“Con distintos estilos, perseguimos lo mismo: triunfar, sea como sea” – GENTE Online
 

“Con distintos estilos, perseguimos lo mismo: triunfar, sea como sea”

Actualidad
Actualidad

Confiesen: ¿ustedes traen la seducción en el ADN? Wanda: Por supuesto. Pero desde que estoy con Maxi (López, el futbolista argentino con quien se casó por Civil el viernes 23) me cuido, porque es muy celoso. El dice que mi simpatía desborda, que algunos hombres la malinterpretan y creen que les estoy dando cabida...
Zaira: A mí me encanta ser sexy, pero sin zarparme. Si estoy de novia, me dedico ciento por ciento a mi pareja y a veces hasta descuido el trabajo, la familia y la facultad. Pero los novios que tuve no me hubiesen dejado hacer una producción como ésta. Por eso, ahora estoy disfrutando de mi soltería sin límites.

Wanda: Lo importante es que su teléfono suena...
Zaira: Sí, suena, aunque a veces no lo atienda (risas).

...............................................

Ahora, y sólo por un rato, un ratito nada más, las protagonistas de esta historia no hablarán de ellas. Las hermanas Nara contarán el cuento menos conocido, el de los verdaderos héroes: mamá y papá.

Saben que se conocieron hace 25 años y nunca más fueron los mismos. Nora Colosimo (44) decretó que ya no valía la pena insistir en la actuación, que lo mejor era dedicar el resto de su vida a la casa y la familia. Una decisión que, años más tarde, copiaría una de sus hijas... Por su lado, Andrés Nara (46) se apuró a terminar la carrera de proyectista naval para vivir de lo suyo, y sumó a su currículum el oficio de comprador y vendedor de autos usados. Así, haciendo extras para que nunca faltaran las vacaciones de verano y otros lujos, criaría y acostumbraría después a todas “sus chicas”...

Zaira: Como verás, venimos de una familia que creció gracias al esfuerzo. Nuestros viejos ahorraron hasta el último peso para comprar la casa de Vicente López en la que crecimos y para darnos una educación privada. Las dos hicimos el primario en el Instituto Pedro Poveda y el secundario en un colegio religioso, el Stella Maris...
Wanda: Y pese a tener un apellido árabe, nuestras costumbres son muy italianas: hasta hace poco, antes de irme a vivir afuera, los almuerzos de los domingos eran en la casa de ellos y nadie podía faltar, incluso nuestros tíos y abuelos.

–¿Qué les pasó entonces?
Zaira:
Bueno, Wanda siempre fue la más rebelde, la más zarpada.
Wanda: Sí, era como Sor Juana: “Yo, la peor de todas...”. Mientras Zaira solía ser la abanderada de la escuela, yo me llevaba todas las materias a diciembre y estudiaba quince días antes de los exámenes. Fue un milagro haber terminado el secundario.

–¿Para el amor también fuiste siempre la peor?
Wanda:
Nooo, para nada. Lo mío es mucho ruido y pocas nueces. Mi primer beso lo di a los quince... ¡Es verdad!

–Bueno, venís de decir que eras virgen...
Zaira:
Pero de eso doy fe: su primer beso fue a los quince, y el mío también. Nunca fuimos muy rápidas en cuestión de chicos. Novios-novios ella tuvo tres, y yo, sólo dos.

–¿Y aventuras-aventuras, cuántas?
Wanda: Muchas menos de las que se pueden imaginar...
Zaira: Todo lo mío es chapado a la antigua: si no me pongo de novia, no salgo con nadie. Es más: hasta que no me case, no pienso convivir...

–¿Te irías del país por amor, como tu hermana? (Wanda vive en un piso frente a la Plaza Roja de Moscú con su flamante esposo, quien integra el plantel del F.C. Moscú)
Wanda:
¡Qué se va a ir! Si te dice que sí, ¡no le creas!
Zaira: No sé si me jugaría todo por amor. Ella arriesgó todo porque encontró la felicidad con su pareja, pero lo que yo quiero alcanzar ahora son otras cosas, y no me gustaría que viniera alguien a cortarme todo. A los 30 puede ser; a los 19, no.
Wanda: Igualmente, Zai, en Europa tenemos más mercado que en la Argentina, porque allá no hay tanta chica hot. Hay mujeres bellísimas, pero los hombres se dan vuelta cuando pasa una argentina con su famosa cola. Europa parece una pasarela constante de perchas, como en el Buenos Aires Fashion Week, pero a los hombres les gustan nuestras curvas. ¡Hacemos desastres!

–¿Cómo viven la distancia?
Zaira:
¡Terrible! ¡Si hasta dormíamos en el mismo cuarto! Me costó aceptar la noticia. No podía creer que se casara. Imagináte. Las dos, con distintos estilos, perseguimos lo mismo: triunfar, sea como sea. Pero después, cada una eligió su camino.

–Tu hermana, el del escándalo...
Wanda:
Cualquier chica que quiera ser famosa y popular tiene que utilizar estrategias, y la más común es desnudarse. Incluso las lolitas. Después están las que les gusta mostrar la cola y mueren en ésa y las que se van alejando un poco. Ahora que tengo mi nombre ya no me desnudo tanto. Además, a Maxi no le gusta mucho...

–Supongo que te preguntó por lo de Maradona.
Wanda:
... Por suerte, es amigo del chico que estuvo en el medio de todo ese tema, así que no tuve que explicarle nada. Su frase de cabecera es: “Wan, sos súper viva”.
Zaira: Aunque en su momento me costó entenderla, mi hermana tuvo la mejor estrategia de marketing. Yo le decía que parara un poco. Me daba miedo lo que pudiera pasar, que la lastimaran. ¡Es tan lanzada! Ahora me saco el sombrero, porque todos se quedan con la boca abierta con lo que consiguió. Es la única mujer que a los 21 años puede decir que vivió lo que tenía ganas. Si ahora se casa es porque ya hizo todo.

–¿Les gustaban los futbolistas?
Zaira:
¡No! Teníamos el prejuicio total del futbolista mujeriego.
Wanda: Mi temor era hacia los hombres en general. Tenía mucho miedo de que un chico se me acercara para tener prensa, y a él le pasaba lo mismo. Por eso, muchas veces los futbolistas terminan casándose con las novias de la adolescencia. Pero cuando nos conocimos cada uno tenía su carrera y yo dejé todo por amor a él. Igual que mamá. Si lo que viene es un matrimonio feliz como el que tuvo ella, estoy más que contenta...

–¿Y qué tal resultaste como ama de casa?
–Tengo una traductora de ruso que me está enseñando a hacer tortas, y lo espero todos los días con la comida lista.

–Y vos, Zaira, ¿qué esperás para ocupar el lugar vacante que dejará tu hermana, para seguir sus pasos?
–Nooo. Tengo otro perfil. Encaramos la carrera de forma distinta. A ella le funcionó, porque su estrategia tiene que ver con su personalidad. Yo soy más reservada y no me quejo: así me va muy bien.

–Después de la súper boda, ¿cuál será tu próximo objetivo, Wanda?
–Quiero armar una hermosa familia con Maxi; ése es uno. Lo que sí tengo bien en claro es que jamás volvería a hacer teatro. Me sentía incómoda en ese ambiente. Detesto la purpurina y las plataformas. Sí me encantó la radio y ser parte de ShowMatch.

–¿Qué hay de cierto sobre tu compulsión por las compras?
Zaira:
¡Nada que ver!
Wanda: Nos gustan las marcas, como a todas, pero no estamos pendientes de eso. Gucci, Prada o Dolce & Gabbana pueden parecer inalcanzables en la Argentina, pero en Europa todas las mujeres las usan. Tacos altos y un tapado es lo mínimo.

–La última: ¿cómo hiciste para que un chico de 24 años te propusiera casamiento?
–Es raro, ¿no? Pero no me costó tanto. Incluso los que nos conocen dicen que él está más embalado, más eufórico. Yo todavía no caí...

Producción: Vicky Miranda
Arte digital: Gustavo Ramírez
Peinó: Diego Janiot para Pino
Maquilló: Mauricio Catarain con productos Sisley París

Fueron distintas siempre. La que se llevaba todas las materias buscó la polémica mediática para triunfar: ésa es Wanda. La abanderada, más tímida, estudia Abogacía: se llama Zaira.

Fueron distintas siempre. La que se llevaba todas las materias buscó la polémica mediática para triunfar: ésa es Wanda. La abanderada, más tímida, estudia Abogacía: se llama Zaira.

“Me encanta ser sexy, pero sin zarparme. Si estoy de novia me dedico ciento por ciento a mi pareja y a veces descuido el trabajo,  la familia y la facultad” (Zaira)

“Me encanta ser sexy, pero sin zarparme. Si estoy de novia me dedico ciento por ciento a mi pareja y a veces descuido el trabajo, la familia y la facultad” (Zaira)

“Europa parece una pasarela constante de perchas, como en el Buenos Aires Fashion Week, pero a los hombres les gustan nuestras curvas. ¡Hacemos desastres!” (Wanda)

“Europa parece una pasarela constante de perchas, como en el Buenos Aires Fashion Week, pero a los hombres les gustan nuestras curvas. ¡Hacemos desastres!” (Wanda)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig