“¿Cómo se enteró Diego de que ganó el Balón de Oro? ¡Se lo contó mi mamá!” – GENTE Online
 

“¿Cómo se enteró Diego de que ganó el Balón de Oro? ¡Se lo contó mi mamá!”

Actualidad
Actualidad

Botineras las pelotas... de fútbol! Por más que la revista española Interviú la calificó como “la más guapa entre las galácticas”, es decir, como la más linda entre las novias de los futbolistas que se desempeñan en España –la Liga de las Estrellas–, Zaira Nara (21) no quiere –¡ni por asomo!– escuchar rótulos. “¡No! Por empezar, no soy botinera... Eso se trata de una mujer que busca a un futbolista por interés. Y está claro que ése no es mi caso”, advierte.

Sin embargo, una vez que la selección uruguaya de fútbol culminara su conmovedora participación en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 (perdió 3 a 2 contra Alemania), surgió por decisión de los periodistas un nuevo rótulo. O más, un título de nobleza futbolera, reservado para las mujeres de los más grandes de este deporte, como lo fueron Claudia de Maradona, Veronique de Zidane o Milene de Ronaldo. En otras palabras: ser la pareja del Balón de Oro. La gran mujer que se esconde detrás de todo gran hombre.

“Es un orgullo, un honor, un premio que se tiene bien merecido Diego”, dice ella. Y Diego, claro, es Forlán (31), el novio charrúa de la más joven de las hermanas Nara, concuñado de Maxi López y flamante goleador del Atlético de Madrid, para más datos. Desde Buenos Aires –donde tuvo que quedarse porque “estaba tapada de trabajo”– y mientras espera la llegada triunfal de Cachavacha, Zaira cuenta cómo vivió los partidos lejos de su enamorado.

¿Cómo y dónde viste el último partido?
–En casa con mamá, mi hermana, mi sobrinito y mis amigas. El clima ideal.

¿Te pusiste muy nerviosa?
–¡Uf, sí! Yo pensaba que iba a estar más tranquila que en Sudáfrica, pero nada que ver: ¡fue mucho peor! Como no podía verlo a Diego ni charlar con él, la cosa se complicó. Estuve demasiado tensa. Acá ves una película por televisión, mientras que allá la estás viviendo.

Tu programa, La cocina del show, termina sobre la hora que empezaba el partido. ¿Llegaste a tiempo?
–Sí, terrible... Llegué justito porque me fui un rato antes. Parece una lucha entre mi trabajo y mi vida privada.

¿Cuál fue el menú?
–Picada completa con cerveza. Aunque después del programa llego a casa sin hambre... ¡Malísimo!

¿Qué diferencias hay entre un partido de la Selección y un partido de tu novio?
–Más que diferencias, tienen cosas en común: ambos me despiertan sentimientos egoístas. Quiero que ganen los dos, sin importar los motivos. Si para Argentina tiene que hacer los goles el arquero, no me importa. Lo mismo pasa con Diego: quiero que él gane, que él haga los goles y que no se lastime.

En un caso hipotético: ¿tu novio o tu país?
–Por suerte, durante el Mundial nunca tuve que hacerme esa pregunta. Pero habría sido increíble una final rioplatense. Entre el amor y la patria no se puede elegir. En realidad, son dos formas diferentes de amor.

¿Te duele cuando le pegan a Diego?
–Sí... ¡Muchísimo! Pero a él no le debe doler. Es muy fuerte. Creo que ni se debe enterar de las patadas.

¿Qué sentiste cuando fue elegido el mejor jugador del Mundial?
–Fue una locura. Justo venía hablando por teléfono con él. Entonces, mi mamá empezó a llamarme: llamaba y cortaba, llamaba y cortaba, llamaba y cortaba... A la quinta vez le corté a Diego y la llamé. Y ahí me gritó: “¡A Diego lo eligieron como el mejor jugador de la Copa!”.

¿Y él cómo se enteró?
–¡Le contó mi mamá! A través mío, claro. Igual, después no pude hablar nada, porque sus compañeros le invadieron el cuarto y había un griterío tremendo, ja, ja.

Viste el partido con Wanda y su hijo, Valentino, de un año y medio. ¿Cómo lo vivió?
–¡Es un enano tan lindo! No sabés como grita los goles, aunque todavía no sabe cuándo tiene que gritarlos, ja, ja, ja. Al menos siempre sale ganando, ¿no?

¿Qué hacés cuando mirás los partidos, hablás o preferis el silencio?
–¡Ja! Soy de las que no opinan. De hecho, no me gusta para nada que las mujeres hablen de fútbol. Eso se lo dejo a los hombres.

¡Convencido: sos la mujer ideal!
–Ja, ja. ¡No seas malo! En serio, para mí no hay nada peor que una mina relatando los partidos. Soy medio machista como verás...

¿Cuando estás con Diego, suelen mirar partidos por tevé?
–¿Si “solemos” mirar...? ¡Vemos TODAS las ligas que existen en el planeta! Escribilo con mayúscula. Diego, además de ser futbolista, ES UN ENFERMO DEL FUTBOL. Tengo que mirar los programas de modas por Internet... ¡Ya me resigné! Igual, me divierto con él, no le cambio el canal.

¿Cuál es su mejor virtud como futbolista?
–Es extremadamente profesional. Lo veo entrenar y no lo puedo creer. Hace todo al mil por ciento. Y si tiene que entrenar dos horas, siempre se queda de más, por las dudas. Por eso el premio es tan merecido.

¿Te gusta especialmente cuando juega?
–Estoy enamorada: me gusta cuando juega, cuando está en casa o en la calle, cuando va al supermercado... ¡Me gusta siempre!

¿Viste el beso de Iker Casillas con su novia, la periodista Sara Carbonero?
–Obvio. También me encantó, ja. Me pareció una demostración de cariño increíble. ¡Morí de amor! Además, en España se había hablado mal de ella: decían que lo desconcentraba, o cosas así. Me puso muy contenta que demostrara lo contrario.

–¿Emularías un beso así?
–Imagino que nunca lo voy a entrevistar, aunque uno nunca sabe. Si fuese por un beso así, por supuesto que lo imitaría. Yo muero de amor por Diego.

Zaira posa junto a su perrita, Morena. Y cuenta que está a full con el trabajo: modelo top de Multitalent, bailarina en el programa de mayor rating y conductora de tevé los sábados pasado el mediodía (por El Trece, obvio). “Por eso no pude acompañar a Diego cuando recibió el Balón de Oro del Mundial de Sudáfrica 2010”, se lamenta.

Zaira posa junto a su perrita, Morena. Y cuenta que está a full con el trabajo: modelo top de Multitalent, bailarina en el programa de mayor rating y conductora de tevé los sábados pasado el mediodía (por El Trece, obvio). “Por eso no pude acompañar a Diego cuando recibió el Balón de Oro del Mundial de Sudáfrica 2010”, se lamenta.

La revista española Interviú la calificó como <i>“la más guapa entre las galácticas”</i>, es decir, como la más linda entre las novias de los futbolistas que se desempeñan en España.

La revista española Interviú la calificó como “la más guapa entre las galácticas”, es decir, como la más linda entre las novias de los futbolistas que se desempeñan en España.

Estoy enamorada de Diego: me gusta cuando juega, cuando está en casa o en la calle, cuando va al supermercado... ¡Me gusta siempre!, dice la novia del Balón de Oro.

Estoy enamorada de Diego: me gusta cuando juega, cuando está en casa o en la calle, cuando va al supermercado... ¡Me gusta siempre!, dice la novia del Balón de Oro.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig