Con Diego todavía no pensamos casarnos – GENTE Online
 

Con Diego todavía no pensamos casarnos

Actualidad
Actualidad

Ocurrió en octubre pasado. Cuando paseó sus 90-58-90 sobre la red carpet de la gala organizada por la Asociación de Revistas Europeas de Fútbol (ESM), los presentes quedaron deslumbrados con la figura de la mujer de Diego Forlán (30). Aquel día, el uruguayo recibía el Botín de Oro al máximo goleador de todas las Ligas de Fútbol del Viejo Continente y aprovechó la ocasión para presentar en sociedad a su chica: Zaira Nara (21). “Quiero a la novia de Cachavacha en la próxima portada de la revista”, debe haber dicho el editor de Interviú, esa publicación famosa por desvestir chicas. ¿La oferta? Cien mil euros. Ella no iba a aceptar, pero tanteó la situación. “A algunas modelos les ofrecieron más del doble”, arriesgó. “Eso es puro cuento, tía. Esto es lo máximo que podemos pagar”, contestó la voz del otro lado de la línea. ¿La respuesta? “Hoy no. Quizá en diez años... si no tengo hijos”, replicó con diplomacia.

Ahora Zaira fue elegida entre siete parejas de futbolistas de elite –ella odia el término “botinera”– para representar a sus países en una gráfica de ropa deportiva que se verá en junio, con el comienzo del Mundial de Sudáfrica 2010. Lo extraño es que la menor de las Nara será la representante de... ¡Uruguay! “No pienso cambiar de nacionalidad... ¡ni soy una vendepatria! Mi país es la Argentina, pero yo soy la novia de un jugador del seleccionado charrúa”. Y hay algo más curioso: la representante argentina será Luli Fernández; dicen que los organizadores la eligieron creyendo que era la novia de Fernando Gago... Offside para los organizadores: Luli hace rato que no sale con el volante del Real Madrid, quien a su vez no estaría en los planes de Maradona.

Pero volvamos a Zaira. Por primera vez desde que comenzó su relación con Forlán (se conocen desde hace dos años, y a los seis meses eran novios), ella se instaló durante enero, febrero y marzo en la residencia que su chico tiene en el barrio cerrado Las Rosas, en las afueras de Madrid. Y, según sus palabras, parece sentirse como en casa. “Vivimos muy cerca de Majadahonda, el campo donde entrena el Atlético. Así que podemos almorzar juntos todos los días”, cuenta la modelo. Casualidad del destino, diez días antes de regresar a Buenos Aires la menos mediática de las Nara recibió varias ofertas de trabajo. “Me invitaron a un casting pero no quería ir –recuerda–. Me insistieron tanto que me presenté. Cuando llegué, estaban haciendo la prueba para la versión española de Justo a tiempo. Quedé entre doscientas chicas. Ahora tengo que ver si sigo en Buenos Aires o me instalo en Madrid”, dice.

–Imaginate cuando la prensa internacional te presente: “La botinera uruguaya Zaira Nara”...
–Bueno, van a estar diciendo dos cosas falsas. Primero porque soy argentina. Segundo: no me siento botinera, porque es una mujer que busca a un futbolista por interés. Está claro que ése no es mi caso. Incluso, en España me ofrecieron hacer un reality sobre una mujer excéntrica, que gastaba fortunas en ropa. Lo rechacé, porque yo no me siento Paris Hilton.

–¿Les dijiste que habría otra Nara dispuesta a hacer ese reality?
–¡Ja, ja! Es cierto... En un momento me di cuenta de que esa propuesta era para Wanda, no para mí. “Mi hermana está en Italia; ella es la ideal”, les tiré. Creo que era demasiado. Ni siquiera Wanda se lo habría aguantado.

–¿Y cómo fue la convivencia de estos meses con Diego? ¿Afianzó la relación?
–Sí. En tres meses no nos peleamos ni una vez. No imaginé que a los 21 iba a pensar en convivir, pero lamentablemente él vive en Europa y para conocernos tenemos que hacerlo. Nos gustan las mismas cosas: salir a cenar, ir al cine, dormir la siesta... Eso nos hace muy fácil la convivencia.

–¿El no se queja de que las modelos no cocinan?
–¡Ahora cocino! Yo aprendí ciertas cosas. Por ejemplo que, si llega súper cansado de un partido, no quiere encargar una pizza. Entonces le cocino una tarta.

–¿Poner una tarta en el horno es cocinar?
–Pero, ojo, que no compro la pascualina: hago la masa de la tarta con mis manitos. Es su comida preferida. Diego estaba acostumbrado a la masa casera, porque se la hacía la mamá, y ahora, yo.

–Hace dos semanas se dijo que se iban a casar después del Mundial. ¿Es cierto?
–¡Falso! Hoy todavía no estamos pensando en casarnos. Si pensara hacerlo no estaría analizando si voy a trabajar en Justo a tiempo de la Argentina o de España. Me iría directamente para Madrid.

–¿El de la boda es un tema que se habla? ¿O prefieren no tocarlo, para que ninguno de los dos salga corriendo?
–Se charla, sí. Ambos sabemos que nos gustaría formar una familia y tener hijos. Pero es un tema que se va a dar solo.

–¿Te ponés plazos para ser madre?
–Soy de programar, de pensar las cosas; por eso prefiero esperar un poco. Por ahí Diego, que tiene treinta, en un tiempo va a tener más ganas, pero yo estoy en un momento muy bueno de mi carrera, disfrutando un montón de cosas. Además, me gustaría vivir todo bien a la antigua: primero casarme, después disfrutar la vida de casados y más tarde los hijos.

–¿Entonces ya no buscás más al hombre de tu vida?
–Diego es el hombre de mi vida. Encaré esta relación en serio, porque enseguida sentí que Diego era la persona indicada. Si tuviera dudas, no me arriesgaría a dejar mi país e instalarme en Europa. Es la primera vez que estoy tanto tiempo afuera. Normalmente, cuando me voy 20 días de casa, extraño.

–Hay un mito popular que pinta a los futbolistas como maratonistas sexuales. ¿Serías tan amable de desmentirlo?
–(Ríe, tímida) A los 21 años no tengo taaaanta experiencia, y estoy de novia desde hace un año y medio. Tampoco me interesa comparar. Lo único que te puedo decir es que para mí Diego es un súper hombre.

–¿Cómo sería la relación si él no fuera un futbolista exitoso y millonario?
–Exactamente igual. Fijate que más allá de andar en un lindo auto y algún gusto que nos demos, no somos de ostentar, ni comemos caviar todos los días. Es más: ¡amamos la tarta de jamón y queso! Por mi trabajo, me gusta la moda y estar bien vestida, pero es algo que hago desde los 17 años. Si Diego no tuviera dinero, la cuenta en el restaurante la pagaría yo.

–En ese caso, tendrías que amasar por obligación.
–No habría ningún problema. Compraría la harina por necesidad y no por placer. Porque para mí el amor pasa por otro lado.

–Tu hermana dijo que si Maxi López (tu cuñado, que ahora está jugando en Catania) la engañara, ella lo dejaría en la calle. ¿Vos cómo reaccionarías?
–Me dolería muchísimo, pero lo material no me importa, porque el dinero no te va a reconstruir los sentimientos. Y si me llegara a suceder algo así, no me la agarraría con la chica. Lo que sí sé es que hay un montón de “ligeritas” que quieren estar con mi novio.

–¿Soñás una súper boda, como la de Wanda?
–Nunca lo había pensado hasta que me obligaron a hacerlo, cuando salió en una revista que yo me iba a casar. No pretendo nada ostentoso. Por nuestra onda, haríamos una ceremonia en la playa, sencilla, íntima... Pero por ahora falta bastante.

La modelo acaba de comprar un departamento en Las Cañitas, pero no sabe si su futuro estará en nuestro país o en España. Mientras, chatea con su chico y mima a su caniche, Morena.

La modelo acaba de comprar un departamento en Las Cañitas, pero no sabe si su futuro estará en nuestro país o en España. Mientras, chatea con su chico y mima a su caniche, Morena.

“Me llamaron a un casting y resultó ser para la versión española de Justo a tiempo. Quedé yo entre doscientas chicas. Ahora tengo que ver si sigo en Buenos Aires o me instalo en Madrid”.

“Me llamaron a un casting y resultó ser para la versión española de Justo a tiempo. Quedé yo entre doscientas chicas. Ahora tengo que ver si sigo en Buenos Aires o me instalo en Madrid”.

“No me siento botinera, porque es una mujer que busca a un futbolista por interés. Con Diego somos muy sencillos. Si él no tuviera dinero, sería lo mismo”.

“No me siento botinera, porque es una mujer que busca a un futbolista por interés. Con Diego somos muy sencillos. Si él no tuviera dinero, sería lo mismo”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig