«Cuando algo se me pone en la cabeza, no paro hasta conseguirlo» – GENTE Online
 

"Cuando algo se me pone en la cabeza, no paro hasta conseguirlo"

Actualidad
Actualidad

Ahí atrás está Creta. Si miran bien, detrás de su sonrisa angelical, sus curvas puro vértigo, sus 87-60-90 y sus piernas interminables, está la isla más grande de Grecia, rodeada por el mar Egeo y decorada por ruinas del tiempo del rey Minos, el que según la mitología helénica mandó a construir el laberinto del Minotauro. Así que alrededor de ella, en este preciso momento hay historia, leyenda y paisaje, pero cuando Emilia Claudeville posa frente a la cámara, tiene el don de convertirse en algo así como el centro del mundo. Es algo en la forma en que mira, en cómo pone la boca y, bueno, también en ese cuerpito que la acompaña a todos lados. Y que sabe usar tan bien, porque desde los tres años Mili estudia danza en el instituto que su mamá tiene en San Juan capital, donde vivió toda su vida hasta comienzos de este año.

Porque hoy, a sus 18, Mili, que es una de las flamantes incorporaciones de Multitalent Agency, se está preparando para rendir las últimas materias que le quedan del secundario y después mudarse a Buenos Aires, donde tiene un departamento esperando por ella. “Es un dúplex en Palermo, que estoy terminando de decorar. Va a ser todo blanco, con sillones color chocolate y platos y accesorios en verde manzana. ¿Te gusta? Ah, y además tiene una terraza increíble, que estoy decorando con una onda medio tropical”, cuenta entusiasmada. “Va a quedar re buena”.

–¿Qué es lo que más extrañás de San Juan?
–¡Las siestas! No entiendo por qué acá todos los trabajos y todas las producciones las hacen después de comer, a la hora en que me agarra la modorra. ¡No sabés cómo extraño la clásica siesta sanjuanina! Todavía estoy tratando de acostumbrarme al ritmo porteño. Y también extraño a mi hermanita más chiquita, María Olivia, que tiene un año y cuatro meses. Y las clases de danza, que ya casi no tengo tiempo de hacer. Pero, la verdad, todo eso es un sacrificio mínimo al lado de la oportunidad que estoy teniendo.

–¿Hasta dónde querés llegar?
–Primero me encantaría poder decir: “Soy modelo”, como lo eran las modelos de antes, que dedicaban su vida a la profesión. Y me gustaría combinarlo con cierta popularidad. No sólo salir posando en revistas: ser conocida por mi laburo y tener una muy buena prensa. La admiro a Valeria Mazza por la carrera que hizo y porque después, además, supo abarcar varias cosas: fue empresaria, conductora, madre. Me encantaría lanzar con mi nombre una marca de lencería o de productos de belleza. Pero por ahora voy paso por paso: quiero empezar como modelo y después veré. Y mi sueño es ser una top.

–¿Sentís que tenés con qué?
–Si me dieron la oportunidad, es porque me vieron condiciones físicas para ser una buena modelo. Y me sobran voluntad y entusiasmo como para dar todo de mí. Cuando algo se me pone en la cabeza, no paro hasta conseguirlo. Y en general lo logro, implique los sacrificios que implique.

–¿Dejaste algo en tu provincia?
–Ehhmm… Sí. Un novio. Marcos, el chico con el que salí toda mi adolescencia. El único novio que tuve en mi vida. Ahora estoy sola, solterísima. Pero muy bien así, eh.

–¿Nada en vista?
–Nada. Siento que ahora no me hace falta. Estoy en un momento bastante egoísta, disfrutando de las oportunidades que tengo. Si ahora tuviera una pareja creo que no funcionaría, porque ando pensando sólo en mí. Además, los laburos, los viajes, los horarios raros… Es difícil encontrar a alguien que se banque todo eso.

–¿Pasaste alguna vez por un quirófano?
–Sí, a los 5, cuando me operaron de apendicitis. Y volví ahora, en octubre, para operarme las lolas. Fue un regalo de mi papá, Ricardo, para mis 18 años. Decidí hacerlo ahora, porque esperar para más adelante no tenía sentido. Era necesario para mi laburo y para sentirme más cómoda. Igual me puse poquito: son sumamente naturales para lo que es mi cuerpo. Y salvo que me quiebre o algo así, no pienso volver a ningún quirófano. Así estoy bien.

–Contáme del viaje. ¿Qué te pareció Creta?
–Increíble. Me la imaginaba totalmente diferente. Primero estuvimos en Heraklion, la capital, y después recorrimos las ruinas y las playas. El lugar de las fotos era impresionante. Arena blanca, agua turquesa, al lado de unos acantilados enormes. Ahí un cretense nos contó que esa playa era en los 60 un centro mundial de hippies.

–¿Y cómo sigue tu vida?
–A fines de abril me voy a Los Angeles, a hacer un catálogo para una marca de ropa de allá, y después estoy cerrando con varias marcas… Ya sabés, los primeros pasos para ser una top.

Mili posando sobre la arena de una playa cretense. Antes de este viaje, estuvo en el desfile de Roberto Giordano en Punta del Este, fue tapa de Para Ti y GENTE la eligió como uno de los mejores cuerpos del verano.

Mili posando sobre la arena de una playa cretense. Antes de este viaje, estuvo en el desfile de Roberto Giordano en Punta del Este, fue tapa de Para Ti y GENTE la eligió como uno de los mejores cuerpos del verano.

“<i>Creo que si me dieron la oportunidad, es porque me vieron condiciones para ser una buena modelo. Y me sobra voluntad como para dar todo de mí</i>”

Creo que si me dieron la oportunidad, es porque me vieron condiciones para ser una buena modelo. Y me sobra voluntad como para dar todo de mí

“<i>Siento que ahora no me hace falta estar con alguien. Estoy en un momento bastante egoísta, disfrutando de las oportunidades que tengo. Si ahora tuviera una pareja, creo que no funcionaría</i>”

Siento que ahora no me hace falta estar con alguien. Estoy en un momento bastante egoísta, disfrutando de las oportunidades que tengo. Si ahora tuviera una pareja, creo que no funcionaría

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig