Cine, pintura y decoración: las otras pasiones de Kenzo Takada – GENTE Online
 

Cine, pintura y decoración: las otras pasiones de Kenzo Takada

El mundo de la moda despide al creador japonés Kenzo Takada, quien murió a los 81 años dejando un increíble legado en diversas ramas del arte.

Kenzo Takada se alejó de las pasarelas en 1999, tres décadas después de haber puesto en marcha su marca de moda. Un exitoso desfile en 1970 fue el puntapié inicial para el crecimiento de su marca. Por entonces vendía prendas confeccionadas por él mismo en una tienda de la galería Vivienne.

Instalado en París desde mediados de los 60', logró conquistar al mundo occidental. Sus raíces se hacían presentes en túnicas con reminiscencias de kimonos, en diseños inspirados en origami y en sus flores, entre otros detalles. Los tonos vibrantes y las estampas se convirtieron en sello distintivo de su maison.

En 1993 vendió su marca al grupo LVMH. Finalmente, en 1999 anunció que dejaría la moda. Le pasó la posta a Antonio Marras, que estuvo al frente de la etiqueta durante una década.

Tardó años en reconocer que lamentaba esa decisión, tomada en un contexto adverso. "Entonces no pensé que quedaría desposeído de mi nombre para siempre. Veía vidrieras en las que decía ‘Kenzo’, pero no era yo. Fue un largo luto, pero ahora lo llevo bien", contó en una entrevista tras presentar su autobiografía.

En esa misma charla reconoció que desde que Carol Lim y Humberto León se hicieron cargo de la dirección creativa de la firma hubo ocasiones en las que se sintió identificado con sus diseños. "Gracias a ellos sigue existiendo el nombre de Kenzo".

Pero la creatividad de Kenzo Takada iba mucho más allá de la moda y de las fragancias que desde la década del '80 perfuman el universo Kenzo. En 1981 escribió y dirigió su primer y único largometraje: Yume, yume no ato ("Sueño tras sueño").

Al alejarse de las pasarelas, el artista nipón pudo dedicar su tiempo a otra de sus pasiones: la decoración y el diseño de interiores. Luego de tomarse un tiempo para viajar y "hacer descubrimientos", Kenzo presentó Gokan Kobo, también conocido como Taller de los Cinco Sentidos. Con motivo del lanzamiento de la firma en 2005, explicó: "Cuando decidí volver a trabajar me dije que prefería que fuese en decoración. Diseñé objetos que me hubiera gustado tener en mi casa".

Inquieto y apasionado por la estética, este año lanzó una nueva firma de decoración junto a Jonathan Bouchet Manheim, Engelbert Honorat y Wanda Jelmini. K3 –así se pronuncia la marca– se presenta como "una colorida oda a la vida".

Pintar fue otra de sus pasiones. "El arte y la moda no son tan diferentes", decía Kenzo Takada. En los últimos años su faceta de artista plástico había adquirido un carácter más relevante. Sus obras recorrieron el mundo y él mismo estuvo en Argentina para presentar su colección de cuadros.

En esa ocasión comparó la moda y el arte. "En el mundo de la moda se necesita un gran equipo, con modistas, talleres, mucha gente. Pintar es mucho más libre", exclamó.

"Dibujando"

Retrato, by Kenzo

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig