Con el mundo a sus pies – GENTE Online
 

Con el mundo a sus pies

Actualidad
Actualidad

El verdadero Dream Team
por Leo Montero (*)


Esta medalla dorada del básquet tiene un significado superior a la del fútbol. El bronce ya era un éxito, pero dejar atrás a los Estados Unidos y luego ganar el oro superó lo increíble. Las estrellas de la NBA tienen atragantada a la Argentina: van dos grandes torneos seguidos que los dejamos afuera. El verdadero Dream Team fue el nuestro: jugó con sacrificio, talento, solidaridad y son muy amigos -sin verso- fuera de la cancha.
En los Estados Unidos hay un enorme respeto hacia el plantel de Magnano. Los dos técnicos que tuvieron, Larry Brown y Greg Popovich, son pioneros en observar a jugadores del básquetbol FIBA (la organización internacional). Ellos dicen que los nuestros tienen cosas de las que los monstruos de la NBA carecen: otra lectura del juego, más hambre de gloria y son menos egoístas.

En el ambiente del básquet mundial todos saben perfectamente quiénes son Pepe Sánchez, Luis Scola, Rubén Wolkowyski o Fabricio Oberto, y ni hablar de Ginóbili. A Manu ya lo ubico en el Olimpo de los deportistas argentinos, después de Maradona, con el debido respeto a Fangio y a Vilas. Pero hay más… Un jugador que descolló en estos Juegos fue Luis Scola. A los 24 años dio un salto de calidad formidable. El está drafteado (elegido) por San Antonio Spurs, el equipo de Manu y que dirige Popovich. No sé cuánto tiempo más podrá pasar para que el DT diga: "Me lo llevo ya para que juegue de dupla interna con Tim Duncan". Además, ya están Andrés Nocioni (en Chicago Bulls) y Carlos Delfino (en el campeón, Detroit Pistons). Sí, nuestro básquet no sólo es presente; también mucho futuro.

(*) Conductor de La Magia de la NBA, por Fox Sports, y Todo red, por radio La Red

Un equipo de amigos
Por O. R. O. (*)

La Selección que ganó para el básquetbol argentino su primera medalla olímpica, está integrada por un grupo de amigos. Por eso, en la emocionante ceremonia de premiación de Atenas, afloró el sentimiento que enriquece a su rica personalidad.

El bahiense Pepe Sánchez, en lo más alto del podio, mostró una remera que tenía debajo para que se leyera la inscripción que hacía partícipes de la conquista a los dos jugadores que quedaron al margen de la nómina final (el tucumano Lucas Victoriano y el entrerriano Leandro Palladino), y a quien debió renunciar por lesión (el correntino Federico Kammerichs).

"Gaby: siempre con nosotros" es otro mensaje que siempre los acompaña y que esta vez -conmovedor como nunca- lo mostró el cordobés Fabricio Oberto. Recuerda a Gabriel Riofrío, uno de ellos que cayó muerto, hace tres años, en una cancha de Sunchales por una afección cardíaca.

¿Quiénes son? Son argentinos que nacieron y crecieron en nuestra Liga Nacional. Inteligentes, solidarios, humildes, responsables, corajudos, astutos para poner en práctica cualquier táctica, y con temple para afrontar los trances difíciles. Por eso hoy son los ¡campeones olímpicos!

No son nuevos en esto de campeonar. En su etapa formativa, individualmente, suman 12 títulos de campeón en Sudamérica, 5 en el nivel panamericano y 4 medallas de bronce en el ámbito mundial. También Europa y la misma NBA los vio ganar, como a Manu Ginóbili, quien tipifica la calidad humana del grupo: es la estrella, pero pasa como uno más.

(*) Osvaldo Ricardo Orcasitas (O.R.O.) integró el staff de la revista El Gráfico entre 1968 y 2002.

EL RATING DE LOS JUEGOS


América presentó su cobertura de los Juegos Olímpicos con un lema contundente: 24 horas con el corazón en Atenas. Y, durante los veinte días que duró la competencia, modificó su programación y mantuvo abierta su señal. Vía satélite, transmitió todas las pruebas y acompañó a cada atleta argentino en su sueño olímpico. Sus enviados especiales -encabezados por Juan Pablo Varsky, Alejando Fantino y Gustavo López- impusieron un nuevo slogan: "Adonde hay un argentino compitiendo, América puso otro argentino para contártelo". En Buenos Aires, contó con el soporte técnico de Carlos Bilardo, en fútbol, Guillermo Salatino, en tenis, Marcelo Garrafo, en hockey, Carlos Getzelevich, en vóley… La transmisión tuvo su recompensa en las planillas:

- La final de fútbol entre la Argentina y Paraguay, a las 4 de la madrugada, alcanzó picos de 26 puntos
- La final de básquet entre la Argentina e Italia midió 21.1
- Los saltos con garrocha de Alejandra García tuvieron picos de 17,6
- La regata final de Espínola y Lange, a las 7 de la mañana, llegó a medir 20,6
- El partido de Las Leonas contra China, por el bronce, tuvo un promedio de 8,2
- El sueño olímpico de los ciclistas Curuchet y Pérez alcanzó picos de 9,1
- El último partido de la selección de vóley, contra Italia, superó los 8 puntos
- También los deportes ajenos a la mayoría de los argentinos tuvieron eco en el público. Acaso por ejemplo: la jornada de atletismo del lunes 23 midió 7,1 y la competencia de gimnasia rítmica anotó 8 puntos en las planillas de rating.

El estadio en pleno ovaciona al equipo argentino. La contundente victoria sobre Italia (84-69) nos llevó al oro. Fernández, Herrmann, Oberto (con su brazo enyesado), Montecchia, Ginóbili y Sánchez sonríen felices.

El estadio en pleno ovaciona al equipo argentino. La contundente victoria sobre Italia (84-69) nos llevó al oro. Fernández, Herrmann, Oberto (con su brazo enyesado), Montecchia, Ginóbili y Sánchez sonríen felices.

De Bahía Blanca para el mundo. La hinchada fiel y los tres hijos pródigos de esa ciudad, capital del básquet argentino: Alejandro Montecchia, Pepe Sánchez y Manu Ginóbili.

De Bahía Blanca para el mundo. La hinchada fiel y los tres hijos pródigos de esa ciudad, capital del básquet argentino: Alejandro Montecchia, Pepe Sánchez y Manu Ginóbili.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig