Conejitas latinoamericanas – GENTE Online
 

Conejitas latinoamericanas

Actualidad
Actualidad

Bajo el cielo azul de San Rafael, provincia de Mendoza, en los cuartos del casco colonial de la Estancia Los Alamos, las tres coinciden: "Somos mujeres infartantes y los hombres se ratonean con nosotras, aunque también nos tienen miedo". Una, Vanessa Adriazola, está en su tierra: es mendocina. Las otras dos, Claudia Marín (de Chile) y Renata González (de Colombia), no salen del asombro que les provocan hectáreas y hectáreas de viñedos en gestación rodeando un casco levantado en 1830 para defenderse del avance de los indios.

Las tres se miran. Las tres se ríen. Las tres son chicas Playboy de gira por la Argentina.

"Ser una chica Playboy no es tan fácil", dice Vanessa, que en el 2002 fue Playmate de la edición mejicana y, un año después, llegó a las páginas de la edición norteamericana (el techo para una conejita) como representante de la belleza latina. Continúa Vanessa: "La mayoría de los hombre ni se te acerca y es muy duro sostener una relación. Todos mis novios me hicieron problemas de celos, me presionaban, no me creían si yo les decía que estaba en el hotel. Y, por supuesto, no se bancaban mis desnudos. Por eso, ahora estoy solita".

Para Claudia, que fue Miss Playboy TV de Chile y lee al Dalai Lama, "una conejita tiene que ser algo más que una mujer bonita y de buenas medidas. Además de la belleza y el físico, debe contar con el glamour, la elegancia y la sensualidad que la vuelven diferente del resto de las modelos".

La voz de Renata, un hilo de sonido frágil, pero suficiente, llega apenas suave en la galería del jardín de invierno de Los Alamos. "No sólo debemos ser mujeres físicamente hermosas -dice Renata-. También tenemos que manejar nuestras propias carreras, para lo cual necesitamos inteligencia. Muchas veces creen que sólo somos un cuerpo, pero detrás de la imagen escondemos un instinto muy desarrollado".

Es cierto, no son modelos convencionales. Durante la producción fotográfica, con la tierra surcada por la vid de fondo, se toman la licencia de ir un paso más allá: en las poses, en lo jugado de algunas tomas, en la actitud general. Se paran al borde de la provocación, pero sin traspasarla.

"Lo nuestro es la sensualidad, somos expertas en eso. Y por eso llegamos hasta aquí".

por A.S.
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sergio Barbaro
agradecemos a: Familia Aldao y Finca Los Alamos, la Subsecretaría de Turismo de Mendoza,
Tower Inn & Suites y Natacha Oviedo

Nació en la provincia de Mendoza, Argentina. Tiene 24 años y sus medidas son 92-62-92. Ingresó a Playboy Latinoamérica en el 2001. Dos años después llegó a las páginas de la edición americana, en donde apareció junto a otras bellezas latinas.

Nació en la provincia de Mendoza, Argentina. Tiene 24 años y sus medidas son 92-62-92. Ingresó a Playboy Latinoamérica en el 2001. Dos años después llegó a las páginas de la edición americana, en donde apareció junto a otras bellezas latinas.

Nació en Punta Arenas, Chile. Tiene 27 años y sus medidas son 93-63-93. Fue Miss Plaboy TV en Chile y asegura: Me siento como Iván Zamorano o el Chino Marcelo Ríos, una embajadora de mi país".">

Nació en Punta Arenas, Chile. Tiene 27 años y sus medidas son 93-63-93. Fue Miss Plaboy TV en Chile y asegura: "Me siento como Iván Zamorano o el Chino Marcelo Ríos, una embajadora de mi país".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig