Chicas de tapa – GENTE Online
 

Chicas de tapa

Actualidad
Actualidad

Los preparativos por los 38 años de GENTE tuvieron su punto de magia cuando
surgió la idea de juntar mujeres paradigmáticas para que vuelvan al estudio de
Editorial Atlántida a posar para la tapa. Un homenaje vital y de buenos
recuerdos. Así se armó esta producción y este reencuentro.

La primera que llegó fue Pampita con un bolso enorme: sacó un frasco de crema
humectante y se frotó el cuerpo para contrarrestar la cama solar que tomó para
estar dorada en el desfile de Giordano. Pidió su ropa y planificó detalladamente
el maquillaje. No se hicieron esperar Dolores Barreiro y Carolina Peleritti. Se
saludaron Pampita y Barreiro como si se hubieran visto hace poco y le contaron a
Peleritti que este año tienen mucho trabajo y que la temporada de invierno viene
a full. Todas tienen varios desfiles y comerciales. Carolina, por su parte, les
dijo que está muy feliz con el teatro (hace Porteñas, en La Plaza) y Resistiré
en Telefé. Quisieron a cualquier precio que Caro contara cómo sigue la novela,
pero nadie logró nada. Aprovecharon para hablar de la primera tapa, de su
primera tapa. Dolores suspiró y dijo: "Cuando me vi en la tapa de GENTE, me di
cuenta del momento que vivía. Estaba en Punta del Este y eso transformó mi
verano. Empecé a trabajar más todavía. En este país, si algo te cambia la
carrera es ser "¡la chica de tapa de GENTE!".

Lo de Pampita también fue emotivo: "El día que iba a salir por primera vez en
GENTE fui con mi papá a Pueyrredón y Libertador y esperé hasta la una de la
mañana, ahí ponían los carteles -los "chupetes" luminosos- con la tapa. Cuando
lo pegaron, no lo podía creer… La primera reacción fue sacarme una foto junto al
afiche. Así me hice conocida. Empezaron a llamarme para todos los desfiles. Esa
misma semana comencé a conducir El Rayo, junto a María Vázquez. A partir de
aquel día dejé de ser Carolina Ardohain y fui Pampita".

Cuando la reunión estaba en lo mejor, entraron Julieta Prandi y Natalia
Graciano, rubias, que venían charlando. Julieta le contaba intimidades de las
grabaciones de Arde Troya, el programa donde trabaja Matías Martin, novio de
Graciano, y al que acaba de incorporarse Julieta. Natalia fue saludada con mucho
cariño después de los problemas familiares por los que pasó este año. Anunció
que al día siguiente se iba de vacaciones a Miami con su hermana y aseguró que
cada día está mejor con Matías, su amor.

Ya juntas, les pidieron que contaran su primera vez. Julieta Prandi relató: "Mi
primera tapa en GENTE fue en hot-jeans. Hubo un casting en la editorial y me
eligieron. Era agosto de 2000, hacía apenas seis meses que trabajaba como
modelo. Compré cinco revistas y esa tapa fue mi book por mucho tiempo. Mi vida
cambió. Hice mi primer desfile con Giordano, campañas gráficas y me llamó
Francella. De un día para otro empecé a trabajar como actriz y dejé de andar en
colectivo
". Natalia Graciano (28), contó: "Mi primera tapa fue en el ´95. Tenía
20 años y cuando papá me vio en los carteles desparramados en toda la ciudad,
sintió un gran orgullo, y a todos sus amigos les decía
: 'Esa es mi nena'" .

Nicole Neumann vino con su peinador y su perra Luna, una terrier a la que todo
el mundo quería mimar. A los pocos minutos entró Raquel Satragno, que lucía una
pulsera comprada en Bahía, Brasil, con más de veinte dijes, cada uno con la
imagen de un santo. Todas la querían tocar en busca de suerte. Nicole la saludó
con muchísimo cariño y le anunció: "Ya decoré mi chacra, Raquel, me encantaría
que venieras a conocerla una tarde de estas. Tomamos un té y hablamos. Ahora que
estoy sin Matías tengo más tiempo"
. Raquel Satragno confesó: "La primera vez que
estuve en la tapa de GENTE era muy chiquita, tenía 16 años. No sabía que las
fotos que me habían sacado iban a estar en la tapa y verme fue una sorpresa. Me
divertía saber que muchos chicos pegaban esa foto en sus roperos"
. Nicole
Neumann se acuerda perfectamente: "Hice mi primera tapa de GENTE a los 12 años,
todavía estaba en la primaria y no era muy consciente de lo que se venía. Mis
compañeros de colegio me cargaban. Aquella tapa provocó escándalo por el tema de
las Lolitas y me hizo más conocida"
.

El camarín ya estaba en ebullición. Maquilladores, chicas, peinadores y
productoras corriendo, hablando, recordando y divirtiéndose. Andrea Bursten
entró con cara de agotada y contó que acababa de bajar del avión después de unas
vacaciones con su marido y su hija en Italia. Estaba fascinada con Porto Cervo,
Ischia y Taormina. A pesar del cansancio por las doce horas de vuelo, recordó:
"Tenía 23 años cuando hice la primera tapa de GENTE. Me sirvió para estar entre
las mejores modelos. Me ofrecieron trabajar en televisión pero no acepté. Me
encanta volver a este estudio, a este lugar, le tengo mucho cariño".

Cuando entró Teté Coustarot todas se arremolinaron a saludarla y ella las puso
al tanto de su vida: "Tengo una nieta divina de cinco años que se llama Sayi y
es la verdadera dueña de mi casa. Mi hija Josefina está bárbara, estudia yoga y
en breve podrá ser maestra de todas ustedes"
. Ella también contó que su primera
tapa le dio mucha alegría: "La hicimos en Mar del Plata con un bikini y una bata
de crochet blanca. Salí a caminar por Florida para ver la revista en los kioscos
y me emocioné mucho. Sentí que ya era una chica de GENTE y eso era un avance en
mi carrera".

Marisel Tuchtfeldt vino con sus hijas de 13 y 14 años que le pidieron autógrafos
a todas las amigas de su madre y escucharon atentamente cuando ella contó: "A
los 17 años hice mi primera tapa en Punta del Este, me descubrió un fotógrafo
mientras tomaba sol con mi familia. Desde ahí fueron siete tapas, no había
agencias de modelos como ahora. Aparecer en GENTE me hizo popular. Después se
abrazó con Ginette Reynal, que llegó corriendo y tenía que irse pronto a la tele

(trabaja en Canal 9 en Polémica en el bar). A los gritos confesó que estaba superemocionada de estar en el camarín con todas como en otra época y se acordó
de su primera vez: "Fue en los `80. Al verla me subió la adrenalina a mil. No
era como ahora, que muchas modelos salen en GENTE, antes los protagonistas de
las tapas eran hombres o mujeres de otras profesiones. A partir de ahí empecé a
trabajar en televisión".

Cuando entró Andrea Frigerio -con su marido, Lucas Bocchino- el ambiente se
animó aún más. Saludó a los gritos y en eso entró Araceli corriendo con su hija
Florencia. Venía vestida con un conjunto divino de camisa de encaje y pantalón
de seda negros que acababa de comprarse. En cuanto Andrea la vio con un
cigarrillo en la boca le dijo, maternal: "Ara, queda mal que una mujer tan linda
como vos fume
".

Ara: -Pero qué me decís… Si vos fumabas…
Andrea: -Sí, pero dejé. Me apliqué parches antinicotina, puse las energías en
Lucas y en la comida y, chau pucho.
Ara: -Yo no puedo. Estoy a mil con el programa y la fiesta de Flopy, cumple 15
años y estamos cuidando todos los detalles.
Andrea: -¡Qué nervios!
Ara: -No es momento para que deje de fumar.

Mirta Massa, que está divina, no quiso decir la edad y nadie dejó de preguntarle
por sus cuadros. Se quejó un poco porque el parate económico no le deja vender
mucho, pero sigue pintando todos los días. Después de reconocer que el premio
Miss Belleza Internacional que ganó en 1968 le dio mucho, aparecer en GENTE
significó fama y popularidad. Intentó en vano hacer publicidad en contra de las
cirugías estéticas. "No me hice ninguna y a las chicas de hoy les aconsejo que
no se hagan nada, porque después se desfiguran".
No hubo mucho quórum para el
tema y, además, entró como una tromba Lara Bernasconi con su carcajada
contagiosa y un vestido con tutú de tul negro y transparencias contando que
tiene una propuesta de programa para la tele europea. En realidad, todas querían
saber qué había pasado con el príncipe Felipe de Asturias, heredero de la corona
de España. Ella sonrió, cerró el pico e hizo mutis por el foro. Fue a
maquillarse a otro lugar. Nadie pudo sacarle nada, solo que sale con un
empresario que no es del ambiente y está feliz.

Ingrid Grudke, Sofía Zamolo y Débora de Corral llegaron sobre la hora y no
hacían otra cosa que dar besos y buscar su ropa, maquillador y peinador.

La verdad se completó cuando arribaron las dos divas rubias. Una recién llegada
de Italia, donde trabaja y triunfa. Valeria Mazza, acompañada por Alejandro
Gravier, se calzó un Versace auténtico y corrió a su lugar en el estrado. Lo
mismo Susana, que llegó volando, vestida, peinada y maquillada desde Martínez,
donde está el estudio en el que hace su programa de Telefé.

Miles de clics y de flashes. Y quedaron todas, juntas, para el recuerdo de los
38 años de la revista. Sobraron las promesas de volver a verse en otro
aniversario GENTE.

por Teresa Ferrari con Pablo Procopio y Analía Sivak
fotos: Santiago Turienzo, Christian Beliera, Diego Soldini, Diego García
producción de tapa: Fini Bencardini y Sergio Bárbaro
peinó: Juan Manuel para Roberto Giordano
agradecemos a: Natalia Antolin, Ricky Sarkany, medias Silvana y Class Life

Teté Coustarot, Andrea Frigerio, Dolores Barreiro, Marisel Tuchtfeldt, Carolina Peleritti, Déborah de Corral, Susana Giménez, Araceli González, Lara Bernasconi, Raquel Satragno, Ginette Reynal, Mirta Massa, Valeria Mazza. Andrea Bursten, Sofía Zamolo, Nicole Neumann, Julieta Prandi, Pampita, Ingrid Grudke y Natalia Graciano.

Teté Coustarot, Andrea Frigerio, Dolores Barreiro, Marisel Tuchtfeldt, Carolina Peleritti, Déborah de Corral, Susana Giménez, Araceli González, Lara Bernasconi, Raquel Satragno, Ginette Reynal, Mirta Massa, Valeria Mazza. Andrea Bursten, Sofía Zamolo, Nicole Neumann, Julieta Prandi, Pampita, Ingrid Grudke y Natalia Graciano.

Ingrid Grudke y  Julieta Prandi marcaron tendencia. Ingrid fue the body, el cuerpo del verano 2003. Julieta implantó la ingenuidad sexy.

Ingrid Grudke y Julieta Prandi marcaron tendencia. Ingrid fue the body, el cuerpo del verano 2003. Julieta implantó la ingenuidad sexy.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig