Siempre supe que Antonio podía ser el hombre de mi vida. Y desde que él me maneja los negocios, gano más plata que antes"." /> «Cuando me case, estaré orgullosa de llevar el apellido De la Rúa» – GENTE Online
 

"Cuando me case, estaré orgullosa de llevar el apellido De la Rúa"

Actualidad
Actualidad

Esta vez no hubo sushi en Villa Rosa. Don Fernando de la Rúa e Inés Pertiné
recibieron a su nuera más famosa -aterrizada en Ezeiza seis horas atrás- con un
tradicional asado criollo: vacío, colita de cuadril, lomo y achuras. También la
agasajaron con otras delicias locales, acompañadas con mate amargo. "Moría
por un panqueque con dulce de leche…
", confiaría luego Shakira (28). La
reunión duró algo más de cuatro horas, pero ni Antonito ni su hermano Aíto
participaron del reencuentro. Hay distintas versiones sobre su actual paradero,
aunque ninguna fue confirmada. Lo cierto es que quien es la pareja de la reina
del pop latino participó del almuerzo familiar desde un portarretratos plástico
estratégicamente dispuesto sobre la mesa de ensaladas.

DOMINGO DE SUEGROS. Shakira llegó a Ezeiza el domingo 10, a las 6:25
de la mañana. Vuelo directo desde Madrid de Aerolíneas Argentinas. Los fans
corrían por el hall del aeropuerto intentando algún tipo de acercamiento, aunque
jamás pudieron sortear la distancia que impusieron los guardaespaldas. Sin
embargo, la cantante colombiana más famosa del globo no abandonó jamás su
sonrisa. Finalmente, alcanzó la van Mercedes Benz que ofició de movilidad
constante durante su mini tour porteño para promocionar su último CD Fijación
oral Vol. I
, que ya vendió dos millones de copias en el mundo en poco más de
un mes. Se registró en el Sheraton Park Tower y, tan sólo un par de horas
después, partió rumbo a Pilar junto a su hermano Tony. Además de Antonito y Aíto
(como dijimos, desde el portarretratos plástico), los acompañaron Agustina de la
Rúa, otros familiares y amigos. Después de la animada conversación con su
familia política, Shakira viajó hasta Vicente López. ¿Su destino? El estudio de
grabación de Gustavo Cerati, productor de algunas de las canciones de su último
trabajo. Fueron tres horas de corcheas y micrófonos a puro rigor. Como una buena
chica, retornó a su suite de hotel para recuperar fuerzas. Es que al día
siguiente aguardaba una jornada por demás agitada.

DIAS DE RADIO. El lunes al mediodía Shakira se sentó junto al Negro
González Oro en Radio 10. Allí habló de su fundación Pies descalzos y de su
experiencia reciente en el Live 8, en Versailles; ella fue la única
latina que participó en el mega recital. "Fue un honor cantar en París para
el Live 8. Ahora mismo pienso que debemos organizar algo parecido aquí, en
nuestro continente. Si no les tendemos una mano a los niños, les estaremos
comprometiendo el mañana. El libre albedrío en Latinoamérica no existe
",
sentenció Shakira. Luego repartió besos, firmó autógrafos y, rauda cual saeta,
disparó hacia FM Hit.

Cuando llegó a la emisora, todavía continuaba la promoción Veinticinco horas
de la canción más votada: La tortura, el hit que canta junto a Alejandro Sanz.
Otra vez la multitud de fanáticos embravecidos rodeó a su reina con ofrendas
varias: banderas, carteles y peluches. Todo bajo un coro de crónicos gritos
estridentes. Shakira fue recibida en la puerta por Daisy May Queen y un comité
de bienvenida compuesto por las autoridades de la radio. Allí descubrió una
estrella con su nombre, saludó a su público y posó para decenas de fotógrafos.
Recién entonces subió al estudio. Una de sus asistentes le guardó tres de los
regalos que Shaki separó: un minúsculo rosario de madera, una camiseta de la
Selección argentina de fútbol y una bandera de uno de sus tantos clubes de fans.
Y así, sin nada que la desconcentrara, la cantante se sentó en una silla y se
relajó por primera vez en el día. Con una caja de bombones de chocolate con
leche -su perdición- y un vaso de agua sin gas Evian, habló de todo. "Yo
combino en mi música varios estilos y géneros, me siento una piña colada
",
comenzó. Cuando se le pidió que se describiera, no dudó un segundo en decir: "Los
hombres deben decir que soy una bruja. Las mujeres somos más laberínticas
".

AY, AMOR DIVINO. Pronto la conductora abordó el capítulo "Antonio".
Cada vez que nombran a su enamorado, Shakira deja ver un brillo especial en su
mirada. Y esta vez tampoco sería la excepción. Son cinco años de relación, pero
la chica sigue tan enamorada como el primer día. "Soy mucho más celosa que
él. Antonio es más evolucionado en ese sentido, mientras que yo soy más primaria
",
confesó. Aún no quiere hablar de matrimonio. Y, cuando contesta sobre su estado
civil, se refiere a Antonio de la Rúa como "mi compañero". Y luego
define: "No tengo la necesidad de casarme. Eso de vestirse de blanco es un
sueño de niña. Hoy tengo 28 años. El casamiento no garantiza nada, sólo el amor
garantiza el compromiso
". Pero para que los papás Mebarak y los De la Rúa no
sufran por la rebeldía de sus vástagos, Shakira y Antonio planean dar el sí
frente a un altar. ¿Cuándo? En algún momento… "Estaré orgullosa de llevar el
apellido De la Rúa cuando me case
", insistió la reina del pop latino. "La
primera vez que vi a Antonio supe que podía ser el hombre de mi vida. Y desde
que él me maneja los negocios, gano más plata que antes
", explicó. Sus
manitos de nena -con las uñas comidas y el esmalte saltado- no dejaban de marcar
el ritmo de sus canciones y de elegir chocolates para matar el hambre. "Estoy
desesperada. Apenas llegué, me pedí un panqueque de dulce de leche y helado de
dulce de leche. Me encantan
", se excusó.

ANTI-DIVA. Shakira difiere de la mujer tipo en muchas cuestiones. No
es de aquellas que se pasan horas en la peluquería o salen de shopping en forma
compulsiva. "Sufro con los peluqueros, son una raza maldita. Me han quemado
muchas veces el pelo…
", se lamentó. Durante su primera jornada de promoción,
alternó tres looks diferentes: 1. Jean, musculosa bordó, larguísimas
tiras doradas y campera de cuero; 2. Equipo negro de babuchas de satén,
musculosa con calavera brillosa y botas altísimas con puntera descubierta; 3.
Misma babucha, musculosa bordada, con medio corpiño afuera. Sin embargo, dirá
luego que no la desvelan los trapos: "No me gusta la ropa. No me gusta
probármela, ni ir de compras. Durante tres Navidades terminé poniéndome lo mismo
".
Después de la entrevista, la cantante subió al tercer piso y saludó a sus fans
desde el balcón. "Parezco Evita", dijo con gracia antes de arrojar
remeras negras de regalo. Hubo mucho beso antes de partir hacia los estudios de
Telefe en Martínez, donde debía grabar un especial conducido por Marley.

TARDES DE TEVE. La diosa colombiana desplegó lo mejor de su
repertorio: Día especial (de su autoría junto a Gustavo Cerati), No,
La tortura, Un día de enero (dedicado a Antonio de la Rúa) y La
pared
(que repitió, porque quería que se escuchara mejor). Antes de
finalizar el mini show llamó a su amiga Caty para que le acercara una polvera.
Coqueta como toda chica, Shakira chequeó el brillo de su cara y dio el visto
bueno para continuar la grabación. Algunas fans no pudieron aguantar y corearon
el último tema entre lágrimas. Marley, con el pelo aún más rubio que el de la
cantante, la despidió hasta el año que viene. Shakira estiró su manito y
prometió un mega show para el 2006. Saludó a cada uno de los periodistas
presentes con un beso y luego se acercó a una joven colombiana de pelo largo
color borravino. "Yo tuve este color de pelo, pero debes estar blanca como
una rana para que te quede bien
". Y se acercó las mechas a su cara para
constatar de cerca el cambio de tono. Pero el promo-raid no terminó allí:
Shakira Isabel Mebarak Ripoll caminó unos metros dentro de los estudios de
Martínez y grabó junto a Matías Martin. Después fue el turno de Julián Weich con
su Trato hecho, hasta que finalmente llegó el momento culminante: su encuentro
con Susana Giménez, una nueva entrevista, el zarandeo de La tortura y la
despedida.

....................................................

La visita de Shakira en la Argentina fue corta pero intensa. Promoción a full
y algo de familia (política, claro), y la promesa repetida de regresar a la
Argentina para ofrecer un gran concierto en un estadio. El miércoles, antes de
abordar un nuevo avión con destino desconocido, le confiaría a uno de sus
colaboradores su deseo secreto: poder caminar las calles porteñas -especialmente
las de la Recoleta, que tanto la cautivaron-, de la mano de su amor, Antonio…

No bien llegó a Buenos Aires, Shakira enfiló hacia Villa Rosa, en Pilar, para comer un asado con sus futuros suegros. Para nada le pesaron las trece horas de viaje. Hacía dos años que no venía a la Argentina.

No bien llegó a Buenos Aires, Shakira enfiló hacia Villa Rosa, en Pilar, para comer un asado con sus futuros suegros. Para nada le pesaron las trece horas de viaje. Hacía dos años que no venía a la Argentina.

A las cinco de la tarde, la diosa colombiana llegó al estudio de Gustavo Cerati, en Vicente López, para trabajar en algunos temas de su próximo CD: <i>Fijación oral Vol. II</i>, íntegramente grabado en inglés.<br />

A las cinco de la tarde, la diosa colombiana llegó al estudio de Gustavo Cerati, en Vicente López, para trabajar en algunos temas de su próximo CD: Fijación oral Vol. II, íntegramente grabado en inglés.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig