Charla a fondo con Erica García – GENTE Online
 

Charla a fondo con Erica García

Actualidad
Actualidad

Es directa: dice lo que piensa aunque al interlocutor le moleste. Sus frases son contundentes y pueden noquear al más ágil de los peleadores retóricos. Nunca tira la toalla. Admira profundamente a Sergio “Maravilla” Martínez. No tiene tabúes ni siente pudor alguno al quitarse la ropa para las fotos. Eso sí: Erica García (41) es extremadamente detallista. En una charla entre sábanas, la ex de Ricardo Mollo explica por qué quiere hablar de su llegada a la tele, cuenta más sobre su touch and go con Fabián Doman (51) y elimina todo sospecha sobre el hijo que –dice– está esperando: “Fue un mal entendido. Fabián no es el responsable de mi embarazo. Tuve que escribir un comunicado para sacarlo del medio”. 

¿Entonces quién es el padre? 

–Prefiero no decirlo. No quiero meter a esa persona. 

–¿El test de embarazo sigue dando positivo? 

–Sí. No estaba en mis planes, pero la noticia me emociona. Siento vértigo, y a la vez, mucha ilusión. 

–¿Cómo te sedujo Doman? 

–Fue un simple histeriqueo, un touch and go. Todas las mujeres hacemos eso, sólo que yo quedé expuesta. Nada grave. Tuvimos muy buena conversación con las otras dos personas (camareros) que compartieron un rato nuestra mesa. Luego entré en black out y no recuerdo más hasta el día siguiente. 

–¿Cómo fue el día después? 

–Eso lo recuerdo, pero prefiero olvidarlo. Me desperté y estaba desnuda en su cama. ¡No voy a volver a cometer el mismo error! 

–¿Estas situaciones te inspiran para componer? 

–Me interesa hablar de mi llegada a la TV. Estoy haciendo mis primeros pasos como conductora. Le está gustando mucho a la gente y a los productores, que sólo me imaginaban tocando la guitarra. Estoy muy contenta con esta faceta: vibro algo bueno. 

–¿Qué podés aportar? 

–Siempre me gustaron los late night shows. El estilo de Pettinato y el de Ellen De Generes, con entrevistas picantes, música, monólogos de humor y actualidad. Gastón Portal fue el primero a quien se le ocurrió que podía ser conductora. Hice el casting para RSM, con gente muy grosa, y me fue bien. Ese programa no salió, pero me dio la seguridad para en el verano aceptar el desafío de conducir dos meses La noche de C5N con Diego Moranzoni. Creo que puedo aportar frescura, diversión y una forma diferente de pensar. 

–¿Qué mujeres te representan?

–Admiro a Uma Thurman, Leticia Brédice, Susana (Giménez), Oprah (Winfrey), Cate Blanchett, Freja Beha Erichsen, Jamie Bochert... No sé si me representan, pero me hipnotizan.

–¿Por qué creés que tu perfil condice con el espíritu del Bailando?

–Porque estudié baile y porque las previas con Marcelo, con nuestro humor, serían desopilantes. Pero creo que buscan otro tipo de figuras. Igual, nunca se sabe. En la tele podés entrar, salir y volver a entrar en cualquier momento. El minuto a minuto es el rey, y yo lo amo. Cuando conduzco y me lo mandan por la cucaracha, soy feliz. Es como estar metiendo goles.

–¿Cómo serían esas previas?

–Yo te puedo divertir dos horas seguidas. Hablo de política y de todo. Puedo llevar mis bandas de jazz, de rock, de tango, bombos legüeros, bailar y tocar percusión y hacer solos de guitarra colgada de arneses. O musicales al estilo Beyoncé, Michael Jackson y también de Charly, IKV, Sandro y de artistas argentinos. Sueño con eso.

–¿Creés que generarías audiencia?

–Any Ventura me dijo que yo soy rating, con todo lo bueno y lo malo que puede implicar eso. Muscari opinó que sería un personaje ideal para el Bailando. Creo que por algo lo dicen. ¡Ojo! Panelista de Bendita también me encantaría. Admiro a Beto Casella y al grupo: son geniales.

–¿Con Doman conduciendo, cómo la ves?

–Por ahora no podría hacer nada con él, a menos que me emborrachen. Sólo me pasó una vez; dos, no. Ya le subí el rating a su programa cuando fui. Además, él mide poco.

–¿Hablamos de rating o de altura?

–¡De calibre! En las tres categorías mide igual...

–¿Te sentís con más sex appeal que a los veinte?

–Yo bebí de la misma sangre que Mick Jagger. Cada día que pasa tengo más levante... Así hasta los 120 años.

–¿Realmente nunca estuviste enamorada?

–No tengo idea. Yo la paso re bien... Eso debe ser ese estado: enamorada de la vida, de mi trabajo, de mis amigos, de mi vocación, de la ciudad, de la gente. Por eso no le doy tiempo al amor ni a conocer a alguien. Como me siento muy bien, no tengo una carencia afectiva que me haga buscar pareja.

–¿Hombres como quién te flashean?

–A mí un tipo no me sorprende ni por lo físico ni en la cama: sí su integridad, su estrella, su impronta en la vida. Si vamos a la impresión, uno de los que más agradezco haber conocido recientemente, y que guardo en mi corazón, es El Campeón, como le digo yo y todos: Sergio “Maravilla” Martínez. Es una hermosa persona, un iluminado en todos los sentidos.

–¿Vos sos buena peleadora?

–Soy un samurai de la palabra. El que se atreve a molestarme, sabe lo que le espera. 

 

Por Juan Cruz Sánchez Mariño

Fotos: Christian Beliera.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig