«Con Brasil en crisis, se hace más difícil la recuperación argentina» – GENTE Online
 

"Con Brasil en crisis, se hace más difícil la recuperación argentina"

Actualidad
Actualidad

-El Efecto Tango existe o es una exageración?
-Si hablamos de Uruguay y Paraguay, existe. Si hablamos de Brasil, la respuesta es diferente.


-¿Por qué para los dos primeros sí?

-Hay varias razones. Bancos argentinos que operaban en esos países tuvieron problemas; las exportaciones de ambos países hacia Buenos Aires se cayeron y para ellos eran muy importantes; nuestro turismo desapareció; y está la televisión: Paraguay y Uruguay son los dos únicos países del mundo que consumen intensivamente la tevé argentina.

-Ya se los dijo a los uruguayos el presidente Battle: no miren televisión argentina.

-Claro. Las imágenes del corralito, vistas allá, crearon inquietudes sociales.


-¿Y en el caso brasileño, el contagio es por culpa nuestra o es un problema de ellos?

-El año pasado, sus exportaciones a la Argentina eran el diez por ciento del total, y ahora son el cuatro. No es relevante para ellos. Y no hubo contacto financiero ni televisivo. Por eso digo que la crisis brasileña tiene origen interno, y es por la incertidumbre que genera Lula (el líder del izquierdista Partido Trabalhista) como posible ganador de las elecciones de octubre. Donde la Argentina sí influye es en la velocidad que tiene la crisis brasileña.


-¿Por qué?

-Entre el 70 y el 80 por ciento de los tenedores de bonos y de deuda brasileña son también tenedores de bonos y deuda argentina, y acaban de perder mucho con nuestro default. El caso argentino les demostró que perdió menos quien se fue antes del país. Pero si Serra -el candidato del oficialismo- estuviera sobre Lula, no habría crisis brasileña ni contagio argentino. Claro, Lula le lleva 20 puntos en las encuestas.


-¿Hay diferencias entre lo sucedido acá y lo que ocurre allá?

-Sí, y algo sustancial: la crisis argentina fue prevista. Entre el blindaje del 2000 y el default de 2001, las cosas se fueron anticipando. Lo de Brasil no lo vio venir nadie. Y su crisis sí que puede traer problemas.

-¿Cuáles?

-La economía brasileña es casi el 40 por ciento de América Latina, y puede contagiar a toda la región: México y Chile, que son fuertes, ya sufrieron efectos. Y algo más. Brasil es la décima economía del mundo, y una crisis en su territorio puede tener secuelas en Indonesia, Filipinas, Marruecos, Turquía, Rusia y otros mercados emergentes de Africa, Asia y Europa oriental.

-¿De qué forma se van cayendo las piezas de dominó de un país a otro?

-La globalización no es nueva. Ejemplo: nuestro default de 1890 que casi provoca la quiebra de la casa Baring Brothers de Londres. Lo que cambió es su velocidad. Esto se combina con la volatilidad del capital financiero y la difusión del riesgo país, que en Brasil ya superó los 1.700 puntos. Puede haber países emergentes con distinta ubicación geográfica y cultural, pero con procesos de desarrollo similares. La Argentina sufrió efectos de la crisis asiática del 97. Como Hong Kong también tenía convertibilidad, si resistía, nos daba fortaleza. Y resistió.

-Entonces, ahora los inversores creen que en Brasil podría suceder lo mismo que aquí con el mercado financiero.

-Es más importante la posibilidad de que gane Lula. Le explico: en los 90 se decía que ganara quien ganara, de izquierda o derecha, era irrelevante, porque el mercado disciplinaría a los políticos. Pero la Argentina, con De la Rúa y Duhalde, destruyó esa teoría. Ahora, en cualquier mercado emergente, quien gane es vital. Y Brasil, con la posibilidad de Lula presidente, es la prueba. Acá sucedería lo mismo si los candidatos fuesen Carrió y Reutemann.

-¿Qué ocurriría si gana Lula?

-Estaríamos más lejos del mundo desarrollado de lo que estamos ahora. Hoy, en América Latina, la política es mucho más importante que la economía, y los hombres, en cuanto a confianza económica, más importantes que las reglas y las instituciones. El FMI le puede dar diez mil millones al Brasil, pero sube Lula en las encuestas y el riesgo país trepa igual. Y lo mismo cabe para la Argentina.

-Si llegara a gobernar Elisa Carrió, por ejemplo.

-En realidad, ya sucedió con De la Rúa y Duhalde. Ellos demostraron que no tienen un liderazgo político capaz de encauzar la economía. En una elección presidencial se acentuaría. Entre Reutemann y Carrió, un candidato generaría confianza económica, y el otro no. La misma Carrió reconoció que el Fondo desconfía de ella igual que de Lula.


-Imaginemos un escenario donde varios países de América Latina, en bloque, declararan el default. ¿Qué pasaría?

-Un default más amplio de los países emergentes, liderado por Brasil, pondría en riesgo la recuperación de la economía mundial. Y desde otro punto de vista, dado el conflicto entre Occidente y el terrorismo internacional, podría afectar a países como Pakistán, Turquía, Rusia o Filipinas, que tienen importancia estratégica en esa pugna. Hasta ahora no ha sido advertido, y me parece que el mundo, con Brasil, está cometiendo un error de cálculo.


-¿Por qué el Fondo Monetario no se metió de lleno a solucionar esta crisis?

-Porque no encuentra alternativas políticas para resolverla. La pregunta que se hacen, me parece, es si un apoyo financiero a Brasil puede evitar que Lula gane.

-En nuestro país, la regionalización de la crisis es vista por muchos como una oportunidad de obtener ayuda financiera. Y me parece que ese optimismo es desmedido, porque cuando venga plata en serio a la región, en el mejor de los casos irá a Brasil.

-Claro. Una crisis en Brasil, para la Argentina, tiene muchas más desventajas que ventajas. En las próximas semanas, puede flexibilizar un poco la posición del Fondo respecto de postergar vencimientos con el organismo. Pero esa pequeña ventaja táctica es nada al lado de la gran desventaja estratégica. Con Brasil en crisis, se hace más difícil la recuperación argentina en los próximos años.


-No parece la visión que el Gobierno tiene de este problema.

-Así es, y están equivocados. 

-Es más: el ministro Lavagna llevará ese argumento cuando vaya a Washington a reunirse con la gente del Fondo. 

-Entiendo al que maneja la crisis día tras día. Pero eso sería prolongar la agonía, no resolver el problema. Y la situación argentina es muy frágil en este momento.

por Hugo Martin
fotos: Maximiliano Vernazza y Presidencia de la Nación

Entre Reutemann y Carrió, un candidato generaría confianza económica, y el otro no. La misma Carrió reconoció que el Fondo desconfía de ella igual que de Lula"">

"Entre Reutemann y Carrió, un candidato generaría confianza económica, y el otro no. La misma Carrió reconoció que el Fondo desconfía de ella igual que de Lula"

Una crisis en Brasil, para la Argentina, tiene muchas más desventajas que ventajas. En las próximas semanas, puede flexibilizar un poco la posición del Fondo respecto de postergar vencimientos con el organismo".">

"Una crisis en Brasil, para la Argentina, tiene muchas más desventajas que ventajas. En las próximas semanas, puede flexibilizar un poco la posición del Fondo respecto de postergar vencimientos con el organismo".

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig