“Como toda pareja, tenemos el deseo de ser padres” – GENTE Online
 

“Como toda pareja, tenemos el deseo de ser padres”

Actualidad
Actualidad

Corre un poco la cortina del probador donde se está vistiendo y sólo asoma una mano. Estira sus dedos en el aire hasta alcanzar la mesa, tantea de un lado a otro en busca de su Blackberry que acaba de anunciar un nuevo mensaje de texto. Lo encuentra y lo lleva con ella dentro del telón negro donde nadie la ve. Pero la privacidad dura muy poco... Se desvanece por completo con su alarido: “¡¡Bien!! Hay una hembra. Lo mando a buscar ahora mismo”, dice.

A los saltos, Araceli González (42) sale del rinconcito que se improvisó como su camarín y entusiasmada cuenta: “Toto (su hijo de 11 años) muere por un golden y me acaban de confirmar en el criadero que tienen la hembra que estábamos buscando. La mandé a comprar y hoy mismo se la llevo a casa. Hace siete meses que mi hijo la pedía”. El operativo regalo sorpresa para el menor de la familia trascurre minutos antes del evento de lanzamiento del segundo perfume de Ara, Sucrerie, Flores Blancas, en el local de Falabella del Shopping Dot. “¡Estoy feliz! Le voy a contar a Fabi (por Mazzei, 43 años, su pareja)”, anuncia y una vez más se pierde tras el telón. Cuando vuelve a aparecer lo hará como empresaria, más serena, igual de sonriente, saldrá enfundada en un vestido largo y blanco, preguntará detalles del cóctel que está por comenzar y pedirá un café a su asistente: “Si hay algún dulzor, traémelo. Que hoy sólo comí un sandwichito”. Y le indicará a su maquilladora: “Cubrime esos granitos sobre el hombro que estoy tomando unas vitaminas que me hicieron aparecer esto. Me pasa lo mismo que a los 18. ¡Ejem! Revolución hormonal”.

–¿Revolución hormonal, dijiste Ara?
–¡No! No es lo que estás pensando. ¡Tengo que cuidar más lo que digo!

–¿Qué estoy pensando?
–No sé... Por las dudas, ya te digo que embarazada no estoy. Este año ya me embarazaron tres veces.

–¡OK! Te creo, pero ni me dejaste preguntártelo…
–Preguntá, entonces.

–¿No estás embarazada ni hay planes de tener un bebé para el 2010?
–No, no hay planes. Como en toda pareja que convive, está presente el deseo de convertirnos en padres. Pero planes del estilo “el año que viene, en marzo, empezamos a buscar”, no hay. Si sucede, será una grata sorpresa. ¿Podemos hablar de mi nuevo perfume?

–Dale, pero es la segunda concesión que hago; la anterior fue creerte. Tema: perfume. ¿Qué tuviste en cuenta para definir la fragancia?
–Tenía ganas de hacer un perfume floral y yo amo las gardenias. Esta es una fragancia fresca, ideal para el verano. Le pusimos además un poco de ámbar y almizcle para que tenga algo de dulzura que es lo distintivo de la marca Sucrerie. Me inspiré en el jardín de mi casa, al que le dedico mucho tiempo. ¡Ya parece un vivero!

–No te imagino con guantes y palita…
–Palita, no. Pero estoy todo el tiempo planeando cosas. Ahora hice todo un sector con flores que tienen polen, para que atraigan mariposas y colibríes. Soy exquisita en eso. Me encanta. Los aromas identifican mis vínculos más fuertes, entonces, hacer perfumes es como rescatar esos momentos.

–Pasaste un año con poca exposición en los medios. ¿Estabas guardada?
–No. Estoy en una etapa rarísima. Fue un año muy particular. Un año en el que frente a los ofrecimientos de trabajo, tuve ganas de elegir y respetar mis no. Me dije: “No quiero esto. ¿Para qué aceptar?”. Estoy en un cambio. Por fuera me dicen que se refleja mucha serenidad, pero por dentro, siento que estoy como un volcán. Hubo una transformación interior muy fuerte. Sé que voy camino a algo que todavía no llegó. Y voy buscando: lancé el perfume, los libros, elegí hacer una película el año que viene (actuará a las órdenes de Sabrina Farji, joven directora que fue co-guionista de Felicitas).

–¿La búsqueda es en el plano laboral?
–Sí. Ahora respeto más mis inquietudes. Ya no me venden lucecitas de colores. Antes me decían que esas luces iban a brillar toda la vida, y no. Es tan efímero todo... Uno está en esos instantes gloriosos, pero de los que más aprendés es de los otros.

–Percibo algo de añoranza con esos momentos de gloria...
–Estoy como… No sé cómo definirlo... Hablo de esto y me inquieta. La cosa ahora es transitar distintos lugares hasta encontrar el que me corresponda.

–¿En esta etapa nueva en la que estás, cuánto tiene que ver tu estabilidad afectiva?
–Cien por ciento. No me sentiría así sin Fabi al lado mío. En la madrugada del 24 de diciembre cumplimos dos años juntos. Y él dice: “No son dos años. Son veinte, los tenemos que multiplicar”. Porque la sensación es ésa. Antes de él estuve muchos años sola y Fabi me encontró en el momento justo.

–¿Qué sumó su presencia a tu lado?
–Con Fabián viví un proceso de purificación, de sacar el resto de todo lo malo que tenía impregnado. Cuando uno sale de lugares donde la pasó muy mal, hay restos en el cuerpo que hay que seguir limpiando. La tranquilidad que tengo ahora, me fortalece ante lo que pueda suceder en la vida, en cuanto a cambios laborales y personales.

–Antes dijiste que si llegara un bebé sería una grata sorpresa. ¿Estás dispuesta a la sorpresa? Porque si no, uno puede tener los cuidados necesarios para no tener que sorprenderse.
–¡Jajaja! Pero nunca los cuidados son cien por ciento seguros… “¿Es Fabi?”, preguntó con mejillas enrojecidas Ara al ver a Mazzei llegar a las corridas a la presentación del perfume. Por su participación en la miniserie italiana Tierra rebelde, que se filma en nuestro país, el galán no le había confirmado su presencia.

“¿Es Fabi?”, preguntó con mejillas enrojecidas Ara al ver a Mazzei llegar a las corridas a la presentación del perfume. Por su participación en la miniserie italiana Tierra rebelde, que se filma en nuestro país, el galán no le había confirmado su presencia.

“Con Fabián viví un proceso de purificación, de sacar el resto de todo lo malo que tenía impregnado. Cuando uno sale de lugares dónde la pasó muy mal, hay restos en el cuerpo que hay que seguir limpiando”.

“Con Fabián viví un proceso de purificación, de sacar el resto de todo lo malo que tenía impregnado. Cuando uno sale de lugares dónde la pasó muy mal, hay restos en el cuerpo que hay que seguir limpiando”.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig