas que otros tenían sobre mí, y me dediqué por entero a mi meta. A los tres meses de nacer mi hijo, ya estaba haciendo castings, y después trabajé en Sin Código”.

Hoy, su celular no para de sonar. “¿Podemos interrumpir la charla unos minutos? Prometí hacer una nota para una radio”, dice. Por supuesto, permiso concedido. Mientras, se instala lo más cómodamente posible, y algo acurrucada por el frío, en una silla de madera. Desde el otro lado de la línea llegan las preguntas. Respuestas: “Hago todo lo que me gusta… No sólo empecé en el cine: también estoy en una obra de teatro –Luz de gas– junto a Dora Baret, Jorge Sassi, Vilma Ferrán y Gustavo Cenatiempo… Es muy lindo sentir el cariño de la gente… Escuchar los aplausos… Me siento en total equilibrio entre mi vida privada y mi profesión”, etcétera.

El cine” es Incorregibles, su primer trabajo para la pantalla de plata, con Francella-Brieva, y dirigida por Rodolfo Ledo.
A varios días del gran estreno, Van Lacke hace balance: “Estoy muy conforme con mi trabajo. Hacer cine fue siempre mi objetivo mayor. Pero nunca imaginé que iba a tener una oportunidad con artistas de tanta trayectoria. Trabajar con Ledo fue increíble: siempre tenía en claro lo que quería lograr en cada escena. De esa forma, cualquier actor trabaja más tranquilo y concentrado”.

–¿Cómo viviste la semana anterior al estreno?
–Estaba muy nerviosa, al borde del mal humor. Debutar en cine es mucha presión, pero todo salió bien. Y al público le encanta la combinación de comedia y acción que hay en Incorregibles.

–¿Qué te gusta del cine?
–El modo de trabajo. Son tiempos distintos a los de televisión. Hay más cuidado de las cosas. Y el grupo que se armó durante el rodaje fue hermoso: ¡éramos una gran familia! Tal vez porque fue mi primera experiencia, todo me deslumbró...

–¿Cómo fue el casting?
–Me eligieron entre ochenta chicas. Tuve que actuar tres escenas, con Ledo como partner. La primera fue una discusión con mi hermano. La segunda, un monólogo sobre la enfermedad de mi personaje. Y la última, una escena con el banquero que interpreta Guillermo.

–¿Qué te gustó de Rocío, tu personaje?
–Su sensibilidad. En la peli, el dolor de su enfermedad (Nota: el personaje necesita un trasplante de médula) y la posibilidad de morir quedan en un segundo plano. Me hubiera gustado desarrollarlo más, pero dosifiqué mis ganas, y el dolor se convirtió en fortaleza a la hora de correr y de vivir un millón de explosiones y de situaciones límite.

–¿Cómo fue trabajar con figuras de tanto cartel?
–IncreíblE. Me sentí muy protegida por el profesionalismo de Guillermo y de Dady. Eramos un equipo perfecto, y eso me dio confianza. Con Dady tuve un vínculo muy especial, porque los dos somos de Santa Fe… Nos entendimos al toque.

–¿Y qué tenés en común con Rocío?
–El amor por mi familia, el cuidado por las personas que quiero, la sensibilidad por los problemas ajenos, y la energía de reaccionar a toda velocidad frente a problemas graves. Cuando hay que superar crisis, soy muy fuerte…

–Ella es vengativa. ¿Vos también?
–Nooo. Aunque si me hacen algo… ¡respondo! Si me quieren, reconozco el cariño, y lo devuelvo. Pero si no me quieren, también sé contestar.

–¿Siempre vas de frente, como ella?
–Cuando quiero algo, voy de frente. Un día le dije a Sebastián, mi pareja, con la que llevamos un año y medio de noviazgo: “Hoy tengo muchas ganas de verte”. ¿Fui directa, no? Porque si doy vueltas, es porque no sé cómo decirle al otro que no me gusta… En esos casos, nunca dudo.

 Con sensuales curvas (90-60-90), esta ex estudiante de Psicología tiene a la suerte de su lado. Desde que llegó a Buenos Aires trabajó como modelo y conductora de televisión. Lástima que tiene novio…

Con sensuales curvas (90-60-90), esta ex estudiante de Psicología tiene a la suerte de su lado. Desde que llegó a Buenos Aires trabajó como modelo y conductora de televisión. Lástima que tiene novio…

 La película <i>Incorregibles</i> fue el debut de Gisela en cine. “<i>Fue imponente verme en la pantalla grande... Es un gran paso para mi carrera</i>”, dijo.

La película Incorregibles fue el debut de Gisela en cine. “Fue imponente verme en la pantalla grande... Es un gran paso para mi carrera”, dijo.

 Si me quieren, reconozco el cariño y lo devuelvo. Pero si no me quieren, también sé contestar"">

"Si me quieren, reconozco el cariño y lo devuelvo. Pero si no me quieren, también sé contestar"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig