Cinthia Fernández contó cómo fue el fuerte episodio de violencia de género que vivió con Matías Defederico – GENTE Online
 

Cinthia Fernández contó cómo fue el fuerte episodio de violencia de género que vivió con Matías Defederico

La panelista relató el escalofriante hecho que sucedió en abril del 2016, cuando ella y el futbolista estaban en Arica, Chile, acompañados por sus tres hijas y la niñera.
Actualidad
Actualidad

Ayer se cumplieron cinco años del día en que Matías Defederico (31) cometió un acto que Cinthia Fernández (32) jamás olvidará ni perdonará.

Fue su colega Angel de Brito (44) el que la llevó a hablar "del infierno que padeció cuando estuvo casada con Defederico".

Cinthia, víctima de violencia física y verbal, relató con dolor el episodio por el que terminó siendo asistida en un hospital de Chile.

"Fue un día que él volvió a las ocho de la mañana. Mis hijas estaban durmiendo en otra habitación y estaba presente Olga, la niñera que me acompañó desde Argentina, que escuchó todo... Esa noche él llegó totalmente borracho, en un estado en el que yo acostumbraba a verlo. Le dije: '¿Dónde estuviste?',  una pregunta normal para alguien que vive en familia, como creía yo. Eso pretendía yo, algo normal, algo que nunca tuve".

"Agresivo, me dijo: 'No me jodás' . Y se tiró en la cama, porque no podía estar en pie. Yo le agarré el teléfono para saber dónde había estado y me encerré en el baño. Él se levantó como pudo y empezó a patear la puerta. Entró, me sacó el teléfono de la mano y lo estrelló contra el piso. '¿Esto querías ver, hija de p...'?, me dijo. Me agarró del cuello y me subió contra la pared. Y yo ahí sentí que me iba a morir: no podía respirar. Lo único que pensaba era en que Olga, la niñera, no lo dejara pasar a la habitación con las nenas".

"En un momento real pensé que me iba a morir, porque no podía respirar. Y no sé si cambié de color o qué, pero me soltó y yo caí de rodillas al piso. Ahí me agarró del cuello, me puso la rodilla contra mi espalda, me dejó mirando al piso y me dijo: '¡Ahí tenés, hdp!'. Todo esto con el teléfono estallado, vidrios en el piso y demás”.

"Cuando sale de arriba mío, fui a la habitación y él viene de atrás y me tira contra la cama. Ahí fue que se me enganchó un dedo del pie con el acolchado y se me dio vuelta. ¡No entienden el dolor que sentí!".

"A las cuatro de la mañana me fui al hospital. Antes esperé a que se durmiera, porque tenía miedo de que hiciera algo. Y le pedí a la niñera que se encerrara con un cuchillo en la habitación con las nenas y que no salga por nada del mundo".

"No tenía obra social. Le tuve que sacar plata de la billetera, porque tampoco tenía, y me hice una placa en el hospital. Cuando llegué a la Argentina le pedí a Olga que se llevara a su casa las placas, porque tenía miedo de que las viera"

Finalmente, Cinthia contó que se sentía "prisionera" de la situación, porque en ese momento no tenía plata para volver a la Argentina y los pasajes los manejaban desde el equipo de fútbol que contrató a Defederico"No podía cambiar los pasajes y tampoco tenía los seis mil dólares", recordó angustiada.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig