“Cuando conocí a Chucho pensé que era basquetbolista” – GENTE Online
 

“Cuando conocí a Chucho pensé que era basquetbolista”

Actualidad
Actualidad

Juegan en el agua, se besan debajo de la sombrilla y toman sus manos mientras duermen una siesta acostados en sus reposeras. El tenista misionero José Chucho Acasuso (24; 1,90 de altura) y su novia desde hace un mes y medio, Agustina Córdova (21), disfrutan de sus primeras “vacaciones” juntos. El jugador tenía que viajar a Punta del Este para participar de la segunda edición de Tenis en Punta, torneo exhibición realizado en el Conrad Resort & Casino, que el misionero acabaría conquistando tras vencer a Guillermo Cañas por 7-5 y 6-4. De paso aprovecharon para relajarse. El afronta este año el desafío de seguir subiendo en el ranking de la ATP (que lo encuentra número 27 del mundo) y tomarse revancha con la Davis; ella, después de participar en Alma pirata, analiza proyectos para seguir en la televisión. La simbiosis entre ellos parece ser perfecta: mientras él demostraba sus habilidades en la cancha de cemento, ella lo alentaba desde la tribuna. Después, a la playa. Agustina, ex del empresario y representante de futbolistas, Gustavo Mascardi, que este último semestre coqueteó con su compañero de serie, Fabián Mazzei, explica cómo encontró finalmente el amor donde menos lo pensaba: en el gimnasio.

–¿Cómo se conocieron?
–Es una larga historia, donde el destino tuvo mucho que ver. La primera vez que nos vimos fue hace varios años, en un gimnasio. Era gracioso, porque me daba cuenta de que él me miraba, pero yo me hacía la desentendida. Después, no nos cruzamos más. Un día, mi mejor amiga me dijo: “Te voy a presentar al hombre de tu vida”.

–¿Le creíste?
–(Risas) ¡Qué se yo! Ella insistía en que era para mí. Me dijo: “Se llama Chucho Acasuso”. Y como soy cero deporte, no relacioné el nombre con su profesión. Cuando lo vi, tampoco me deslumbré con la idea de que fuera tenista. Para mí, era el chico intrigante del gimnasio. Te digo más: en aquel entonces yo pensaba que era basquetbolista.

–¿Esa intriga capturó tu atención de inmediato?
–En ese momento estaba de novia y no me interesaba nadie. Pero se notaba que entre los dos había química. Cuando nos reencontramos, las cosas fueron diferentes. Hoy, después de un mes y medio, te puedo decir que Chucho es un hombre maravilloso y súper cariñoso.

–¿Te gusta acompañarlo en los partidos?
–Me encanta seguirlo y verlo jugar. Sólo que nuestras profesiones impiden muchas veces que nos veamos tanto como quisiéramos. En febrero yo ya empiezo a dedicarme a los diferentes proyectos que tengo para este año.

–¿Vas a seguir con la televisión o te gustaría incursionar en otras áreas?
–Tengo dos propuestas para volver a la tele. Todavía no decidí con cuál quedarme. Me tiene que seducir mucho el personaje. Mi idea es crecer como actriz.

Chucho es 30 centímetros más alto que ella. Pero ellos, habitués de Movistar Montoya Beach, sólo están preocupados por estar juntos todo el tiempo.

Chucho es 30 centímetros más alto que ella. Pero ellos, habitués de Movistar Montoya Beach, sólo están preocupados por estar juntos todo el tiempo.

La pareja se relajó en la playa: mimos, mucho protector solar y, después de la conquista deportiva de Chucho en el certamen Tenis en Punta, una celebración bien merecida.

La pareja se relajó en la playa: mimos, mucho protector solar y, después de la conquista deportiva de Chucho en el certamen Tenis en Punta, una celebración bien merecida.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig