“Cuando nos enamoramos vamos a fondo” – GENTE Online
 

“Cuando nos enamoramos vamos a fondo”

Actualidad
Actualidad

Como en todo reportaje donde hay dos mujeres bellas, íconos de la mejor sensualidad que uno pueda exigir, lo aconsejable es comenzar despacio, con preguntas triviales, de trabajo, ideales como para que Soledad Fandiño (25) y Vanesa González (20) –¡qué lindas son!–, la rubia y la morocha, exquisitas protagonistas del éxito Son de Fierro –producción de Pol-ka para Canal 13–, se despachen a gusto y vayan entrando en confianza con este cronista. Paciencia. Ya vendrán las consultas más atrevidas. Dice Soledad: “Siempre quise hacer drama y ahora se me está dando la oportunidad. En la novela quedé embarazada, no sabía si abortar, tuve un hijo, estoy viviendo muchas cosas intensas, grosas”. Dice Vanesa: “Para mi personaje, Morena, fue todo un desafío enamorarse de alguien con una discapacidad tan dura como la ceguera. Me fascina lo que estoy haciendo”.

–¿Vivieron también situaciones extremas o difíciles en sus vidas?
Soledad: Quizá la separación de mis padres cuando tenía 8 añitos. Eso hizo que naciera en Flores, que recorriera otros barrios como Monte Grande, Pompeya, Lugano, y pasara por varios colegios, pero pese a los cambios que viví, me sirvió como persona, me hizo crecer.
Vanesa: Hasta ahora no. Tuve una infancia y adolescencia normales. Lo más duro que viví hasta ahora fueron las cosas que me gritan las fans de Mariano Martínez, porque yo soy su amor en la novela…

–Perdón, Vanesa, pero usted sola tocó el tema y no pienso desaprovechar la oportunidad…
–¡Uy! ¿Para qué hablé…? ¿Qué querés saber? A Mariano lo adoro, aprendí muchísimo de él. Es un ser humano excepcional y mejor compañero. Todos en Pol-ka lo quieren. Por algo es.

–Pero dígame si vive o vivió con él una historia apasionada, más allá de la ficción.
–No, eh... Bah, mirá…

–Vimos fotos de ustedes, varias veces, paseando muy románticos...
–Te digo: lo que se ve no hay que explicarlo tanto. Me une a él una buena relación. Somos compañeros de laburo…

–Cuente algo más.
–No puedo… No aclaro porque oscurece, ja, ja. Hoy no estoy enamorada.

–¿Es enamoradiza?
–No tomo el amor como algo secundario. Cuando lo siento voy a fondo, pero bien a fondo, eh. Me juego por el hombre que quiero.

–¿Y usted, Soledad?
–Sabía que ibas a venir por mí.

–Vamos, anímese. Diga entonces...
–¡Uy! Prefiero no hablar de mi intimidad.

–Usted sabe que tengo que preguntarle si sigue o no en pareja con el actor-cantante Pablo Granados.
–Se dijeron muchas cosas…

–Buena oportunidad para aclarar, quizá.
–Prefiero no hablar del tema, por respeto.

–Deme una definición: ¡la necesito para el reportaje!
–Digamos que hay cuestiones por resolver. ¿Te basta?

–¿Y usted también se juega por amor como Vanesa?
–Claro, cuando me enamoro yo también voy a fondo. Y me juego por el hombre que quiero.

–¿Es apasionada?
–Totalmente, y romántica, y enamoradiza. Me entrego por completo, sin vueltas. Me gusta sentirme querida. ¿Qué mujer no lo desea?

–¿Y usted, Vanesa?
–Soy muy pasional, demasiado… Bah, me gusta ser así. Para mí las cosas son blanco o negro. No hay grises. No me convencen las dudas. Cuidado, que no tomo decisiones porque sí. Soy muy pensante, pero ejecutiva. Vivo mucho el hoy, muchísimo diría... Y aplico un viejo refrán por el que me van a tildar de antigua y obvia, pero no me importa: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. Así me rinde más la vida, me da resultado.

–¿Cuidan el cuerpo o abusan del innegable don de la belleza que poseen?
Soledad: Hoy no hago mucho, salvo algo de squash, que me sirve para mantenerme. Aunque mi participación en Bailando por un sueño me vino bárbaro para estar muy en línea. Yo, que soy de poco comer, cuando estaba en el programa comía el triple.
Vanesa: ¿Entrenamiento? Bailo tango en la escuela de Lito Cruz, me fascina. No soy tanguera de escuchar, pero me encanta bailarlo. También hago deportes, pero no estoy pendiente de mi cuerpo con eso de que tengo que bajar o no de peso. Pero soy coqueta, claro que sí, como toda mujer. No tengo complejos corporales, ja, ja.

–¿Les dicen que no a las cirugías que en el futuro podrían llegar?
Vanesa: Respeto a quienes se las hacen, pero ni pienso en eso. No me gusta cómo quedan el botox y el colágeno en las bocas. Pero no descarto nada: quizá las necesite alguna vez, y ahí veremos.
Soledad: Te juro que ni pienso. El espejo no aconseja modificaciones, por lo menos por ahora.
Vanesa: Yo no tengo complejos en lo físico, y tampoco soy de estar pendiente de los detalles. Con un jean y una remera estoy perfecta. No me apoyo en mi imagen, no me interesa.

–¿Y entre ustedes cómo es la onda? ¿Se odian o se aman?
Soledad: La verdad es que nos llevamos muy bien, nos queremos y nos respetamos.
Vanesa: Siií. Te juro que todo el elenco se lleva muy bien. Está formado por personas excelentes. Mirá que es la verdad, no un cliché…

–¿Se consideran dos sex-symbols? ¿Son conscientes de los ratones que generan en los hombres?
Vanesa: ¡Eh, pará! Te atacaste.
Soledad: No me veo como una sex-symbol, bah…

–Perdón, pero ¿ustedes se vieron en las fotos? Son dos bombones. Háganse cargo.
Vanesa: Lo más seductor que tengo es mi carácter, ja, ja. Y mi personaje de Son de Fierro, Morena. ¿Te dije que el sábado próximo me presento en el Teatro Opera para cantar los temas de la banda de sonido de la tira? Las entradas ya están en venta. Me fascina cantar.

–¿Va a estar allí Mariano Martínez, o mejor dicho Juan en la ficción?
–No te lo puedo decir. Sacá la entrada…

–Acepto a regañadientes que no quieran hablar un poco más de sus estados amorosos, pero, ¿proyectan una familia en el futuro? ¿Piensan ya en hijos?
Soledad: Claro que sí. A los 30 me caso, ja, ja. Es una forma de decir, una respuesta de compromiso. No pongo fechas, en serio, pero espero que llegue el momento. Ansío formar una familia.
Vanesa: Yo también. Todavía es muy pronto, pero lo pienso.

–¿Dónde las veremos el año que viene?
Vanesa: Sigo en Pol-ka. Voy a estar en el elenco de Socias. Haré de la hija de Mercedes Morán. No te puedo decir más.
Soledad: ¡Uy! Me espera otro lindo desafío en Por amor a vos, junto a Miguel Angel Rodríguez y Claribel Medina, según me dijeron en Pol-ka. Un lujo para mí.

–¿Serían capaces de decirme cuáles son las mayores virtudes de sus ex o actuales amores, Mariano Martínez y Pablo Granados, respectivamente?
Juntas: ¡Ni locas! Vanesa y Soledad seducen al público en la tira que llegó a 26,1 de rating, con picos de 29. “<i>Nos fascina lo que estamos haciendo. Es un gran desafío en la tele</i>”, aseguran.

Vanesa y Soledad seducen al público en la tira que llegó a 26,1 de rating, con picos de 29. “Nos fascina lo que estamos haciendo. Es un gran desafío en la tele”, aseguran.

“<i>No tenemos complejos con el físico. Por ahora el espejo no nos sugiere modificaciones</i>”. Soledad y Vanesa

No tenemos complejos con el físico. Por ahora el espejo no nos sugiere modificaciones”. Soledad y Vanesa

A Vanesa González y Mariano Martínez se los vio muy pero muy juntos más allá de las grabaciones de la novela. Ellos nunca reconocieron públicamente ser una pareja, pero sus íntimos dicen que lo de ellos va en serio. La relación entre Soledad Fandiño y Pablo Granados fue algo más pública. Sufieron una separación y  hoy estarían reconciliados.

A Vanesa González y Mariano Martínez se los vio muy pero muy juntos más allá de las grabaciones de la novela. Ellos nunca reconocieron públicamente ser una pareja, pero sus íntimos dicen que lo de ellos va en serio. La relación entre Soledad Fandiño y Pablo Granados fue algo más pública. Sufieron una separación y hoy estarían reconciliados.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig