Cecilia Bonelli quiere el varón – GENTE Online
 

Cecilia Bonelli quiere el varón

Actualidad
Actualidad

Los Bonelli-Cvitanich llegan bolso en mano. Son una familia rodante, que en los últimos años saltó de La Boca a la bellísima Costa Azul francesa y luego se instaló un año en México. Pero, como es costumbre, Mar del Plata siempre tiene un lugar en sus agendas. Aunque sea un ratito.

Ahora, con motivo de participar en el Alcatel Reef Classic 2016, Chechu, Darío, Lupe y su pequeña (pequeñísima) beba llegaron invitados a ese evento y se quedaron un par de días. Hoy surcan la arena de Honu Beach, uno de los paradores más chic del Sur de La Feliz. La beba se llama Carmela, el 20 de enero cumplió su primer mes de vida y ya conoció la playa.

Hoy estoy mucho más canchera que cuando fui mamá primeriza. Con Lupe ni loca hubiese venido al mes a la playa. Obviamente que nos autorizó el doctor. Pero teníamos ganas de salir y pasear un poco, porque durante el embarazo estuvimos mucho tiempo encerrados”, cuenta Cecilia Bonelli (30), que en pocos días estará otra vez entre valijas, aeropuertos y aviones.

Es que esta familia –ahora– tipo ya tiene nuevo destino. ¿Próxima estación? La Florida. Darío Cvitanich (31) continuará su carrera en el Miami FC, de la Major League Soccer de los Estados Unidos. “Aunque me voy a tener que ocupar mucho de las gorditas, la idea es que yo consiga la visa. En México trabajé hasta que me lo permitió la panza. Y Miami es un mercado con muchos latinos: quién te dice que no la peguemos y nos quedemos allá. Pero el primer año quiero estar con Carmela.”, explica Bonelli.

CON VISA DE TRABAJO. Apenas un mes después de dar a luz, Chechu no pudo volver al gimnasio ni meterse al agua, pero la recuperación de su cuerpo fue increíble. Tanto que, una semana después del nacimiento de Carmela, la modelo subió a las redes sociales una imagen que levantó comentarios de todo tipo: “Me pareció bueno subir la foto porque, a semanas de haber parido, me sentía bien. Y está bueno aceptarse después de haber tenido familia, con la raya negra en la panza, que es una marca hormonal que tenemos las embarazadas. Obviamente yo sé que tengo facilidad para bajar y me recompuse rápido. Pero bueno, siempre hay un poco de polémica. Que si estás flaca, que si estás gorda...”. Dice Chechu que subió 16 kilos con su embarazo, mientras ordena un sándwich de milanesa completo y agrega: “Eso, para que no digan que no me alimento”.

Mientras charla con nosotros, la beba que lleva 720 horas en este mundo reclama su dosis de lactancia y Lupe (3) pide un plato de pastas. La familia se completa con Mónica, la niñera. “Moni es como una tía, una más de la familia. Lupe la bautizó Baba. Ella nos acompaña a todos lados y es una gran ayuda y compañía: cada vez que nos quedamos solas porque Darío concentra, dormimos todas en el mismo cuarto, porque soy medio miedosa”, explica la modelo, que en sus dos experiencias tuvo partos más que placenteros.

Con Lupe fueron cinco pujos; con Carmela, apenas dos”, cuenta. Entonces interviene su marido: “Cuando nació Lupe, hasta pedimos pizza con las parteras. Y a mí me dejaron cortar el cordón. Ahora con Carmela también lo filmé”.

Lejos de lo que fantasea su mujer, el futbolista tiene bien claro su futuro: “Cuando terminemos el contrato, volvemos a la Argentina”. A lo que Cecilia se suma rápidamente: “Sí, claro. Y cuando estemos acá, las nenas van a ser grandes y me quiero dedicar a full a trabajar. Espero que el cuerpo me acompañe”. ¿Piensan buscar un tercer hijo? “Si me aseguran el nene, firmo”, dice ella. “Tengamos otra nena, ¡a mí me encantan!”, pide Darío ante la mirada de Lupe. El tiempo dirá...

Cecilia y Darío levantan a Lupe, su hija mayor, que nació en Francia y vivió en México. El 20 de diciembre llegó Carmela, que descansó toda la tarde en su huevito, bajo la sombra de un toldo.

Cecilia y Darío levantan a Lupe, su hija mayor, que nació en Francia y vivió en México. El 20 de diciembre llegó Carmela, que descansó toda la tarde en su huevito, bajo la sombra de un toldo.

La pareja jugó con Lupe cerca del mar, mientras Carmela quedaba al cuidado de Baba, la niñera que acompaña a la familia a todos lados y también viajará a Miami con ellos.

La pareja jugó con Lupe cerca del mar, mientras Carmela quedaba al cuidado de Baba, la niñera que acompaña a la familia a todos lados y también viajará a Miami con ellos.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig