«Cuando está de turno, atiendo la farmacia de mi viejo» – GENTE Online
 

"Cuando está de turno, atiendo la farmacia de mi viejo"

Actualidad
Actualidad

Se machucó un poco el dedo meñique, justo el otro día. Lo muestra en alto, un poco lastimado, sí, mientras cuenta que intentaba instalar un aire acondicionado en su departamento, y ¡pum!, modesta desgracia. La cuestión es que no hay que detenerse en ese dedo meñique. Hay que mirar, y seguir mirando. Esta mujer es una chica Dotto, de rango top. Edad: 23. Medidas: 90-61-92.

Un buen día, en 1998, a sus 16, ganó el concurso Elite, y de ahí arrancó. Un destino típico de modelo. Viajes aquí y allá, tapas de revista, producciones de moda. Precisamente, la moda es lo suyo. No es de andar posando con poca ropa. Ahora, abre el juego. Pero eso no es lo que importa. El asunto son esos ojos. Y esa boca.

-La primera: ¿quién es Estefanía Pigazzi?
-Una chica de pueblo, de Lobos, provincia de Buenos Aires, que se crió ahí, con sus amigas, hija de Graciela y Luis, hermana de Juan, que fue al colegio Nacional, cumplió 16, conoció a un diseñador, Alejandro Blanco, que la llevó a conocer a Pancho Dotto, participó en el concurso Elite, lo ganó, y bueno, acá está Pigazzi.

-¿Cuál es el factor Pigazzi? ¿Qué creés que te distingue de las miles de modelos de esta nación?
-El hecho de ser versátil, de poder cambiar con cada propuesta. Vos ves mi book de fotos y no creés que es la misma chica. Y laburar siempre con buena onda y alegría, con el respaldo de la agencia. Creo que en realidad es el factor Dotto.

-Explicalo, entonces.
-Creo que sin él no hubiese tenido una carrera. Es un tipo que ama lo que hace, al que si le tengo que contar algo mío se lo cuento, y eso es lo que genera.

-Ahora, atributos físicos.
-Ojos… y boca. A ver, ¿cómo te la describo?

-Por sobre todo, ¡carnosa!
-Bueno, ¡eso lo decís vos! Yo no soy de mirarme mucho, aunque me gusta que me mimen el ego. Si un tipo me dice por la calle: "¡Eh, mami!", no me molesta. Bah, no me gusta la baboseada ni obsecuencia evidentes. No soy tímida, soy recatada.

-¿Estudiás?

-Sí, Arquitectura, una carrera compleja, y muy interesante. Te cambia la forma de ver las cosas. Qué sé yo, trabajando de modelo no usás mucho la parte intelectual. Pero yo tengo una curiosidad, y la quiero satisfacer. Bah, no creo que me reciba en cinco años. Y la carrera de modelo tiene un tiempo limitado. Yo no voy a quedarme en esto para siempre.

-¿Estado civil?
-Acompañada. No quiero hablar de él porque no tiene que ver con la moda. También estudia Arquitectura.

-No buscaste muy lejos.
-¡Ja! Es el que elegí para mí. Podría estar con un empresario o con un almacenero. Me da lo mismo. Ser modelo no me condiciona a salir con tal o cual tipo. Soy una chica que se crió en un hogar, y vengo del mundo de la gente que se levanta a laburar a la mañana.

-¿Te gusta el papel de sexy?
-Mmmm, no me cuesta hacerme la sexy. Pero trato de no pasar el límite. No quiero saltar de provocativa a burda. Tengo mucho más que un buen lomo.

-Hagamos que soy un fabuloso productor con una valija llena de billetes y te digo: "Ponete lolas que te hago vedette".
-(Mira por debajo del mentón) ¿Ponerme lolas? No gracias. Ya tengo las mías. Tampoco necesito otras. Mi móvil no es el dinero en exceso. Quiero vivir la vida de forma honesta.

-¿Un típico verano tuyo?
-¡Adelantar materias de la facultad! Seguro, me voy a Lobos a pasar Navidad, a Punta del Este con Pancho, que ahí es más descanso que trabajo, y a San Bernardo o Villa Gesell con mis amigas. A mí no me ata nada. Ser modelo es un acto de compromiso, y mi fuente económica. Para que te des una idea: cuando está de turno, atiendo la farmacia de mi viejo, que queda en Lobos. No tendría drama en subirme a una motito y repartir pizza por trescientos pesos al mes.

por Federico Fahsbender
fotos: Santiago Turienzo
producción: Estefanía Allende
peinó: Walter Rivas para Cerini. Maquilló: Valeria Pulido con productos Trucco
Agradecemos a Puerto Tablas, Escuela de Vela Vila, Ricky Sarkany, S-Mode, Hispana y Class Life

Se reconoce recatada, y una chica de hogar. Pero ante la cámara, juega y provoca. Atención, hombres: tiene novio.

Se reconoce recatada, y una chica de hogar. Pero ante la cámara, juega y provoca. Atención, hombres: tiene novio.

No me cuesta hacerme la sexy. Pero trato de no pasar el límite. No quiero saltar de provocativa a burda. Tengo mucho más que un buen lomo"">

"No me cuesta hacerme la sexy. Pero trato de no pasar el límite. No quiero saltar de provocativa a burda. Tengo mucho más que un buen lomo"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig