“Compartirlo con Diego habría sido el mejor regalo para mi hija” – GENTE Online
 

“Compartirlo con Diego habría sido el mejor regalo para mi hija”

Actualidad
Actualidad

Si alguien hubiese querido ponerle un toldo al día –para que la noche durara 24 horas–, ese habría sido Guillermo Coppola (60). Sin embargo, sus épocas de sonambulismo y levante parecen ser un dulce y agitado recuerdo. “¡Estoy retirado!”, comienza su frase… “¡Al guerrero le toca descansar!”, completa.

Guillote está sereno. Desde que Corina Juárez (37) dio a luz a Elisabetta, su última heredera, el hombre de pelo blanco y traje negro asegura estar más reflexivo que nunca: “Estoy viviendo un momento de felicidad absoluta”. Mientras, en la iglesia San Tarcisio, los más cercanos a la pareja se reúnen para que la pequeña de apenas ocho meses se someta al poder del agua bendita. “Estamos aquí reunidos para bautizar a Elisabetta”, anuncia el párroco, apuntando sus brazos al cielo. Los padrinos parecen nerviosos, pero no se les borra la sonrisa de la boca: ellos son Nicolás Mateo (41) y Daniela Urzi (31), coprotagonistas de la tarde-noche del sábado. ¡También hay actores de reparto! Nada menos que las hermanas de la agasajada: Natalia (32), Bárbara (21) y Camila Coppola (9). ¿Ausentes? Uno solo: el Diez. “Compartir este día con Diego hubiese sido el mejor regalo para mi hija”, contó con un dejo de tristeza. Luego hubo festejo íntimo en casa del padrino, donde vieron todos juntos el fatídico partido contra Brasil. Después de los sacramentos y el fútbol, Guillermo se confiesa…

–¿Cómo estuvo la ceremonia?
–¡Muy emotiva! O por lo menos para mí... Me reconfortó mucho que la iglesia estuviese llena y que todas mis hijas me acompañaran.

–¿Cómo se llevan ellas con Corina y Elisabetta?
–Perfecto… Tengo que reconocer que siempre respetaron a todas mis parejas. Con algunas se habrán llevado mejor que con otras, lo cual es lógico, pero con Corina tienen una relación diferente… Será porque yo también estoy en un momento más relajado.

–Contame de los padrinos…
–¿Qué te puedo decir? Son dos personas que queremos mucho, que están presentes en nuestras vidas y que van a ser una linda influencia sobre Elisabetta. Además, los dos son creyentes y comprometidos con la Iglesia.

–A tu amigos y socio Nicolás Mateo le tocó reemplazar a Diego... ¿Cómo lo tomó?
–Muy bien: él es un gran admirador de Diego. Además, es muy difícil que una persona que está cerca mío no quiera a Maradona. El sabía que lo reemplazaba –incluso lo cargaban por eso–, pero eso es algo para enorgullecerse. Además, Nico es un amigo entrañable.

–¿Qué tiene que tener un padrino para reemplazar a Maradona?
–¡No! El es irremplazable. El lazo que existía entre nosotros sigue siendo igual de fuerte. Y en el fondo, yo creo que Diego piensa lo mismo. Me podré equivocar, pero es lo que siento.

–¿Cómo lo viste en la cancha?
–Preocupado. Igual, no tengo dudas de que vamos a clasificar. Diego saca fuerzas de donde no tiene… Lo demostró en su vida.

–¿Quién es Dios para Guillermo Coppola?
–El Supremo.

–¿Cómo es tu relación con El?
–Una relación de gratitud. Una vez por semana me hago una escapadita a la iglesia y lo pongo al tanto de todo… y de paso me confieso ante El.

–¿Sentís que en algún momento de tu vida hiciste mal las cosas?
–Si alguna vez hice las cosas mal, las hice en contra mío. Pero jamás –y desafío a que demuestren lo contrario– dañé a los demás.

–¿Creés que cambiaron las costumbres de levante?
–¡Completamente! Antes, para ir a un boliche tenías que producirte: te lustrabas los zapatos, te perfumabas y hasta les preguntabas a tus amigos cómo iban a ir empilchados. Ahora parece que mientras más desaliñado mejor…

–¿Qué cambió en la seducción?
–Uhh… Antes costaba mucho ganarse a una mina. Para levantar tenías que laburar como una hormiga. Y si a la semana metías una franela violenta o un beso, ya era un logro. Hoy no… Ahora van derecho a los bifes.

–¿Cómo conquistaba Coppola a una mujer?
–Como mínimo tenías que llamarla por teléfono tres o cuatro días antes para invitarla a salir. Era una especie de ritual. Después venía el trabajo fino. ¡Yo era bueno, eh! Tenía un recurso infalible… Tomá nota: llevaba medias de mujer en la guantera de la camioneta.

–¿Medias?
–Claro… Pensá que las medias de nylon siempre se corrían. Pero ahí estaba Guillote: “No te preocupes, yo te lo soluciono”, les decía, y sacaba el par de medias de la galera. Era mi mejor elemento de conquista. ¡Más que un anillo!

–¿Tardaste en aprender el arte de la seducción?
–Te diría que mi inicio sexual fue muy precoz. A los 13 me puse de novio con una chica de 28 años, que trabajaba en la casa de mi tía. La Peti le decían... ¡Aprendí mucho de ella! Siempre me gustó la materia seducción.

–¿Quién fue la mujer más difícil de conquistar?
–Mmm… Me parece que Corina... ¡y sus padres! La primera vez que vi a mi suegro, le dije en joda: “Tratame de usted, que soy un año mayor que vos”. Por suerte se lo tomó muy bien.

–¿Te asusta que tus hijas puedan caer en las drogas?
–Sí, claro, porque fue uno de los errores que cometí. Pero no tengo miedo de decir las cosas de frente. Hay que llamar a cada cosa por su nombre: cocaína, sexo, preservativos. Los padres tienen que estar cerca de sus hijos. ¡Yo hasta salgo con ellas si es necesario! Iglesia San Tarcisio, en Demaría 4422, sábado por la tarde. Mientras Corina sostiene a su pequeña en brazos, el párroco cumple con el sacramento.

Iglesia San Tarcisio, en Demaría 4422, sábado por la tarde. Mientras Corina sostiene a su pequeña en brazos, el párroco cumple con el sacramento.

Nico Mateo, Elisabetta, Corina, Daniela Urzi y Guillermo: padres, padrinos y ahijada.

Nico Mateo, Elisabetta, Corina, Daniela Urzi y Guillermo: padres, padrinos y ahijada.

“¿Qué mujer me costó más conquistar? Me parece que Corina... ¡y sus padres! La primera vez que vi a mi suegro le dije, en joda: ‘Tratame de usted, que soy un año mayor que vos’. Por suerte, lo tomó muy bien”.

“¿Qué mujer me costó más conquistar? Me parece que Corina... ¡y sus padres! La primera vez que vi a mi suegro le dije, en joda: ‘Tratame de usted, que soy un año mayor que vos’. Por suerte, lo tomó muy bien”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig