“Creo en la vida sana más que en las cirugías” – GENTE Online
 

“Creo en la vida sana más que en las cirugías”

Actualidad
Actualidad

"Regresaré a Buenos Aires y volveré acá los próximos fines de semana... Claro que antes voy a ver en qué condiciones quedó mi heladera por dentro. Me acordé hace unos días que vine de vacaciones y la desenchufé con todas las cosas adentro... ¡No puedo ser taaaaaaaan colgada! ¡Qué desastre!”. Lo dice con su típico paso relajado Gabriela Vaca Guzmán (30), largando una carcajada que se silencia ante su largísimo pelo negro, que le tapa la boca impulsado por una brisa del Este. “¿Te comenté que dejé la carrera de Administración de Empresas para dedicarme de lleno a la actuación?”, arremete sola quien en 2009 participara en la novela Herencia de este amor. Y continúa: “Cursé cuatro años de teatro con Luis Agustoni y ahora decidiré cómo continúo. Mi idea es seguir entrenándome. Estoy participando en castings. Aparecieron algunas posibilidades de hacer tele y teatro en México, pero prefiero quedarme en mi país”. También va a participar en el video de la canción Men in this town, de su mejor amiga, Shakira. “Creo en el esfuerzo. Sé que si me preparo duro me va a ir bien. Me siento más plantada, más mujer”, sentencia.

–Antes de que continúes, ¿por qué siempre volvés a Punta?
–Me encanta. De chica siempre venía con mi familia. Y ahora vengo... con... con Jorge (Brito, su novio desde hace cuatro meses). Me cuesta nombrarlo, porque él es de perfil bajo. No tiene problema con la exposición de la persona que lo acompaña, pero prefiere evitar la suya.

–¿Cómo lo recibieron tus amigos, Shakira, los De la Rúa... (la familia de su ex novio, Aíto)?
–Ellos me quieren mucho, y yo a ellos. A Jorge lo recibieron súper bien. Fue todo cómodo, civilizado, coherente con los sentimientos que tenemos entre todos. El y Shakira se hicieron amigos. Salimos a comer con Antonio, fuimos al cine, jugamos al tenis... Una situación natural, nada forzada.

–¿Por qué decís que ahora te sentís más plantada, más mujer?
–Siento que viví muchas cosas e hice mucho análisis. Aprendí, retrocedí, me equivoqué, volví atrás, pero siempre evolucionando. Creo en el paso a paso, en el avanzar de a poco y de manera firme. Me veo más concentrada.

–¿Eso te permitió iniciar una nueva relación?
–Creo que es la consecuencia de cómo anda uno. Cuando estás bien con vos misma empezás a atraer cosas positivas.

–¿Cuánto tiempo estuviste sola?
–Dos años. Esa es mi forma de encarar bien las relaciones: con tiempo y seriedad. De hecho, tuve tres novios en toda mi vida.

–A ver... Contanos en detalle cada una de tus relaciones.
–Tanto detalle no... Poné nomás que tuve un novio a los 14, que me duró como cinco años; que después llegó Aíto, con quien estuve siete y medio, y ahora... bueno, hace cuatro meses que salgo con Jorge.

–¿Cómo se conocieron?
–A través de amigos en común. Lo vi una vez en La Huella, el restaurante de acá, de Punta y...

–Pero antes sabías de Brito por su aparición en las revistas: salía con Sofía Zamolo...
–No, yo no había caído. Recién lo hice luego, cuando me dieron referencias.

–Retomemos lo de La Huella.
–Me atrajo y lo elegí.

–¡Epa!
–Siento que fue una conquista que hice yo. Me gustó por su timidez; tenía algo... Era distinto a los demás. Y después me hablaron muy bien de él. Ahí dije: “Este es”.

–¿Lo encaraste vos?
–Lo busqué...

–¡Y cayó!
–Cayó. Lo logré pero costó, eh. No se me entregó fácil. Fue un trabajo.

–¡Qué raro! A una chica como vos se le deben entregar más fácilmente los hombres.
–¿No te digo que es distinto? Lo elegí yo, lo busqué... Tuve que trabajar.

–¿Sos celosa?
–Para nada. Confío en la elección. Los dos estuvimos solos, y por algo nos elegimos. Esta es una relación súper sólida, de amor y confianza. Así que no tengo razones para ser celosa.

–¿Y él? Vos debés tener varios caballeros rondándote...
–Pero no me sirve tener muchos, porque yo siempre me quedo con uno. Igual, no siento que tenga tantos tipos alrededor. Soy muy tranquila.

–¿Cómo te llevás con tu costado seductor?
–Bárbaro, no tengo inhibiciones. La seducción es un atributo importante de la mujer.

–¿En pareja sos desinhibida?
–No soy avasallante ni atropelladora, pero creo en la comunicación y trato de no guardarme nada.

–¿Cuánto te cuidás el físico?
–No me considero obsesiva con el cuerpo ni con la comida. Hago deportes si me divierten, como el tenis. Pero no suelo ir al gimnasio; me aburre. Ahora visito el centro del doctor Mario Lodolo, que hace unos tratamientos buenísimos de estética. Pero no me hice ninguna operación, ni nada de eso. Me parece que cuanto más pendiente estás, peor es: generás el efecto contrario. Creo en la buena alimentación y en la vida sana más que en las cirugías. Igual, soy re-golosa. A la noche me gusta tener algo dulce para comer.

–¿Lo tenés entrenado a Jorge para que llegue con chocolates?
–El sabe que sí. “¿En la intimidad? No soy avasallante ni atropelladora, pero creo en la comunicación y trato de no guardarme nada”, afirma la chica de Chekka, su agencia.

“¿En la intimidad? No soy avasallante ni atropelladora, pero creo en la comunicación y trato de no guardarme nada”, afirma la chica de Chekka, su agencia.

“<i>No me considero obsesiva con el cuerpo ni con la comida. Hago deportes si me divierten, como el tenis. Pero no suelo ir al gimnasio; me aburre</i>”.

No me considero obsesiva con el cuerpo ni con la comida. Hago deportes si me divierten, como el tenis. Pero no suelo ir al gimnasio; me aburre”.

“<i>Cursé cuatro  años de teatro. Mi idea es seguir entrenándome. Sé que si me preparo duro me va a ir bien. Me siento más plantada, más mujer</i>”.

Cursé cuatro años de teatro. Mi idea es seguir entrenándome. Sé que si me preparo duro me va a ir bien. Me siento más plantada, más mujer”.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig