«Con Juanita ya no hablamos, ni somos amigos» – GENTE Online
 

"Con Juanita ya no hablamos, ni somos amigos"

Actualidad
Actualidad

Noche de sábado en Rodeo de la Cruz, allá en las afueras, donde la ciudad se
deshace y se mezcla con el campo, donde los caseríos se mezclan con las chacras.
Allá en las afueras, a 50 kilómetros de la ciudad de Mendoza. Son las dos y
media de la mañana; en la puerta de la disco El Santo todavía queda media cuadra
de cola, media cuadra de jóvenes bien apretujados que intentan esquivar el frío,
mientras esperan entrar. El gran complejo, de a poco, se llena.

Desde adentro del lugar, llega el rumor de una música y de una voz que arenga o
que anuncia algo que no se llega a comprender, y que no hace falta. Todos los
que están ahí ya lo saben, y por eso han ido: Cherry López, la banda del joven
galán de Los Roldán, Tomás Fonzi (23), se presenta esta noche en el boliche.

A las tres y media de la mañana, ya no queda nadie afuera: más de 2500 jóvenes
(en su mayoría chicas) se amontonan en la disco. Todos bailan en la pista,
aunque con cierta impaciencia. De pronto, la voz que arengaba vuelve a hacerse
oír; ya no hay música y el boliche está a oscuras. La voz anuncia: "La banda de
Tomás Fonzi está lista para tocar
". En la oscuridad, los gritos de las chicas
parecen el preludio de un show de Luis Miguel. En los camarines, los artistas
repasan una última vez la lista de temas, beben los últimos tragos de sus
bebidas energizantes, antes de salir a escena.

En la oscuridad total, resuenan los primeros acordes de Satisfaction, comienza
el inoxidable riff de uno de los mayores clásicos de los Rolling Stones, y una
voz entona los primeros versos: "I can't get no satisfaction…". Las luces se
encienden sobre el escenario. Y sobre él, Juan, Roncha, Marcelo, Cirilo y Tomás,
los Cherry López, la banda que el ex Verano del 98 formó con sus amigos del
barrio, allá por el 2001, cuando todavía vivía en Adrogué, cuando recién
comenzaba su carrera y cuando todavía no se le adjudicaban romances con actrices
y modelos.
"Buenas noche, Mendoza, es un placer estar acá", saluda Fonzi cuando se va el
primer tema, y esas serán casi sus únicas palabras en toda la noche. Después,
seguirán los covers de The Cure, de los Ratones Paranoicos, de Virus, y uno de
los más esperados, Sueño, el tema que tocaba con la banda de Costumbres
argentinas.

Durante la hora que durará el concierto, Fonzi, a cargo de la segunda guitarra
de la banda, permanecerá con la mirada baja, casi sin mirar al público, casi sin
hablar. Sólo saludará, tímidamente, al entrar y al salir de escena. "Gracias por
venir, espero que les haya gustado
", será su única despedida. Mientras las
chicas, amontonadas en cada rincón del boliche, todavía mirarán hipnotizadas el
escenario vacío, con las fotos y las cartitas que no le pudieron dar al actor,
en sus manos.

En los camarines, los chicos de la banda descansan. Tomás parece estar de buen
humor y acepta hablar con GENTE.

-¿Estás contento con el recibimiento y la convocatoria mendocina?
-Soy consciente de que lo único que importa es que soy la figurita de la tele,
pero me gustó mucho el show. Ahí estuvieron las canciones, y hubo oídos que las
escucharon. No sé si le prestaron atención, pero la idea es sorprenderlos.

-En el escenario no tuviste protagonismo, ¿es una actitud pensada para darle más
presencia a la banda?
-Mi lugar es la segunda guitarra y la charla con el público es más de Juan, que
es el cantante. No me interesa ser el líder, pero sí me gusta disfrutar de que
la gente esté ahí, que me vean tocar y sentirnos verdaderas estrellas de rock.

-Parece que Costumbres argentinas fue un buen empujón para la banda...
-Con los chicos venimos tocando desde el 2001, y Costumbres lo que hizo fue
darnos un espacio donde ir perfeccionando lo que hacíamos. Yo toco la guitarra
desde que tengo 14 años.

-Escuchamos mucho rock and roll esta noche, pero ¿es posible que Hilda (su novia
en la ficción de Los Roldán) te haga cantar cumbia?
-Y... si el personaje tiene que cantar cumbia, cantará, y si tiene que bailar,
bailará.

-¿Cuál es tu estado civil en la actualidad?
-Hoy estoy solo.

-Por estos días se habló mucho de los nuevos amores de Juanita, ¿cómo han
quedado las cosas con ella?
-Yo ahora ya no tengo nada que ver con ella. Con Juanita ya no hablamos, ni
somos amigos.

-Y con Gabriela Bo, ¿qué pasó?
-Nada… Son bolas que se corren.

-La última: ¿cómo está Tomás Fonzi hoy?
-Disfrutando de la música, que hoy es una gran satisfacción en mi vida. Espero
seguir haciendo esto por mucho tiempo.

Cuando en el boliche <i>El Santo</i>, en las afueras de la ciudad de Mendoza, sonó el Rock del gato, de los Ratones Paranoicos, el galán se hizo cargo del micrófono, hizo delirar a las chicas.

Cuando en el boliche El Santo, en las afueras de la ciudad de Mendoza, sonó el Rock del gato, de los Ratones Paranoicos, el galán se hizo cargo del micrófono, hizo delirar a las chicas.

Tomás Fonzi, en pleno show, ecualizando su guitarra. Espero seguir haciendo esto por mucho tiempo", le dijo el actor a GENTE, al terminar de tocar en Mendoza.">

Tomás Fonzi, en pleno show, ecualizando su guitarra. "Espero seguir haciendo esto por mucho tiempo", le dijo el actor a GENTE, al terminar de tocar en Mendoza.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig