“Con Hugo estamos muy bien” – GENTE Online
 

“Con Hugo estamos muy bien”

Actualidad
Actualidad

Mientras Marcelo Tinelli (50) juega a que se enamora –“de mentirita”– ante más de 3 millones de espectadores en cada emisión de ShowMatch, su ex, Paula Robles (42), se da una nueva oportunidad en el amor junto al empresario Hugo Rodríguez (42). Pero en su caso la historia es real, sin especulaciones de rating. A un año y medio de la ruptura, y luego de los doce compartidos junto al conductor, desde hace tres meses Paula anda en la difícil tarea de barajar y dar de nuevo. Por lo menos mediáticamente, el terreno ya se había preparado cuando explotaron las versiones que la vinculaban con su ex compañero de Patito Feo Juan Darthés (primero), y con Adi Azicri, músico de La Portuaria (después).

“Son sólo amigos”, desmintió ella en cada caso. Esta vez fue diferente: “Sí, somos novios”, aseguró Hugo, rendido, tras la persecución mediática de la última semana. El identikit del flamante galán lo encuentra merodeando la fama desde hace buen tiempo. Es que, aunque se dedica al negocio gastronómico (es propietario de Liborio, un restó de Las Cañitas, y tiene otro emprendimiento en Palermo, además de una franquicia de peluquería), en los archivos ya figura una vinculación con una ex celebrity largo tiempo atrás, cuando vivió un fugaz romance con Raquel Mancini.

Divorciado y padre de dos hijos –una nena de 12 años y un nene de 7–, se cruzaron con la ex de Tinelli hace tres meses, gracias a presentaciones de amigos en común, cuando comenzó a ayudarla con su contabilidad. Y está claro que entre el “Debe” y el “Haber” la cosa fue prosperando. “Los dos estamos separados y somos libres, pero nuestro estilo es el perfil bajo. Igual, todo bien. Paula es muy buena mina; todo marcha diez puntos”, deslizó él entre íntimos. “Estoy muy bien. Y Marcelo sabe de mi relación con Hugo”, aseguró Robles, tras la andanada de preguntas. Por eso, ya sin nada que ocultar, Paula y Hugo se animaron a disfrutar su relación más libremente.

El fin de semana pasado, por caso, con el cielo despejado tras el temporal de Santa Rosa, la pareja volvió a hacer vida de novios full time. El sábado a la noche, primero, la ex bailarina fue a cenar junto a una amiga al restó de su enamorado. Pidieron mesa para tres y Hugo acompañó a su chica en una velada que se prolongó hasta la madrugada (todo pago por el dueño de casa, claro). Pasadas las tres de la mañana, hubo piquito de despedida en la penumbra y Paula regresó a su casa en la exclusiva torre Le Parc, donde terminó la noche solita. Al mediodía siguiente, con la ansiedad propia de los romances flamantes, Paula y Hugo volvieron a pasar el día juntos. Esta vez absolutamente solos.

Cerca de las dos de la tarde, Rodríguez la pasó a buscar por su casa y almorzaron nuevamente en Liborio, donde la morocha ya es una habitué y hasta conoce por el nombre a los mozos que suelen atenderla. Allí, tomados de la mano, tuvieron otra de sus largas charlas y, en plena sobremesa, ojearon los estrenos de cine en el diario para planear su salida de domingo sin hijos. Las preferencias los llevaron a un complejo de Belgrano, donde terminaron viendo El hombre solitario (vaya paradoja), la nueva película de Michael Douglas. Tras la función, ante el encuentro con el fotógrafo de GENTE, Hugo –ya amigado con las cámaras– tomó la palabra: “Si sabía que ibas a venir, me vestía mejor... Me están matando las críticas por mi look. ¿Tan mal estoy?”, bromeó ante el silencio cómplice de su chica, que no dejó de sonreír. Motivos le sobran: el amor le sienta bien.

El último domingo, Hugo la pasó a buscar por Le Parc, donde vive Paula desde su separación, y la invitó a almorzar a Liborio, su propio restó de parrilla y cazuelas, en Las Cañitas.

El último domingo, Hugo la pasó a buscar por Le Parc, donde vive Paula desde su separación, y la invitó a almorzar a Liborio, su propio restó de parrilla y cazuelas, en Las Cañitas.

“Estoy muy bien. Y Marcelo sabe de mi relación con Hugo”, aseguró Paula tras la embestida de preguntas frente al fotógrafo de GENTE. Su sonrisa es por demás elocuente.

“Estoy muy bien. Y Marcelo sabe de mi relación con Hugo”, aseguró Paula tras la embestida de preguntas frente al fotógrafo de GENTE. Su sonrisa es por demás elocuente.

Después de espiar la cartelera de estrenos en un complejo de Belgrano, la pareja sacó entradas para ver El hombre solitario (un título paradójicamente inverso a su realidad sentimental).

Después de espiar la cartelera de estrenos en un complejo de Belgrano, la pareja sacó entradas para ver El hombre solitario (un título paradójicamente inverso a su realidad sentimental).

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig