“Cerati tiene la voz más sensual de la Argentina, pero somos sólo amigos” – GENTE Online
 

“Cerati tiene la voz más sensual de la Argentina, pero somos sólo amigos”

Actualidad
Actualidad

Duerme como un flamenco. “Con una pierna extendida y la otra no”, confiesa. Y ocupa un solo lado de la cama, porque el otro está repleto de peluches que esperan ser reemplazados, algún día, por un hombre. “No pienso estar sola toda la vida”, dice.
Y la pregunta es obvia.

–¿Realmente estás sola? Porque el rumor de romance con Cerati es cada vez más fuerte.
–Sola... Con Gustavo somos amigos, nada más.
(Contengamos la repregunta por un rato).

Ella es María Fernanda Telesco (21), cantante, actriz y bailarina. Pero ahora, principalmente, cantante. Vive en Belgrano R con José Telesco (19), su hermano menor, en un departamento luminoso que no tiene cortinas. Su despertador es el celular. Lo primero que hace al dejar la cama es ponerse una bata color piel y desayunar a lo grande: café con leche, tostadas con queso crema y dulce de tomate, dos naranjas peladas y almendras. Cuando cocina, hace pollo a la cereza con ensalada de arroz y albahaca, y asegura que come “más que los hombres”.

¿Vida profesional? Los sábados a las once de la noche protagoniza Umo. Cabaret mágico en el teatro Molière, un recorrido multidisciplinario por distintos géneros del espectáculo, con dirección de Adrián Ferrán. En la tele se la puede ver todos los fines de semana, después de medianoche, en Magazine TV, como conductora de un programa de música y actualidad. Y en breve, para principios de noviembre, prepara su primera presentación en vivo como cantante. Después vendrá el disco, Pasando en limpio, que va a tener algo de soul, pop y baladas. “Ritmos negros, bien pesados, bien callejeros... pero con distorsiones y guitarras de rock... Canciones en las que hablo del amor, de mí, de la familia y de cosas imaginarias”.

–Hablemos de música... ¿Sale la actriz, entra la cantante...?
–Tuve necesidad de hacer algo mío, de ponerme a escribir canciones. Entonces paré las rotativas, y de a poco fui conociendo músicos que me orientaron mucho. Así formé la banda: Federico Bachman en batería, Santiago Alvarado en teclados, Gonzo Alfaro en bajo y Hugo Dellamea en guitarra.

–¿De qué se trata el disco?
–Pasando en limpio es la elección detallada y cuidadosa de las cosas que yo quiero mostrar de mí como cantante, actriz y bailarina.

–¿Un reposicionamiento después de una aparición que no fue la mejor?
–Claro, porque hay demasiada información en todos lados. Esta es la primera fase para mostrarme, para contarle que canto a la gente que no me conoce.

–¿Miedo a los prejuicios?
–No. Prefiero pedir perdón antes que pedir permiso. Es como en la vida: vení, lanzá la mercadería a la mesa y vemos lo que hay... Después, si gusta o no, es otra cosa...

–¿Referentes?
–Gwen Stefany, Beyoncé, Mariah Carey, Cerati, y muchos más.

–¡Reaparece Cerati! ¿Ni amigos con derecho con Gustavo, siquiera?
–Nada. Es la primera vez que elijo estar sola, y eso se trasmite en mi trabajo. Gustavo me parece uno de los productores más inteligentes a la hora de componer música y letra, y además es dueño de la voz más sensual de la Argentina. Pero somos amigos.

–¿Y esa voz no te seduce?
–Hoy por hoy, lo único que me seduce son las posibilidades infinitas que tengo con mi música, y el empezar algo nuevo en mi carrera artística.

–¿No hay lugar para un hombre?
–Creo que el lugar se lo tiene que ir abriendo el sexo opuesto, y este año nada ameritó una relación.

–¿Ni Gustavo?
–No... Pero de todos los romances que me inventaron, éste es el más afín a mis gustos. Por la voz, por la carrera que hizo, y por compartir la pasión por la música. Además, es claramente un referente.

–Bueno, ya que estás sola... ¿qué hay que hacer para seducirte?
–Invitarme a comer suma muchísimo. Amo descubrir restaurantes, lugares nuevos para comer algo rico, y además me encanta todo el ritual: entrada, plato principal, descorchar el vino, las velas...

–Invitarte al zoológico no es buena idea...
–Guarda, un Temaikén también puede andar bien… Hay que variar. Pero lo importante es que sea claro y directo en lo que busca. Si querés algo vamos de lleno, y tenés que tener las fuerzas necesarias para bancarte la que sea.

–Que vaya al grano, así de una…
–No, ¡ojo! Soy bastante chapada a la antigua, y súper romántica en los pasos previos a un beso, a pasar una noche juntos... Me encanta todo el preludio. Soy una artesana del antes... Es lo que más disfruto y más hago disfrutar.

–¿Y después de la intro?
–Al amor lo tomo así: vamos, y si vamos... vamos con todo, con toda la artillería pesada. Sin vueltas ni medias tintas.

–Tengo la sensación de que en esta nota no me dijiste toda la verdad.
–No seas así... Fui sincera...

–¿Acaso nunca mentís?
–A veces, cuando tengo un objetivo. Pero nada grande: cosas chiquitas, mentiras piadosas. Por ahí, maximizar algo que fue más chiquito... Nada grave.

–¿Y sos desconfiada?
–Desconfío de las rubias. Me parece raro que sean inteligentes. Y de los ojos claros... No sé, los siento poco transparentes, no les encuentro el tinte de expresión verdadero. Me gusta la gente que es intensa, que mira de frente, con profundidad.

–Digamos, la gente que no se toma la vida con soda...
–Ja, ja, ja… Exactamente eso. Una buena mezcla de rock y sensualidad, abrazada al saxo, mostrando sus hipnóticos 90-58-90. “<i>Hay muchas maneras de seducir. A veces, con una pestaña y un hombro alcanza...</i>”, dice.

Una buena mezcla de rock y sensualidad, abrazada al saxo, mostrando sus hipnóticos 90-58-90. “Hay muchas maneras de seducir. A veces, con una pestaña y un hombro alcanza...”, dice.

“<i>No tengo miedo de que mi música no guste. Prefiero pedir perdón antes que pedir permiso. Es como en la vida: vení, lanzá la mercadería a la mesa y vemos lo que hay... Después, si gusta o no, es otra cosa</i>”.

No tengo miedo de que mi música no guste. Prefiero pedir perdón antes que pedir permiso. Es como en la vida: vení, lanzá la mercadería a la mesa y vemos lo que hay... Después, si gusta o no, es otra cosa”.

“<i>Soy bastante chapada a la antigua y súper romántica en los pasos previos a un beso, a pasar una noche juntos... Me encanta todo el preludio, soy una artesana del antes... Es lo que más disfruto y más hago disfrutar</i>”.

Soy bastante chapada a la antigua y súper romántica en los pasos previos a un beso, a pasar una noche juntos... Me encanta todo el preludio, soy una artesana del antes... Es lo que más disfruto y más hago disfrutar”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig