Coronavirus: habló con GENTE un argentino que estuvo aislado en el Argerich – GENTE Online
 

Coronavirus: habló con GENTE un argentino que estuvo aislado en el Argerich

Actualidad
Actualidad

El estudiante de enfermería en cuarentena, a una semana de internado, contó “lo agotador y angustiante que es” permanecer sin tener contacto con nadie. Cuáles fueron los síntomas, el procedimiento del 107, los cuidados extremos con los que fue atendido, cómo es la sala en la que permaneció, qué comió, qué medicación tomó y cómo sobrevivió a la incomunicación y al estado de psicosis con la pandemia global.

Así se vive el aislamiento, en primera persona: "Es agotador y angustiante".

Lucas Jáuregui Formano (23) estudia Licenciatura en Enfermería y trabaja en servicio gastronómico en eventos. En esta charla –sostenida antes de que se le confirmara negativo el test del Covid-19– nos cuenta en detalle cómo vivió el aislamiento en una sala del cuarto piso del hospital Argerich.

–¿Cómo se te presentaron los síntomas?

–Por mi trabajo estuve en contacto con varias personas extranjeras –provenientes de España, Italia, Francia y China– en un evento. A los pocos días, el fin de semana pasado, me empecé a sentir mal. Con mucho dolor de cabeza, dolor de garganta, tos seca y muchos estornudos. En un principio pensé que era alergia, así que tomé antihistamínicos. Pero me empecé a sentir peor y el lunes me levanté con 40 grados de fiebre y muchos dolores musculares. Me acerqué a una unidad de atención. Allí me aislaron, me derivaron al Hospital de Quilmes y me dijeron que no tenía nada. Pero una profesora me recomendó que me comunicara con el 107 del SAME, porque seguía mal. Llamé, me dijeron que me acercara rápido al Argerich y desde entonces estoy aquí aislado, internado y con controles permanentes.

Estuvo una semana internado en el Argerich, aislado por los síntomas y luego de llamar al 107.

–¿Cómo fueron el procedimiento desde que llegaste y el método de aislamiento?

–Llegué, me hicieron esperar un segundo en la guardia y pasé a un consultorio. Allí me vieron tres médicos y me dijeron que mi estado era para internación y aislamiento. Rápidamente me dieron barbijo y guantes. Los médicos, que venían de modo individual, siempre vestidos con guantes, camisolines y barbijos, me trasladaron a la parte de rayos X, donde me hicieron una placa de tórax y después me trajeron a la habitación en la que me encuentro aislado hoy. Horas más tarde me hicieron un hisopado, me sacaron sangre y eso se mandó a analizar al Muñiz. Esos análisis me dieron negativo para la influenza. Luego se mandó a analizar al Malbrán, donde se estudian todas las enfermedades respiratorias infectocontagiosas

Lucas muestra el antiviral diario que le administran.

–Más allá de la psicosis y cómo nos afecta la incertidumbre por lo desconocido, ¿por qué creés que tantos aislados e infectados deciden no hablar y por qué vos sí elegís transmitir la información? 

–Yo creo que la negativa a la comunicación tiene que ver en parte con una negación personal. Cuando uno se encuentra transitando cierto tipo de enfermedad, lo psicológico juega de una manera muy importante en el cuerpo. Las personas no quieren hablar ni informar porque no quieren aceptar lo que tienen... Sienten que se van a morir. Yo desde un primer momento lloré mucho, porque estaba muy angustiado, hasta que me informé. Jamás me había sentado a estudiar el coronavirus. Sólo tenía las estadísticas y lo que informan los medios. Decidí estudiar de dónde viene, cómo se disemina, cómo se contagia. Y empecé a unir cabos. La mala información es lo peor: yo sé que no me voy a morir y que esto es una gripe muy fuerte, que si no tenés complicaciones respiratorias y no sos una persona de riesgo te podés sanar y tener una vida normal.

Ante la presencia de síntomas (fiebre y tos, dolor de garganta y dificultad respiratoria) comunicarse al 107 en CABA y con el 148 en Provincia de Buenos Aires.

Leé la nota completa en la edición impresa de GENTE, del 18 de marzo.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig