Chris Noth y el estremecedor relato de una de sus víctimas: “Me acosaba mientras me decía ‘este es tu lugar, cariño’” – GENTE Online
 

Chris Noth y el estremecedor relato de una de sus víctimas: “Me acosaba mientras me decía ‘este es tu lugar, cariño’”

Heather Kristin, la antigua doble que interpretaba algunas de las escenas de Kristin Davis en su papel de Charlotte, se une a las denuncias sobre acoso del actor. "Tenía veintitantos cuando Noth me acosaba", denunció Davis.
Actualidad
Actualidad

Una quinta mujer acusó recientemente de abuso sexual al actor Chris Noth, popular por su papel de Mr. Big en la serie 'Sexo en Nueva York' ('Sex and the City'), quien en 1995 recibió una orden de alejamiento tras amenazar de muerte a su exnovia.

La semana pasada, otras dos mujeres acusaron al actor de dos incidentes separados que supuestamente ocurrieron en 2004 y 2015, el primero en Los Ángeles y el segundo en Nueva York, según un artículo publicado por el diario The Hollywood Reporter.

En ese marco, Heather Kristin, antigua doble de Kristin Davis en 'Sexo en Nueva York', rompió el silencio, tras publicar un texto en 'The Hollywood Reporter' titulado 'Fui la doble de Charlotte en Sexo en Nueva York' en el que denunciaba haber sido acosada por un "macho alfa" a lo largo de sus cuatro temporadas de trabajo en la famosa serie que protagoniza Sarah Jessica Parker.

Sobe esa línea, Kristin reveló todos los detalles de cómo se manejaba el actor dentro del set. "Recuerdo su comportamiento tóxico demasiado vívidamente", sentencia sobre Chris Noth.

"La primera vez que el actor 'macho alfa' deslizó su mano por mi espalda y mi trasero me estremecí. Tenía veintitantos años y había trabajado como extra en platós de cine durante más de una década; nunca me habían manoseado. 'Este es tu lugar, cariño', dijo Noth acercándose aún más", recuerda.

Asimismo, Heather Kristin tampoco olvida un comentario de Chris Noth sobre la suplente de Cynthia Nixon: "Quiero que la aten, la amordacen y la traigan a mi motorhome". Tanto que ya entonces no podría reprimirse. "Cuando se acercó a mí levanté mis puños y dije 'este es mi espacio y el de ella'", rememora. "Él retrocedió, levantando dramáticamente las manos en el aire y dijo '¡dale, dale, pequeña dama!' Ni siquiera sabía mi nombre. Yo no respondí. El equipo se rió pero yo ya estaba harta", detalló.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig