“Confío en mi padre hasta que la Justicia demuestre lo contrario” – GENTE Online
 

“Confío en mi padre hasta que la Justicia demuestre lo contrario”

Actualidad
Actualidad

Hace un par de semanas, apenas comenzó a circular el nombre de su padre en el expediente que investiga el triple crimen de General Rodríguez, el actor Mariano Martínez (29), quiso saber la verdad de boca de su progenitor:

–Papá, ¿tenés algo que ver con lo que están diciendo los medios sobre el tráfico de efedrina?
–No, hijo. Te juro que no.

–Viejo, mirá que te están nombrando cada vez con más fuerza…
–Tranquilo. Por más que me involucren, se va a demostrar que no tengo nada que ver.

Luego, más precisamente el último jueves 16 de octubre, cerca de las 13 horas, Ricardo Daniel Ricky Martínez –argentino, DNI 13.465.286, nacido el 5 de septiembre de 1959– era detenido cuando deambulaba frente a un cyber-café de Bernardo de Irigoyen y Chile, Capital, por personal de la delegación Zárate-Campana de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires –cuyo responsable es el comisionado Honorio Rodríguez– por orden del juez federal Federico Faggionato Márquez, que investiga si cometió el delito de venderle efedrina en forma ilegal a una banda de mexicanos. De allí fue trasladado a la Comisaría 4ª de Capital, y después se presentó ante el magistrado. La declaración indagatoria se inició pasadas las cuatro y media de la tarde. Trascendió que Ricky habría manifestado que era el representante de su hijo actor y que manejaba sus negocios. Pero de inmediato acusó una descompensación y fue trasladado al hospital penitenciario de la Unidad I de Ezeiza, donde estuvo unas horas, hasta que se restableció y pasó al penal como un interno más. Sus abogados, Daniel Borojovich y Alejandro Argibay, confirmaron que prestará declaración el próximo miércoles 22, porque no tiene nada que ocultar.

ANTE LA LEY. Faggionato lo puso tras las rejas, porque aduce tener pruebas concretas:

  • Existieron contactos telefónicos de Ricardo Martínez con el mexicano Jesús Martínez Espinoza, detenido en Paraguay y próximo a ser extraditado a la Argentina, acusado de regentear un laboratorio clandestino en Ingeniero Maschwitz. Y también con Sebastián Forza, uno de los tres asesinados en General Rodríguez el 13 de agosto.
  • Tendría determinado un envío de efedrina a Paraguay del que se supone habría formado parte Ricky Martínez.
  • El cirujano plástico Gustavo Alfredo Ricchiutto, DNI 17.779.087, declaró en la causa que el día 24 de julio de 2008, Ferrón, Salerno y Forza comprarían efedrina a Ricky Martínez y luego se la venderían a un mexicano, de nombre Rodrigo, que llegaba ese mismo día a las diez de la mañana, en un vuelo procedente del DF. Aclaró que el hombre se demoraba en llegar, que a Forza se lo notaba muy impaciente, y que Ricky Martínez lo llamaba permanentemente y le manifestaba que le estaban por cerrar el galpón de Barracas. Dijo que se trataba de 700 kilos de efedrina y que Forza estaba armado y jugaba con la pistola, agregando que tenía otra calibre 40.
  • El testimonio de Armando Giuliani, detenido, sospechado de que podría haber sido nexo entre droguerías y los mexicanos, que dijo que cuando le preguntó a Martínez Espinoza acerca de efedrina, éste le habría dicho: “Hablá con Ricky Martínez”.

No es todo. El mismo día de la detención fue allanado el domicilio de Ricardo Martínez en Floresta. La Policía secuestró el CPU de su computadora, un teléfono celular, un Nextel, papeles diversos y la documentación de un Citroën Xsara de su propiedad.

MARIANO INTIMO. Desde que detuvieron a su padre, Mariano Martínez vive conmocionado el momento más dramático de su vida. Si hasta la producción de la obra de teatro Closer, donde trabajaba junto a su ex, Marcela Kloosterboer, Victoria Onetto –que reemplazó a Araceli González– y Nacho Gadano, decidió primero suspender la función del jueves y luego levantar definitivamente el espectáculo. Igual, no baja los brazos: “Confío en mi papá hasta que la Justicia demuestre lo contrario”, le dijo a Catalina Dlugi para Telenoche. Y confesó que habló profundamente con él. “Mi viejo me dijo que era todo mentira, que en poco tiempo iba a estar todo tranquilo. A mí me duele por mis hermanos más chiquitos. Todos lo estamos apoyando como familiares”. El actor se quebró varias veces, antes y durante la charla. Es más, cuentan que así son sus días hoy: casi no prueba bocado, sufre ataques de llanto y vive refugiado en su departamento junto a su novia, la modelo Juliana Giambroni (20), que desde hace seis meses convive con él. Viernes y sábado ni siquiera salió a la calle. Recién el domingo a las 11 de la mañana partió rumbo a Avellaneda, donde se crió, para pasar el Día de la Madre junto a Patricia, su mamá. Cuando llegó, sus amigos del barrio le armaron un dispositivo para despistar a la prensa: guardó su Audi en un taller y no se lo vio más. El lunes apenas salió para ir al gimnasio y cumplir con su rutina de ejercicios.

La preocupación que tienen quienes están cerca de él es que, como se dijo que Ricky Martínez manejaba los negocios de su hijo Mariano, la Justicia se vea obligada a citar al actor para que brinde testimonio como testigo. Sin embargo, el juez Francisco Faggionato Márquez –que lleva el expediente por la venta ilegal de efedrina– parece no tener en carpeta esa diligencia.

Mariano sufre por la violencia y humillación que sufrieron él y su familia al ver cómo se llevaban a su padre esposado y encapuchado. Y resalta que no tiene qué decir de la causa, simplemente porque no conoce detalles. “Mi papá hacía una vida normal. Estaba haciendo escritos para presentarse voluntariamente. Yo estaba relajado. Después pasó lo que pasó y no pude hablar más con él. Pero se tergiversaron muchas cosas”, aclaró.

Sus padres se separaron cuando él tenía siete años, y desde entonces se maneja con independencia. Cuando su familia lo necesitó, ayudó para que llegaran a fin de mes: “Los amo. Nos vemos y hablamos, pero no estoy cotidianamente a su lado. Y lo que se dice de que mi papá era mi representante no es cierto. Yo estaba con Marcelo Rey, y ahora me representa la agencia Farrell. Pretendo que quede claro que tengo una vida independiente de lo que es mi familia; no los investigo. Mi mamá es enfermera y mi papá trabaja con mi tío –César Martínez, ver recuadro–. ¡Qué sé yo después lo que pasa! No tengo nada que ver con este tema”.

El actor admite que está viviendo un cimbronazo y asegura que hace lo que puede, lo que cualquier hijo haría. Y en este momento duro se define como cabeza de familia. “Hay que poner el pecho. Yo me rompo el lomo laburando. Tengo una vida transparente. La plata que ahorré la tengo declarada”. Y duda en solicitar ayuda profesional para intentar superar esta dramática situación: “Mi estado de ánimo es como un electro: por momentos pienso que ya lo mastiqué y voy a estar fuerte, y en otros me quiebro. Por ahora no tuve tiempo de pensar que me asesore un psicólogo, pero no lo descarto”.

Domingo, 11 horas. Mariano sale con su perro Pedro rumbo a Avellaneda, para saludar a Patricia, su mamá, después de varios días sin pisar la calle.

Domingo, 11 horas. Mariano sale con su perro Pedro rumbo a Avellaneda, para saludar a Patricia, su mamá, después de varios días sin pisar la calle.

En el 2006 Mariano, festejó sus 28 años junto a sus hermanos Sol, Matías, Rodrigo, Diego y Gustavo, y sus padres, Ricardo y Patricia, en <i>Terrazas del Este</i>, Punta Carrasco. La celebración fue a puro carnaval carioca y duró hasta el amanecer. A Mariano se lo vio re feliz junto a sus papis.

En el 2006 Mariano, festejó sus 28 años junto a sus hermanos Sol, Matías, Rodrigo, Diego y Gustavo, y sus padres, Ricardo y Patricia, en Terrazas del Este, Punta Carrasco. La celebración fue a puro carnaval carioca y duró hasta el amanecer. A Mariano se lo vio re feliz junto a sus papis.

El jueves 16 de octubre  allanaron la casa de Floresta donde vive Ricardo Martínez unto a su actual pareja y dos hijos. Personal de la delegación  Zárate-Campana de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas de la Policía bonaerense, a cargo del comisionado Honorio Rodríguez, secuestró el CPU de la computadora, un celular, un Nextel, papeles y la documentación de un Citroën Xsara, propiedad del padre del actor. Su mujer salió a observar la salida de los uniformados. Ricky, esposado y encapuchado, rumbo a los Tribunales de Campana.

El jueves 16 de octubre allanaron la casa de Floresta donde vive Ricardo Martínez unto a su actual pareja y dos hijos. Personal de la delegación Zárate-Campana de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas de la Policía bonaerense, a cargo del comisionado Honorio Rodríguez, secuestró el CPU de la computadora, un celular, un Nextel, papeles y la documentación de un Citroën Xsara, propiedad del padre del actor. Su mujer salió a observar la salida de los uniformados. Ricky, esposado y encapuchado, rumbo a los Tribunales de Campana.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig