Coronavirus: en qué consiste el tratamiento para recuperar el olfato y el gusto – GENTE Online
 

Coronavirus: en qué consiste el tratamiento para recuperar el olfato y el gusto

covid
Según los especialistas, el entrenamiento olfativo puede arrojar resultados alentadores en pocas semanas.
Actualidad
Actualidad

Entre los síntomas de alerta del Covid, la pérdida de gusto y olfato son algunos de los trastornos más frecuentes. Si bien en la mayoría de los casos los pacientes lo recuperan con el tiempo, algunos sufren alteraciones en estos sentidos a largo plazo. 

Lo que dice la experiencia, y que coincide con la bibliografía internacional con la que contamos, es que la mayoría de los pacientes recuperan el gusto y el olfato entre los siete y los catorce días. Pero esto no es así en todos los casos. Un trabajo realizado en Italia indica que uno de cada diez pacientes no van a recuperar la función olfatoria post covid”, detalla la doctora Ana Cofre, otorrinolaringóloga y presidenta de AROAST (Asociación Red Olfato Argentina & Smell Training).

Para superar los síntomas persistentes, sugieren comenzar un tratamiento llamado “entrenamiento olfativo multisensorial” para lograrlo. 

Por qué se pierden

La pérdida de estos sentidos también ocurre en otras enfermedades, como Alzheimer o Parkinson, o infecciones por otros virus o bacterias, como resfrío, gripe o sinusitis. También se puede generar a partir de golpes en la cabeza o la cara, o por inhalar tóxicos como químicos o metales; inclusive se puede tener una anosmia congénita, esto es, haber nacido sin olfato.

En los casos de pacientes con Covid-19, lo que produce el virus es un daño en lo que es la mucosa olfatoria, lo que tiene consecuencias en la percepción del sabor.

“El virus se une a unos receptores llamados ACE2, que se encuentran en unas células que sirven de sostén a las células nerviosas. Esas células van a emitir unos factores inflamatorios, y esas moléculas se van a unir a los receptores de la célula olfatoria, a los receptores de los odorantes, y la van a fagocitar”, explica Cofre.

Por el momento no se sabe a ciencia cierta la causa por la que algunas personas sólo tardan quince días en recobrarlos y otras pueden estar muchos meses, hay algunas hipótesis.

“Puede explicarse por variaciones en el estado inmune y las defensas de esa persona, por la carga viral que recibe, y también por cómo se desencadena esa respuesta inflamatoria. Por otro lado, pueden influir los factores de riesgo: se dice que el olfato afecta más a la población joven que a población mayores de 60 años por ejemplo”, enumera Cofre.

En qué consiste el entrenamiento olfativo

Para aquellos que no recuperaron estos sentidos luego de un cuadro de Covid-19 hay un tratamiento que, realizado con compromiso y constancia, arroja buenos resultados. Consiste en volver a poner en contacto los sentidos con sustancias naturales y aromáticas, para estimular las células olfativas, que tienen la capacidad de regenerarse.

Se recomienda comenzar el entrenamiento olfativo “con odorantes puros, sencillos, volátiles, siguiendo el ritmo circadiano de cada individuo, siempre personalizado de acuerdo a lo que el sujeto conoce dentro de su cultura olfatoria”, detalla Cofre, que en este momento trata a alrededor de 60 pacientes que buscan recuperarse. El objetivo es que se trabajen con aromas conocidos, así puede intervenir la memoria, que tiene un papel muy importante en la recuperación.

Claro que este tratamiento debe realizarse con la supervisión de un especialista, que guiará al paciente respecto de qué aromas usar para entrenar el olfato, en qué momento del día hacerlo, y con qué frecuencia.

“La mayoría de los pacientes que he visto comienzan su mejoría dentro de los primeros tres o cuatro meses, pero hay algunos que notan los primeros olores recién después de seis o nueve meses”, detalló Patricia Portillo Mazal, otorrinolaringóloga del Hospital Italiano de Buenos Aires a Clarín.

El hecho de que la mejora sea gradual y que los resultados no sean inmediatos, pueden llevar a muchos a abandonar el tratamiento. Sin embargo, las especialistas insisten en la importancia de darle continuidad, de la misma manera que se toman varias sesiones de kinesiología luego de una lesión en un músculo.

Tengo un trabajo que publicaré en breve, en el que tomé pacientes que iniciaron el entrenamiento olfatorio post covid entre agosto y noviembre del año pasado, de los cuales el 36 por ciento, a las ocho semanas, habían recuperado el olfato de manera significativa. Esto sería un indicio de que los pacientes pueden recuperar el olfato”, retrata Cofre.

Eso sí, es importante no dejarse estar para empezar el entrenamiento. Los pacientes que en esas ocho semanas mostraron una mejoría significativa, iniciaron el entrenamiento olfatorio en un tiempo de demora de unas seis o siete semanas posterior al inicio de la enfermedad”, cierra la especialista.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig