Condenaron a 10 años de prisión a la Angelina Jolie iraní – GENTE Online
 

Condenaron a 10 años de prisión a la Angelina Jolie iraní

Sahar Tabar, célebre por haber usado make up y photoshop para parecerse a la actriz hollywoodense, deberá cumplir una condena por blasfemia, incitación a la violencia y por infringir el código de vestimenta que rige en Irán. Defensores de los derechos humanos en su país reclaman justicia y remarcan que fue una medida ejemplificadora para los jóvenes que eligen expresar su libertad en las redes sociales. 
Actualidad
Actualidad

Sahar Tabar (19), más conocida como la Angelina Jolie iraní o simplemente "la Angelina zombie", se hizo conocida después de que un medio británico asegurara que se había sometido a cincuenta cirugías en el rostro para parecerse a la actriz hollywoodense. Pero la influencer explicó más de una vez que su apariencia no era más que producto de técnicas de make up y trucos de photoshop.

“Cada vez que publico una foto, me maquillo la cara de una forma más divertida. Es una forma de expresarse, una especie de arte. Mis fans saben que ésta no es mi cara real”, insistió más de una vez Sahar, víctima de las estrictas leyes y cultura de Irán para con las mujeres. El año pasado ya había sido arrestada junto a otras instagramers, acusadas de "crímenes culturales y corrupción moral y social".

Ahora la condenaron a diez años de prisión por los delitos de blasfemia en las redes sociales, incitar a la violencia en sus publicaciones e infringir el estricto código de vestimenta nacional.

La noticia sobre su condena la dio la periodista Masih Alinejad, quien le pidió a Angelina Jolie que use su influencia para ayudar a la joven frente a semejante injusticia. "Diez años en prisión para la instagramer iraní que usó maquillaje y photoshop para convertirse en Angelina Jolie zombie. Sahar Tabar tiene solo 19 años. Su broma la llevó a la cárcel. Su madre llora todos los días para conseguir que su inocente hija sea liberada. Querida Angelina Jolie, necesitamos que alces tu vos. Ayúdanos", rogó Masih en defensa de Sahar.

Por su parte, el abogado Payam Derafshan explicó: "La República Islámica tiene una historia de atormentar a las mujeres. Necesitamos estar unidos contra este apartheid de género”. Y señaló que la detención de Sahar había sido "una medida ejemplificadora" para los jóvenes del país, ya que Instagram es una de las pocas redes sociales que se permiten usar en la República Islámica y allí es donde muchos recurren para poder ejercer la libertad de expresión.

El Estado iraní mantiene vedado el acceso a Facebook, Twitter y Telegram y ya desde hace un tiempo está intentando prohibir Instagram, red que vigilan para impedir que los influencers continúen difundiendo ideas que se desmarquen de los preceptos defendidos por el régimen.

Los "guardianes de la moral" ya actuaron con severidad, adoctrinando masivamente cuando hace seis años detuvieron a un grupo de jóvenes que grabaron una versión del video Happy, de Pharrell Williams, bailando libremente en las terrazas. En ese entonces los expusieron en TV y le recordaron públicamente a la sociedad que estaba prohibido bailar entre sí y que las mujeres no debían mostrarse sin hiyab.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig