“Cayetano todavía no me vio desnuda” – GENTE Online
 

“Cayetano todavía no me vio desnuda”

Actualidad
Actualidad

“No, no... Yo salgo solo por acá”, se escucha en el pasillo del teatro Holiday a Cayetano (Nicolás Cajg –según su DNI–, 34), que como un adolescente planea junto con Silvina Escudero (29) cómo escapar de los fotógrafos. Después camina por la peatonal de Carlos Paz y se pierde entre la gente, que todavía no lo reconoce. En un momento se detiene y habla con GENTE. Bueno, “habla”... Apenas repite la muletilla que dijo en la sala donde vio a su “¿?” en Viaje de locura (que marcha segunda en recaudación): “Yo vengo a Carlos Paz desde chiquito. Con Silvina nos conocemos hace mucho, pero no somos novios. Tenemos buena onda. Ya la vine a ver dos veces al teatro. ¿Pero sabés que no me gustan estas cosas, no estoy acostumbrado? Si querés, hablamos de fútbol”, dice el hincha de Atlanta, co-conductor de Perros de la calle (radio Metro) y Arena Mix (por Fox Sports junto a Maxi Palma). Entonces, calificar la relación ¿cómo? (sí, como un gran signo de pregunta) no es ocioso.

A ver: el muchacho es el segundo fin de semana (de cuatro) que viene a visitar a su chica, y tras escapar del teatro el sábado por la noche, se tomó un taxi y se zambulló en Residencias del Lago, el barrio cerrado donde vive ella. Y ahí lo sorprendió el domingo. Entonces, ¿cómo llamar a esta relación? ¿Amigos con privilegios? A ver qué dice Escudero, que levantó a su primer perro de la calle en esta misma ciudad hace nueve años, y aún conserva esa mascota, llamada Gitana.

–Matías Alé, Tacho Riera... Novios todos conocidos.
–Sí. Tiene que ver con el ambiente en que me muevo. No tengo mucha vida social. Trabajo mucho, gracias a Dios. No salgo, y si lo hago, son comidas con amigas. Si trabajara en una veterinaria, como tiempo atrás, capaz saldría con alguien que se dedica a los animales.

–Y ahora, Cayetano.
–Eso es algo que se está diciendo. ¿Parece, no? (ríe) San Cayetano está con nosotros: somos la comedia más vista.

–Sí, sí, pero... ¿qué onda con él? ¿Salen?
–Me llevo muy bien. Pero... Quiero resguardar mi vida íntima, aunque sé que todos quieren saber.

–Ok, no decís que no. ¿Desde qué lugar te enganchó Cayetano?
–Me gusta en un hombre: que sea divertido, rápido... Para mí, hay que ponerle humor a la vida.

–Saliste con hombres que a las mujeres les entran por los ojos... ¿Lo físico ya no es importante para vos?
–El físico atrae, es el estuche con que uno nace, y algunos somos más favorecidos que otros, pero la inteligencia enamora. No se puede mantener una relación larga sólo por el exterior. Estoy en una etapa de la vida donde lo importante es lo que se lleva adentro de ese estuche, a nivel mental, psíquico, de compromiso. Así se puede tener una relación larga. Tengo una edad en la que estaría bueno encontrar una pareja con quien compartir toda la vida. Mi hermana (Vanina) se casó hace cuatro años.

–Es una suerte de reclamo familiar: “Silvina, casate”...
–Pero me cuesta enamorarme. Para mí no existe el amor a primera vista. Sí el “¡qué bueno está!”, pero la palabra “amor” es muy fuerte. Requiere de tiempo. Hace ya un año que corté mi última relación. Y conocí personas, pero no me volví a enamorar. Fijate que mis últimos novios no tienen demasiado que ver entre sí. Tampoco tengo un physique du rôle. El denominador común, como te dije, es que eran divertidos y buenas personas. Me gustan los hombres inteligentes, educados, generosos, de buena familia. A medida que pasa el tiempo, voy poniendo el ojo en lo más importante. Hoy busco una pareja que me complemente y me haga feliz.

–¿Y eso lo reúne Cayetano?
–Ah, no sé. Lo decís vos...

–Yo no lo conozco, vos sí.
–Bueno... Sí, por supuesto, es una persona que tiene esas características. Pero ¡no estoy en una relación ni de novia con él! Si eso querés saber, no. Estoy en Carlos Paz abocada al trabajo. Mi mamá me decía: “El que tiene una tienda, que la atienda o si no, que la venda”. Hasta marzo estoy acá. Por ahora no tengo tiempo de tener una tienda. Después, seguramente sí lo tenga. Cuando uno está lejos es diferente.

–¿Seguro que Cayetano todavía no te vio desnuda?
–Es así. No me vio.

–Recuerdo la canción de Joe Cocker: “Puedes dejarte el sombrero puesto”...
–Jaja... No, no, no... Lo más desnuda que me pudo ver Cayetano es en un video de ShowMatch.

–Vos podrías salir con un empresario poderoso. ¿Qué te sugiere la frase “billetera mata galán”?
–Jaja, ¡Nooo... nada! Nunca me pasó eso de salir con un empresario, y sería difícil que estuviera con alguien así. A mí me gusta llevar las riendas de mi vida.

–¿Y de las relaciones también?
–No sé. Es como con un caballo: cada uno debe llevar una rienda y tirar un poco y un poco. Pero por supuesto que no. En la mayoría de mis noviazgos, yo ganaba más plata. Pero sí quiero que sea trabajador y quiera ser el mejor, sea conductor, actor, músico, periodista o veterinario.

–O, ponele, que haya empezado hace poco un programa en Fox Sports...
–Ponele, jajaja...

–La última: ¿con Cayetano da para darse?
–Jaja... Como dicen en Perros de la calle, “¡agua! ¡agua!” ¡Salvame, Andy!

Sumergida en las aguas cristalinas y cálidas del río Los Chorrillos, una más que sensual Silvina Escudero asegura: “Busco una pareja para compartir toda la vida”.

Sumergida en las aguas cristalinas y cálidas del río Los Chorrillos, una más que sensual Silvina Escudero asegura: “Busco una pareja para compartir toda la vida”.

“Me gustan inteligentes, educados, generosos, de buena familia. Voy poniendo el ojo en lo importante. Busco una pareja que me complemente y me haga feliz”

“Me gustan inteligentes, educados, generosos, de buena familia. Voy poniendo el ojo en lo importante. Busco una pareja que me complemente y me haga feliz”

No sólo es el nombre de la obra donde trabaja Silvina. Así fue el viaje que hizo el fin de semana Cayetano para verla. Llegó y la fue a ver al teatro en la noche del sábado. Se ubicó en el superpullman junto a un amigo, miró la obra muy serio y después quiso jugar a las escondidas para no ser descubierto, escapando por otra puerta. Parece que, en algunos círculos, demostrar amor no es cool.

No sólo es el nombre de la obra donde trabaja Silvina. Así fue el viaje que hizo el fin de semana Cayetano para verla. Llegó y la fue a ver al teatro en la noche del sábado. Se ubicó en el superpullman junto a un amigo, miró la obra muy serio y después quiso jugar a las escondidas para no ser descubierto, escapando por otra puerta. Parece que, en algunos círculos, demostrar amor no es cool.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig