Cómo ver el eclipse solar total de manera segura: qué se puede usar y qué no – GENTE Online
 

Cómo ver el eclipse solar total de manera segura: qué se puede usar y qué no

Este lunes 14 se produce un evento excepcional, pero hay que tener mucho cuidado de no mirar directamente el eclipse sin protección.
Actualidad
Actualidad

El 2020 se despide con un evento astronómico único: un eclipse solar. Este evento excepcional no volverá a ocurrir hasta dentro de 28 años. La Luna va a pasar por delante del Sol y por alrededor de dos minutos el día se hará noche. El fenómeno será visible de forma total en una franja de unos 100 kilómetros de ancho, situada en el norte de la Patagonia.

Para quienes estén interesados en observarlo, incluso desde los lugares en donde no se lo podrá apreciar al 100%, el Conicet dio una serie de recomendaciones.

El investigador Facundo Albacete Colombo indicó que los anteojos no deben utilizarse más de 45 segundos seguidos. El eclipse durará casi tres horas, lo que significa que se deberá descansar la vista unos minutos antes de volver a usarlos.

"La radiación del Sol excede el rango óptico, y hay radiación infrarroja que no puede ser detenida por esos anteojos a pesar de que uno se sienta cómodo usándolos", explicó Albacete a la agencia Télam.

Y prosiguió: "La radiación solar penetra en el ojo y por cada diez segundos de observación con los anteojos para ver el eclipse, corresponde al menos un minuto para reposar la vista".

Para poder ver directamente el eclipse se deben usar anteojos especialmente diseñados y certificados con la norma ISO .312-2 del 2015 o lo que se llama cámara oscura, que se puede fabricar en casa. Las instrucciones se pueden encontrar en la web.

También se pueden usar lentes aptos para eclipses o los vidrios de las máscaras de soldar con un nivel mínimo DIN 14, y tampoco se pueden usar por más de 45 segundos seguidos. También se pueden utilizar otras lentes de telescopio, binoculares o cámaras sólo si tienen filtros colocados para mirar el Sol.

No utilizar lentes de sol, placas radiográficas, celulares, cámaras fotográficas, binoculares o telescopios sin filtro, y mucho menos mirar directamente al Sol: puede provocar daños irreversibles.

"Siempre se recomienda un par de anteojos por familia, de modo tal que seis integrantes de una familia alcancen a utilizarlos en cinco minutos"aconsejó Albacete. "Cuando el eclipse alcance la fase de totalidad a las 13:23, durante un minuto cincuenta y un segundos, se podrá observar sin anteojos siempre y cuando el cielo esté despejado".

Las consecuencias de observar el eclipse sin la debida protección pueden ser: diminución de la visión, cataratas, ceguera, alteración en la percepción de los colores y formas y aumento en la frecuencia de patologías de la superficie del ojo. Estos síntomas pueden manifestarse de seis a doce horas luego de la exposición a los rayos del Sol.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig