Ahora leyendo
Correo Compras: el nuevo market place del Gobierno debutó con críticas de economistas y consumidores

Correo Compras: el nuevo market place del Gobierno debutó con críticas de economistas y consumidores

Avatar

El Gobierno presentó una tienda online para unir a productores y fabricantes con consumidores. El anuncio cayó en la grieta. ¿Buscan competir con Mercado Libre?

El anuncio del Gobierno es claro: “Creamos una herramienta para la comercialización de productos de consumo masivo. Cuando se impulsa el mercado interno se fortalecen la producción y el trabajo”, decía la presentación oficial de la Casa Rosada. Correo Compras, una plataforma de comercio electrónico algo rústica si se la compara con su supuesto competidor, fue presentada este viernes 16 de octubre por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero (41), el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas (48), y la presidenta del Correo Argentino, Vanesa Piesciorovski (41).

La plataforma –que salió al mercado con más de mil productos publicados– pretende conectar a productores y consumidores de diversos puntos del país. Según el ministro de Desarrollo Productivo, “es una forma de llegar de manera directa un beneficio para toda la sociedad: para el productor, la posibilidad de llegar de manera más directa, reduciendo costos de transacción, y para el consumidor, que se va a beneficiar de menores precios, con la perspectiva de un país federal, que es uno de los ejes centrales que marcó el Presidente“.

De aspecto rústico, y con una usabilidad bastante más limitada que la de Mercado Libre, se trata de un desarrollo montado sobre la plataforma de e-commerce brasileña Vtex, algo que suscitó críticas al no haber echado mano a diseñadores y programadores argentinos, sobre todo en tiempos en que escasean los dólares necesarios para que las empresas giren a proveedores del exterior.

En las redes sociales el anuncio fue sometido a análisis, críticas, elogios y, por supuesto, memes y bromas por parte de ciudadanos –consumidores y productores– y especialistas –programadores, economistas, politólogos–, con observaciones en relación al funcionamiento de la plataforma, del mercado y del rol del Estado.

Muchos recordaron la plataforma Mercado Justo que presentó en mayo la concejal de Rosario Caren Tepp. Entonces llamó la atención el parecido del logo con el de Mercado Libre, la compañía fundada por Marcos Galperín (48) en agosto de 1999, que hoy es un unicornio, como se conoce a las empresas cuya valuación bursátil supera los mil millones de dólares.

A diferencia del market place creado por Galperín, Correo Compras sólo admite como vendedores a productores o tiendas oficiales. Además, mientras ahí prima la libertad para marcar el precio de un producto, en el mercado oficial habrá control de precios, de acuerdo a lo que indicó Piesciorovski durante el lanzamiento en el CCK, ex sede del Correo Central. En definitiva, parace ser la versión e-commerce de los Precios Cuidados, un paliativo al problema crónico de inflación que padece la Argentina.

En ese sentido, el economista y ex funcionario de Juntos por el Cambio Eduardo Levy Yeyati (54) expresó: “Estoy terminando de escribir un trabajo sobre los viejos y nuevos roles del Estado en la provisión de servicios, y no encuentro por ningún lado el delivery de productos minoristas”.

Defensores de la iniciativa gubernamental, como el funcionario Sergio Chouza, aseguraron que la intervención estatal apunta a “masificar el acceso al comercio electrónico”. El también funcionario Daniel Schteingar defendió incluso a Mercado Libre, por considerarla una de las empresas que más invierten en investigación y desarrollo, lejos de las críticas que desde sectores afines al Gobierno hacían contra la empresa de Marcos Galperín, por considerarla monopólica y precarizar a sus trabajadores.

Con los días se sabrá si el flamante “Mercado Libre estatal” cumple con su cometido o si se trata de otro parche que se eterniza. a la vez que no cumple su cometido. Mientras tanto, siguen las opiniones en las redes sociales:

Ir Arriba